La “justicia” de los pobres se llama impunidad

La noche del 10 de enero de 2012, una agraciada adolescente de 16 años fue asesinada por una mano fuerte que la asfixio en su cama, ahogando sus últimos gritos con su propia almohada, presumiblemente, para evitar que lo denuncie. su presunto atacante, según la Fiscalía, era el dueño de la casa donde ella era la doméstica y él el “patrón.

La Revista

asesinada mary sahua

Su madre, Lourdes Sahua, vive desde entonces un calvario debido a la indiferencia general, a su falta de recursos y a la incapacidad del sistema de administración de justicia para decirle, por lo menos, quién mató a su hija. El acusado, Walter Alfredo Huertas Perochena, empleador de Mary, fue absuelto el pasado 29 de enero por la titular del juzgado unipersonal de Cerro Colorado, Magaly Navia Ortega, con el argumento de que las pruebas aportadas por el Ministerio Público son insuficientes para atribuir responsabilidad penal.

La fiscal del caso, Jessica Meza, ni siquiera asistió a la audiencia de lectura de sentencia y no apelará hasta volver de vacaciones, en marzo. Tal como la jueza lo da a entender en su resolución, también atribuye el problema al hecho  que, ocurrido el crimen, no se actuó con diligencia para recabar pruebas concluyentes de la responsabilidad de Huertas y su esposa, Jessica Casapía, pues las circunstancias que envuelven el crimen son, por decir lo menos, inverosímiles, si nos atenemos a su versión de los hechos. el asesinato

Según las pericias forenses, Mary murió entre las 10:45 de la noche del 10 de enero de 2012 y la 1:45 de la madrugada del día siguiente. Cuando llegaron los vecinos alertados por los gritos de la dueña de casa, la encontraron con el rostro destrozado, envuelta en su sábana manchada de sangre igual que la almohada a su costado con la que la asfixiaron tras golpearla salvajemente….

Lea el artículo comleto en la edición impresa de la Revista El Buho

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE