Viceministro Quintanilla: «masificación del gas en el Sur es un hecho»

Noticias El Búho

Edwin-Quintanilla-Acosta

“El gasoducto sur peruano es una realidad y la masificación del gas es un hecho”, dijo enfático el viceministro de energía, Edwin Quintanilla, tras su exposición sobre este proyecto en el evento CARA 2014; aunque luego tuvo que admitir que las primeras conexiones domiciliarias estarían listas recién en el año 2016, las que sumarían 1,400 en Arequipa, esperando llegar a la meta de 40 mil, a fines del año 2022.

El optimista discurso se basó en varias cifras como esta última, sin precisión del tiempo como que el gasoducto estaría construido a fines del 2017, en lugar del 2019 como está previsto en el contrato con el consorcio que integran Odebrecht y Enagás. Entre tanto, dijo, usaremos el “gasoducto virtual” refiriéndose a que se abastecerá a los primeros usuarios con gas licuado que será transportado por vía terrestre en cisternas, según el contrato que el Estado tiene con la empresa Fenosa.

El gasoducto requerirá una inversión de 3 mil 600 millones de dólares y se espera que abastezca a las poblaciones de Apurímac, Puno, Arequipa, Cusco, Moquegua y Tacna, además de permitir la creación de un Nodo energético y el Polo petroquímico en Matarani e Ilo.

Quintanilla informó que actualmente en la costa peruana ya hay 200 mil conexiones domiciliarias de gas, habiendo 30 mil en 2010, esperando que hacia el 2022 haya 64 mil familias conectadas al gas natural en el Sur. Explicó que en lo que demore todo este proceso, convivirán las formas de abastecimiento a través de estaciones de gas natural, cuando llegue el gasoducto y gas licuado que será traído en camiones.

Uno de los usos que se prevé es la generación de electricidad, con un aporte de 1 500 megavatios entre los años 2014 al 2017, mediante centrales térmicas en Mollendo e Ilo. Luego, el objetivo es consolidar el polo petroquímico que empleará el gas para uso industrial de una gran variedad de productos. Otros consumidores del gas serán las industrias cementeras y mineras del sur.

Entre tanto, el conflicto en Kepashiato, La Convención, ya ha cobrado 2 muertos tras la protesta contra el modelo de adjudicación para la construcción del gasoducto, lo que supuestamente no beneficiaría a esta provincia cuzqueña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE