¿Voto blanco o nulo?

Picotazos

La legitimidad del voto blanco o nulo es una antigua discusión y, salvó posturas interesadas que en verdad representan el statuo quo, hay consenso en que no sólo se trata de una opción legítima, legal y coherente, sino también efectiva. Según contempla la ley, de registrarse un 30% de votos viciados o nulos en una elección, ésta debe anularse y convocarse a nuevas elecciones.

Ante la percepción de los intereses que representan los candidatos que pasaron a una segunda vuelta en la elección regional (acuerdo con mineras y continuismo), es válido el voto nulo y el blanco aunque este último no tiene efectos concretos. Si de responsabilidad cívica se trata, ¿es responsable votar siempre por el mal menor?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE