[REPORTAJE] Protestas contra Sedapar, preludio de una verdadera «guerra del agua»

Destacados Noticias El Búho

 

La “Revolución Cuchara”, se denomina la serie de manifestaciones y protestas pacíficas que un grupo de ciudadanos de Arequipa ha iniciado a favor del cuidado y la preservación del recurso más valioso para la vida, como es el agua.

Con ollas, sartenes, carteles, cucharones y hasta botellas de plástico en mano un grupo de manifestantes inició esta acción la noche del miércoles en la plaza de armas y algunas calles céntricas.

La protesta ya no es sólo contra el agua potable fétida que distribuye Sedapar, empresa que no ha hecho nada por solucionar el impasse, sino que se solicita a las autoridades un plan efectivo de cuidado y preservación del agua. Esto incluye la reorganización de Sedapar y evitar que sigan brindando un mal servicio con el fin de justificar su privatización.

Varios colectivos se han agrupado en esta protesta y vienen alertando de la posibilidad de que la empresa sea privatizada para favorecer a las compañías mineras que requieren el recurso para garantizar sus operaciones, cuando Arequipa comienza a sufrir a escasez de agua, ya que se encuentra en un desierto y el cambio climático la está afectando severamente.

Ante la fetidez del agua potable, la presidenta de Conrede, María Elena Guillén, es quien lidera la protesta señalando la necesidad de declarar en emergencia el servicio básico al ponerse en riesgo la salud. Ante esta manifestación, la empresa de saneamiento le ha enviado una carta notarial para exigirle que desmienta esta afirmación, lo que ella no hizo, por lo que la empresa inició una querella judicial contra la Decana del Colegio de Químicos Farmacéuticos de Arequipa. Aquí cuando junto a la alcaldesa en funciones, Paola Carpio, inició el primer cacerolazo. Ver video en:

http://youtu.be/1yOHwTOCJ04

candy-paola-se-levanta

María Elena Guillén y Candy Paola Carpio

Pero esa no es la única arista del problema. Lo que el inmanejable problema de la fetidez del agua potable ha puesto al descubierto es la precariedad del sistema regulado de represas de la cuenca del Chili, pues no sólo hay problemas de falta de mantenimiento de la represa El Pañle, donde los numerosos criaderos de trucha estarían ocasionando la proliferación de algas que causaron el mal olor; sino que hay represas que están deterioradas o a punto de concluir su vida útil, como es el caso de Aguada Blanca, y no se ha tomado previsiones para enfrentar la contingencia de su colapso. Esto incluye, además de la prevención del desastre, la posibilidad real de quedarnos sin sistema regulado.

Además, la represa El Fraile, presenta una fractura hace varios años, lo que impide que se pueda almacenar allí la totalidad de capacidad de la represa. Finalmente, la represa de Pillones, que se construyó conjuntamente con la minera Cerro Verde, debe entregar a la mina el 60% de su volumen almacenado, lo que es, en realidad, el volumen útil, pues el resto solo sirve de “colchón” y no se puede utilizar por limitaciones técnicas.

El especialista José Portocarrero, quien fue candidato al Gobierno Regional por el Frente Amplio, en la pasada elección, habla de un venidero apocalípsis hídrico. Ver minutos 3:40 a 5:40 del video en

http://youtu.be/1a5UaErKq7Q

sobre apoclípsis hídrico

Por último, está el tema aún pendiente del convenio marco entre Sedapar y la minera Cerro Verde para la entrega de la totalidad de aguas servidas para uso de la empresa, una vez tratada en la Planta de Tratamiento La Enlozada, lo que ha sido denunciado como desventajoso para la empresa de saneamiento por varios alcaldes, sin que la administración actual preste atención a las denuncias.

El tema estuvo envuelto en un escándalo el año pasado por el descubrimiento de la firma de 5 convenios específicos, sin conocimiento de la Junta de Accionistas y a sola firma del Gerente de Sedapar, Xavier Zagaceta, sobre cuyo profesionalismo cunden las dudas. Pueden leer más sobre este “gerente” en el siguiente artículo de Mabel Cáceres. INDI-GESTIÓN, leer artículo en

http://elbuho.pe/2013/12/07/indi-gestion/

gerente de Sedapar

Xavier Zagaceta solo bebe agua mineral

Ahora varios especialistas vienen alertando sobre la posibilidad que el problema del agua fétida haya sido artificialmente creado para justificar la privatización de la empresa, donde el primer postor sería nada menos que Cerro Verde.

¿Usted qué cree?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE