Benedicto Jiménez: De héroe a villano. La caída del “sheriff” en Arequipa

Destacados Noticias El Búho
Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

“La captura del siglo” se denominó la serie de televisión en la que se inmortaliza a los protagonistas de aquella impecable operación que un 12 de setiembre de 1992 (sábado por la noche), encabezó el entonces coronel PNP, Benedicto Jiménez Bacca, y que terminó con el encarcelamiento (hasta hoy) del hombre más temido de entonces, el jefe terrorista Abimael Guzmán, causante indirecto de miles de muertes de peruanos.

Ayer, sábado por la noche, un gigantesco operativo policial y movilización posterior, dirigida por el ministro Daniel Urresti (llamado en los medios “figurrestti”, lo capturó en medio de gran despliegue, al día siguiente de la interpelación del Ministro del Interior, en el Congreso de la República.

La intervención se produjo en el terminal terrestre, pasadas las 3 de la tarde, cuando un Benedicto Jiménez sin bigote, con el pelo negro, capucha y gorra, se aprestaba a comprar un pasaje con destino a Puno, desde donde, presuntamente, fugaría a Bolivia.

Agentes de inteligencia lo detectaron a través de escuchas telefónicas, días antes, en la casa de un familiar, en el distrito de José Luis Bustamante y Rivero. Luego de ser detenido, fue trasladado a la 11° Dirección Territorial de la Policía, cuya sede está en el distrito de Yanahuara. Estuvo en la oficina del general Miguel Villanueva Benavides, jefe de la Dirterpol Sur, luego lo llevaron a Medicina Legal para ser examinado y, cerca de las 2 de la madrugada fue trasladado a Lima.

En ese trayecto, sólo emitió una frase: “soy un procesado político que goza de la presunción de inocencia”, dijo. Su abogada, había advertido a los medios de Lima que si el Ministro del Interior pretendía presentarlo ante la prensa, cometería un delito y sería denunciado, dado que el nuevo código procesal prohíbe este tipo de exhibiciones públicas, precisamente, por su condición de procesado. Urresti debió regresar a Lima, sin prensa.

benedicto-jimenez-juzgado

Benedicto Jimenez, en el juzgado, en julio de esta año, antes de que le cambiaran la orden de comparecencia por la de detención

¿Quién es Benedicto Jiménez, el “sheriff”?

Nació en Ica, 7 de mayo de 1953. Fue un destacado detective perteneciente a la antigua Policía de Investigaciones del Perú y pasó a la situación de retiro con el grado de Coronel PNP. Su mayor logro fue haber dirigido el Grupo Especial de Inteligencia de la DINCOTE-PNP, la operación que capturó al cabecilla terrorista Abimael Guzmán Reynoso, en 1992.

Luego se vio envuelto en una guerra sin cuartel con quien fuera Jefe de la Policía entonces, Ketin Vidal, otro héroe caído en desgracia, con quien se disputó incluso en un tribunal judicial, la gloria y el reconocimiento por esa captura.

jimenez-pelo-negro

Se desempeñó como jefe del Instituto Nacional Penitenciario – INPE renunciando a la jefatura tras el escándalo de los correos electrónicos que supuestamente lo vinculaban con el sentenciado Fernando Zevallos.

Luego se convirtió en político. Postuló a la alcaldía de Lima, como representante del Apra en 2006, tras haber postulado también como congresista. Se tituló de abogado y comenzó a ejercer el periodismo a través de su revista “Juez Justo”, la que habría servido para amedrentar a jueces, fiscales y periodistas que investigaban a su socio, también prófugo y presunto cabecilla de una red mafiosa sin precedentes, Rodolfo Orellana. Esa es la razón de su actual situación judicial.

Desde que hace muchos años, fue apodado el “sheriff” por el aspecto que adoptó, Jiménez ha cambiado varias veces de apariencia. Ya estuvo detenido hasta en dos ocasiones, pero ésta vez puede ser la definitiva, y él lo sabe.

Video: La captura de Abimal Guzman

¿Cómo así esta historia termina de este modo?

Para el ex ministro del Interior, Fernando Rospigliosi, la policía tardó en capturarlo porque Benedicto Jiménez es un experto en estos casos de seguimiento y por sus conexiones con la policía, la fiscalía y el Poder Judicial, con hombres de estas instituciones que lo habrían estado protegiendo.

Opinó que torció su rumbo desde que entró en asociaciones de redes de corrupción. “Se frustró al no tener el reconocimiento que él creía merecer y desde ahí entró en una búsqueda de dinero”, dice.

Benedicto Jiménez llega a Lima a las 3 de la madrugada

Benedicto Jiménez llega a Lima a las 3 de la madrugada

El congresista Víctor Andrés García Belaunde calificó de “Pablo Escobar Peruano” a Benedicto Jiménez, señalándolo como el encargado del “trabajo sucio” de la red de Orellana.  Se corrompió al “marearse por la fama” de haber sido parte del grupo del GEIN que capturó al líder de Sendero Luminoso, opinó.

Este podría ser el fin de su historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE