Debate subido de tono en el Congreso por conflicto Tía María termina sin conclusiones

Destacados Noticias El Búho

tía María

La situación en el departamento de Arequipa a raíz de acciones de sectores opuestos al proyecto minero Tía María dominó las dos primeras horas de debate durante la sesión matutina realizada este jueves 30 por el Pleno del Congreso.

Hubo diferencia de matices en las intervenciones, pero se coincidió en la urgente necesidad de resolver un problema que podría afectar el flujo de inversiones necesarias para el desarrollo del país y también en garantizar la defensa del medio ambiente y de las tierras de los agricultores.

En determinado momento algunos parlamentarios demandaron la presencia inmediata de la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz Ríos, a fin de que informase acerca de la política que realiza el Gobierno y las medidas adoptadas para terminar con la situación de crisis social que afecta a la región Arequipa.

En la parte inicial, la congresista Lourdes Alcorta Suero (CP) se refirió a la situación en Arequipa a propósito de las acciones de violencia atribuidas a los opositores al proyecto minero Tía María, a quienes descalificó. «ignorantes y alcalduchos», los llamó.

Sus palabras fueron rechazadas por Jorge Rimarachín Cabrera (DD), quien exigió el respeto a alcaldes elegidos por el pueblo. Por ello exigió que la legisladora Alcorta Suero retirar ese término. El rechazo a las apreciaciones de Alcorta contó con la adhesión de Juan Pari Choquecota (DD). Llamó a la serenidad y a tender puentes para solucionar los conflictos sociales allí donde pudieran presentarse y no combatirlos a balazos o con una represión.

El legislador Jaime Delgado Zegarra (DD) lamentó el nivel al que se estaba llegando en el debate al momento de tratarse estos asuntos. Opinó que se debería apelar a una minería responsable, con respeto al medio ambiente y a la población. Instó a buscar el diálogo para solucionar armoniosamente esta situación.

Justiniano Apaza Ordóñez (DD) deploró los calificativos pronunciados por su colega Alcorta contra autoridades y dirigentes sociales por expresar su posición de defensa de sus tierras y el medio ambiente. Dijo que situaciones como esas atentan a la majestad del Parlamento y por ello habían perdido credibilidad.

En una interrupción, Natalie Condori Jahuira (DD) condenó lo ocurrido en Arequipa y lamentó que no se hubiera tendido los puentes necesarios para realizar una negociación entre autoridades y la población a través de sus representantes.

MINUTO DE SILENCIO

Martín Belaunde Moreyra (SN) consideró que, al paso que se estaba yendo, podría llegarse a un momento en que se debería de observar un minuto de silencio por el Perú. Se refirió a las apreciaciones vertidas por sus colegas de la oposición y les aclaró que en la ejecución del proyecto minero se usaría agua del mar desalinizada y no de la cuenca del valle de El Tambo.

Carlos Tubino Arias Schreiber (FP) criticó que se ataque a pedradas a la policía, cuyos efectivos se limitan a cumplir con su labor de mantener el orden público. En ese sentido opinó que un alcalde, por más elegido que sea, no puede constituirse en cabeza de una actitud de enfrentamiento con las autoridades.

El representante Federico Pariona Galindo (FP) abogó por la solución a tantos problemas que afectan a las comunidades a raíz de la contaminación de sus tierras y ambientes.

El legislador Manuel Dammert Ego Aguirre (AP-FA) demandó que se citase con urgencia a los ministros de Economía y Finanzas y de Energía y Minas a fin de que informen respecto de la exportación de gas por la empresa Shell, que reemplaza en esa labor a Repsol. Afirmó que se estaría ante una presunta “gran estafa” al país por 20 mil millones de dólares. Al efecto, presentó una moción de Orden del Día y dijo esperar que ella fuese tratada y tramitada en la fecha.

Roberto Angulo Álvarez (DD) se sumó a las observaciones formuladas hacia la política seguida hasta el momento en el frente social, y coincidió con las denuncias formuladas en la sesión. Claudia Coari Mamani (DD) dijo estar muy indignada por ciertas apreciaciones que había escuchado en el debate. Afirmó que, al parecer, con varios años de gestión, algunas autoridades ni siquiera han aprendido a dialogar con representantes de la población.

Juan Carlos Eguren (PPC-APP) agradeció las preocupaciones de sus colegas y su interés por resolver la situación en Arequipa, aunque con diversos matices de interpretación. Reseñó los intentos de diálogo efectuados en varias oportunidades, el último de los cuales se efectuó ayer con la participación de autoridades de los poderes Legislativo, Ejecutivo, alcaldes y representantes de los agricultores. Pidió apoyo de sus colegas para posibilitar y abrir las puertas del diálogo a fin de hallar soluciones y la paz dentro de un gobierno democrático.

Hugo Carrillo Cavero (NGP) pidió a sus colegas parlamentarios ceñirse a los puntos considerados en la agenda de la sesión. Reconoció, sin embargo, que el tema resultaba importante y que en todo momento se debería de agotar las posibilidades de solución.

COMISIÓN PARLAMENTARIA

Yehude Simon Munaro (PP) opinó que no se podía ser ajeno a los problemas que afectaban tan gravemente al país. Respaldó una propuesta de su colega Rimarachín para ir hacia una política de delimitación territorial como una de las formas de solucionar los problemas que afectan al país.

Planteó, en ese sentido, que se forme una comisión parlamentaria de cuatro o cinco integrantes, además de los legisladores representantes por Arequipa, a fin de viajar a la zona y tender puentes que viabilicen el diálogo con los dirigentes en actitud de protesta.

DIÁLOGO Y SOLUCIÓN

Gian Carlo Vacchelli Corbetto (FP) opinó que la única solución, en este caso, es el diálogo con los agricultores que hacen patria y se preocupan por su producción y por contribuir con el Perú. Aclaró que no se debería de incluir en ello a los sectores que tratan de politizar las cosas. Exhortó al Poder Ejecutivo a realizar una acción positiva merced a la información adecuada a quienes se encuentran en situación de conflicto.

Joaquín Ramírez Gamarra (FP) invocó al Gobierno a que suspenda temporalmente el proyecto y que así las aguas se calmen para iniciar un diálogo alejado de las balas y de la violencia. Su compañero de bancada, Élard Melgar Vásquez, coincidió con esa propuesta. Sin embargo, en breve interrupción, Juan Carlos Eguren sostuvo que el proyecto sí está suspendido y no hay licencia de ejecución, razón por la cual no cabía ese planteamiento.

Luisa Cuculiza Torre (FP) lamentó lo que ocurría en Arequipa con aquellos enfrentamientos. Manifestó que en los hechos de violencia se había producido un muerto, heridos entre los agricultores y la policía. Instó a llevar técnicos a esa zona del sur del país para lograr las soluciones más adecuadas a la población.

El parlamentario Virgilio Acuña Peralta (SN) sostuvo que el tema sí debería ser materia de tratamiento en el Pleno, y es que la minería y la agricultura son dos de las más importantes actividades económicas en el país. Explicó que las acciones de los trabajadores y de la empresa pueden detenerse en un período, que podría ser de tres meses, para arribar a las mejores soluciones. Indicó que con un estado de emergencia habría serios riesgos de que el asunto se agravase.

 

Intervino nuevamente Jaime Delgado, merced a una interrupción, para expresar que, en vista de las nuevas circunstancias expresadas, como aquella de que el proyecto estaba detenido, se debería de poner paños fríos y calma a la población mientras se logra un acuerdo alejado de todo género de violencia.

Eduardo Cabrera Ganoza (FP), Roberto Reátegui Flores (FP), Ángel Neyra Olaychea (FP), Antonio Medina Ortiz (FP) fueron otros legisladores que formularon aportes.

Mesías Guevara Amasifuén (AP-FA) se refirió a una suerte de “metamorfosis” en que habrían incurrido algunas bancadas que en el pasado, en el caso de Cajamarca, se opusieron a quienes defendían a la agricultura y estaban a favor de actividades mineras. Ahora parecen defender a la agricultura, tal vez por cálculos electorales, según conjeturó.

Luego, pidió que la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz Ríos, se presente cuanto antes en el Pleno a informar acerca de lo que el Gobierno había fecho ante ese conflicto. Su colega Natalie Condori dijo que ya se había presentado una moción para convocar a la titular del MEM y dijo esperar que ello sea definido a la brevedad posible.

Entre tanto, Josué Gutiérrez Cóndor (NGP) exhortó a las organizaciones sociales y políticas a deponer actitudes partidarias y de fuerza para marchar hacia el diálogo y así llegar a soluciones concretas y efectivas. Dijo condenar la violencia venga de donde viniere, sea de la extrema derecha como de la extrema izquierda.

Rubén Coa Aguilar (NGP) invocó a que en el caso de Tía María no se agote el diálogo ni los espacios de diálogo. Sugirió trabajar sin prisa y dando los pasos más convenientes y seguros de solución al conflicto.

La legisladora y vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza Cruz (NGP), acogió la propuesta de su colega Yehude Simon para ir al diálogo entre autoridades y representantes de la población que estén confiados en que el tema será resuelto convenientemente. Es necesario escuchar las propuestas con un mediador válido, y esa labor corresponde asumir al Congreso. De lo contrario, no se podrían considerar ellos representantes del pueblo. Instó a terminar con la violencia en todas sus formas.

Tras el tratamiento de ese tema, el Pleno pasó a tratar un dictamen de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Afroperuanos, Ambiente y Ecología relacionado con la promoción de las inversiones para el crecimiento económico y desarrollo sostenible en las zonas de mayor exclusión social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE