Tensión en primeras horas de paro en Islay contra Tía María

Noticias El Búho
Foto El Comercio

Foto El Comercio

En el primer día de paro contra Tía María, la población está dividida. Hay quienes apoyan el proyecto, por diversas razones, y la semana pasada se presentaron ante el ministro del sector, Eleodoro Mayorga, para pedirle que apoye el inicio de las operaciones. El empleo que generará la inversión en el proyecto cuprífero de la compañía Southern Perú es el argumento principal a favor.

En tanto, otro sector de la población mantiene su negativa y cuestiona el Estudio de Impacto Ambiental aprobado por el MEM para el proyecto, señalando que no goza de licencia social. Dos alcaldes electos han convocado la paralización junto a la Junta de Usuarios del Valle de Tambo. La bandera principal es la defensa del agro que dicen desaparecerá del valle si se da paso a la actividad minera. Jaime de la Cruz Gallegos, alcalde electo de Deán Valdivia, José Ramos y Elard Valdivia, alcaldes electos de Punta de Bombón y Cocachacra, respectivamente.

Un numeroso contingente de policías se encuentra desde el jueves en Cocachacra en previsión a las acciones que impulsen los huelguistas. Se teme enfrentamientos, dado que este conflicto ya ha producido tres muertos en el año 2011.

El presidente de la Junta de Usuarios de Riego del Valle de Tambo, Jesús Cornejo, solicitó que una comisión de alto nivel del Gobierno viaje al lugar para verificar la situación. La manifestación inició de manera pacífica y no contempla el bloqueo de vía vehiculares, pero esta se extendería si el Ejecutivo no atiende las demandas de los pobladores, agregó.

De otro lado, esta mañana se informó que los organizadores del paro no han cumplido con tramitar las garantías establecidas en la ley, según declaró Rolando Roldán Huanca, gobernador provincial de Islay. Añadió que hasta el cierre de la jornada laboral del día jueves 11 de diciembre, no se había presentado ninguna persona a su despacho para solicitar el permiso y garantías de cara al paro de 48 horas, pues para un evento de este tipo deben apersonarse con 72 horas de anticipación para realizar sus trámites y firmar un acta de compromiso en donde se comprometan a no efectuar disturbios ni provocarlo.

Así, el comandante PNP Luis Legua Egocheaga, comisario sectorial de Mollendo, corroboró las declaraciones del gobernador, añadiendo que el paro no se puede llevar a cabo por que no han tramitado ningún permiso ni garantías. Si se efectuara alguna marcha, la PNP intervendrá a los manifestantes y es allí en donde al levantar un acta, los protestantes se comprometan ante el Ministerio Público y la PNP a no trasgredir el orden público, dijo.

Deja un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE