Cuatro millones de franceses en las calles en solidaridad con víctimas del Charlie Hebdo

Destacados El Búho

charlie Hebdo

charlie hebdo

Unos 4 millones de franceses salieron a las calles en todo el país. La manifestación es la más grande ocurrida en el país galo desde la liberación de París, en agosto de 1944, antes de finalizar la guerra. El atentado contra los periodistas del Charlie Hebdo ha marcado un antes y un después en la historia de esta nación, cuna de los derechos humanitarios, pero hoy amenazada desde los dos extremos ideológicos.

Cerca de dos millones de personas se concentraron en París, con el fin de demostrar que la liberté es más fuerte que el miedo y la intolerancia. La solidarité se hizo multitud, en la esperanza de recuperar y mantener como valor nacional la fraternité entre los seres humanos. Hubo significativa presencia de musulmanes que también corearon el Je suis Charlie.

Las víctimas de los atentados terroristas suman 17, incluyendo las doce personas que fallecieron en el atentado al Charlie Hebdo el miércoles, una policía el jueves y cuatro rehenes en un supermercado judío el viernes.

“París es hoy la capital del mundo”, dijo François Hollande, al iniciar la jornada. Unos 50 dirigentes extranjeros y líderes europeos, a la cabeza de la marcha. Además del mandatario francés, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, el italiano Matteo Renzi, el español Mariano Rajoy y el británico David Cameron, los primeros ministros de Italia, Portugal, Bélgica, Grecia, o el presidente de Malí, Ibrahim Bubacar Keita.. Más de 5 mil efectivos policiales y soldados fueron desplegados para vigilar por la seguridad de estas autoridades.

Especial significación tuvo la presencia del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas. Ambos fueron colocados en la primera línea del cortejo oficial, dice el diario español El País.

Los otros protagonistas fueron los supervivientes del Charlie Hebdo y los familiares de las víctimas de ese atentado y los del ataque del viernes al Hyper Cacher de comida judía, donde cuatro personas de esta comunidad fueron asesinadas. Los asistentes a la protesta, en muchos momentos en tenso silencio, no dejaron de aplaudir sin cesar al paso de esta comitiva de duelo.

La cifra de asistentes desbordó todas las previsiones. La marcha estalló al final como una fiesta que llegó a la histórica plaza de la Bastilla entre banderas francesas y de países musulmanes.

Pero no todo es unidad. Como lo habían previsto algunos analistas, la extrema derecha francesa ha encontrado la ocasión para manifestarse en contra de la apertura. El fundador del ultraderechista Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, calificó de “payasos” a los que protestaron en Paris.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE