¿Provincia o país del primer mundo?

Columnista invitado

Extraño el título del CADE 2014 “Hagamos del Perú un país del primer mundo”. Justamente en el momento en que se hace patente el derrumbe del crecimiento impulsado por el modelo primario exportador -empezaron el año pronosticando un 6% y ahora dicen que será 2.6%-  los organizadores de CADE nos proponen un país desarrollado como el reto fundamental de cara al bicentenario del 2021. El problema por supuesto, a tenor de las exposiciones planteadas, no lo encuentran en el modelo económico sino en la corrupción, el crimen organizado, la educación, la descentralización, la infraestructura, el sistema judicial; a lo sumo se refieren a la facilitación de inversiones o la diversificación productiva. En suma, parafraseando a Kundera, el problema está en otra parte. 

 ¿Cómo entender esta ceguera en un momento de agotamiento del modelo extractivo? Recuerdo CADE 2010 en el Cusco, a donde fui acompañando al entonces candidato Ollanta Humala. Para sorpresa de todos, los organizadores del momento habían traído al economista norteamericano Michael Porter, insospechable de cualquier radicalismo anticapitalista, que ya en esa coyuntura señalaba que el modelo económico alcanzaría su techo y que le urgía al Perú una modificación del mismo promoviendo la manufactura y las cadenas de valor. Curiosamente, tanto la crítica como las recomendaciones, se acercaban mucho a lo que en ese entonces planteaba el candidato Humala y su Programa de la Gran Transformación. ¿Qué pasó entre el 2010 y el 2014 que el mismo CADE pasó de dudar a nuevamente santificar el modelo, a pesar del patente agotamiento?

Pues muy sencillo, la ausencia hoy de un desafío al control casi total de la economía y la política por parte de los grandes empresarios, luego de la defección de Humala, su captura por estos mismos grandes y la incapacidad, hasta el momento, de otra oposición al modelo neoliberal. Tan en control se sienten que Pablo de la Flor en el discurso inaugural le toma la lección al gobierno y dice que entre el anterior CADE 2013 y ahora se ha avanzado en tres de las siete metas que CADE propuso, claro en ministerios colonizados por sus partidarios como economía, salud y educación. Esta cortedad de miras, porque el debate hoy no es ideológico sino empírico ya que las cifras del agotamiento las manejamos todos, tiene que ver con la pobreza de nuestras élites más interesadas en el corto plazo de sus bolsillos que en el largo plazo del Perú.

Por ello, es difícil creer que piensen en nuestro país como en uno del primer mundo, algo prácticamente imposible con esta forma de crecimiento económico. A lo que se deben estar refiriendo es al Perú como una provincia del primer mundo, es decir, como lo que realmente somos, una entidad dependiente de los grandes poderes mundiales, especialmente de los Estados Unidos. Este planteamiento equívoco de CADE 2014, a la luz del devenir del propio modelo, ratifica una vez más la confusión que ha habido históricamente en la visión del país por parte de los que mandan. Cuando dicen Perú no se refieren a país independiente, sino a una entidad que considera indispensable someterse a otros, más poderosos, para desarrollarse.

3 respuestas a “¿Provincia o país del primer mundo?”

  1. Juan Quispe dice:

    Primero tiene que ser de segundo mundo. Aurita es de tercer mundo.

  2. guachiman dice:

    N-veces el modelo estractivo …

    NO..!..el cuentazo que ya lleva 5 siglos…y el perú sigue arrastrandose en los ultimos lugares de la civilización.

    Sin invercion en ciencia y tecnologia el Peru seguira siendo un peon de la hacienda internacional…

    Estos individuos tiene el ejemplo, de china de singapur…pero MANAN!!! ..no entienden!!!… LA INVERCION EN EDUCACION , EN CIENCIA Y TECNOLOGIA COLOCO ESOS PAISES EN EL PRIMER NIVEL….HASTA CUANDO CERRAR DE OJOS???…

  3. LA VERDAD dice:

    Decir la Verdad no es ser negativo, es el primer paso para salir adelante y avanzar.

    El Perú actualmente está muy distante de llegar a ser del primer mundo o de ser un “país rico”, eso es uno utopía.
    Se ha estado timando al ciudadano peruano con cifras macroeconómicas mal calculadas,por ello lo incomprensible entre las cifras y la realidad que se ve fácilmente cuando usted transita por las calles de Lima y provincias.

    Miren cómo engañó y dejó al país el corrupto expresidente Alan García Pérez, acaso ¿Debemos mantener la venda en nuestros ojos y seguir mintiéndonos a nosotros mismos?

    Seamos justos y nos nos engañemos más y si desea hablar de verdaderas cifras dime dónde y cuándo, para que veas la realidad del Perú.
    Lamentablemente muchos peruanos creen que el Perú es el centro de Lima y algunos edificios que se han construído y por ello ya se cree que estamos cerca a ser un país del primer mundo, pero no es así, se debe aprender a realizar un análisis general amplio.

    ¿Saben acaso que el programa de las Naciones Unidas para el desarrollo, determinó que el Perú es el segundo país más pobre de Sudamérica? Ganándole únicamente a Bolivia e incluso estadísticamente con las desviaciones standards se le considera al mismo nivel.

    ¿Saben acaso que tenemos el precio más alto de gasolina de latinomérica y uno de los más alto del mundo?

    ¿Han investigado acaso que el Perú tiene los más altos índices de tuberculosis del mundo?

    ¿Quizás has revisado que hay escasez de carreteras y medios de comunicación, para poder crear polos de desarrollo?

    ¿Alguna vez han averiguado sobre la escasez de agua que existe en todo el Perú, a tal punto que en la misma capital, Lima, se corta el suministro de agua por varios días a varios distritos a la vez?

    ¿Tal vez han recapacitado sobre la corrupción que dejó Alan García, incluyendo a todos sus “Compañeros funcionarios”?

    ¿Seguramente se olvidan de la corrupción del Poder Judicial, que no garantiza leyes para la inversión
    extranjera?

    ETC…ETC…ETC…

    ¿Entonces debemos olvidarnos de esto y seguir mintiéndonos y diciendo que el Perú está bien?

    No, ya basta de mentir y digamos La Verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE