Ay, los Cáceres

Picotazos Avatar

El eterno aspirante a alcalde, Luis Cáceres Velásquez, se presentó al local del Jurado Electoral Especial pretendiendo intimidar a su presidenta con gritos y actitudes matonescas. Como le cerraron la puerta, no se le ocurrió mejor idea que lanzar billetes de 5 dólares (no 50, sino 5) a los empleados, repitiendo aquella vergonzosa escena en el Congreso del año 2000, cuando fue a él a quien le tiraron sencillo como muestra de repudio a su transfuguismo pagado por Montesinos, hecho por el que recibió una condena en firme.

Y el aspirante al Gobierno Regional, subestimando la inteligencia colectiva, apareció hoy en un diario local, comiendo de la mano de quien lo denunció hace más de un mes por violación sexual, quien explica que habría sido extorsionada. Lo único certero en este caso es que nunca se sabrá que fue lo que realmente ocurrió entre ambos, pero es igualmente certero que nadie se traga el cuento electorero de que ahora son una «pareja feliz». Y más bien, da pie a todo tipo de especulaciones sobre un oscuro «cuento».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE