JNE vs. JEE

Picotazos El Búho

Con la resolución del JNE que rehabilita la candidatura de Yamila Osorio, suman nuevamente 18 los candidatos al gobierno regional, con la duda de la permanencia de Marco Falconí; y 14 candidatos a la alcaldía provincial, con Luis Cáceres en duda, la renuncia de Henry Guillén, y la confirmación del retiro de Hipólito Chaiña, Alejandra Aramayo y Amparo Quispe.

Contra las denuncias de apristización del JEE, resulta que los únicos candidatos excluidos y confirmados por el JEE son los consejeros regionales y la lista completa al municipio provincial de «Vamos Arequipa», alianza entre el Apra y Juntos por el Desarrollo del Sur. Todas las demás fueron rehabilitadas, incluidos los consejeros del PPC. El retiro de los consejeros regionales de Solidaridad Nacional, así como el de la candidata Amparo Quispe no fue apelada; y el caso de Aramayo ya no dependía del JNE. De modo que esta denuncia no parece tener sustento en los hechos.

Lo que sí ha quedado claro es la falta de unificación de criterios entre el JNE y el JEE que ha distorsionado por completo el proceso electoral, pues a menos de un mes de los comicios, la lista de candidatos aún no es definitiva. Del tenor de las resoluciones se desprende que el criterio del JEE no fue arbitrario, pero sí estricto y legalista, limitándose a resolver las tachas según las normas; en cambio el JNE aplicó un criterio más amplio, tolerante e interpretativo, lo cual debió ser coordinado con los jurados especiales antes, no a través de resoluciones tardías. ¿Cuál es el sentido de las normas, entonces?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE