Refugiada de Islay atendida por Beneficencia tiene dos inmuebles y un negocio en Arequipa

Destacados Noticias
Tía María

Yovana Mendoza entrevistada «en vivo» tras agresión

«Cincuenta y cinco días de violencia», dice la conductora al iniciar el programa «Sin medias tintas» en el cual, el momento culminante fue la transmisión en vivo de unas escenas en las que los protagonistas principales son dos personas, supuestamente desplazadas por la violencia y «refugiadas» en Arequipa, un hombre y una mujer, amenazados de muerte y agredidos por antimineros, por el solo hecho de pensar diferente.

Aquí el video, ver minutos 25:30 a 40:30

https://youtu.be/_hxWdXWsNu8

 

En este programa, o en sus numerosas réplicas, el país fue informado que Yovana Mendoza Serrano (35), había sido agredida por una turba de antimineros que la habrían vejado al desnudarla, golpearla, jalonearla y cortarle el pelo, debido a que uno de los dirigentes de la protesta así lo habría ordenado a la turba, “por haber trabajado para Southern”, según su manifestación.

Esta es la copia de su manifestación brindada ese mismo día a las 12:35 según el parte policial

yovana Mendoza

Según esta denuncia, una turba de 100 personas la ataca por orden del dirigente de los agricultores, Jesús Cornejo, ella trata de refugiarse en el local del Serenazgo, pero los efectivos la echan y queda a merced de los manifestantes, liderados por Tanuja Ticona Hinojosa, quienes la dejan totalmente desnuda, le arrojan piedras, la hacen caminar por 20 cuadras, la golpean con palos, le cortan el pelo y, finalmente, es rescatada por su prima Delia Mamani Huayta, quien le proporciona ropa. Dice, además, que su esposo, Ángel Mamani Huayta, es testigo de lo sucedido, pero ella se dirige sola a la comisaría a sentar la denuncia.

tia maria

Registro de predios actualizado a mayo 2015

Ese mismo día, la Policía le toma una manifestación formal, a las 15:19 horas, tras lo cual la traen hasta Arequipa, debido a que ella pide garantías para su vida y la de toda su familia. A lo dicho en su manifestación verbal, agrega que, por seguridad, ha decidido radicar en Arequipa y repite el nombre de Jesús Cornejo hasta en 3 ocasiones como el autor intelectual, señalando a Elida (ya no Tanuja) Ticona Hinojosa como la instigadora y autora material de la agresión. Además incluye como causal, el supuestamente haber ayudado a la detención de Pepe Julio Gutiérrez. Reitera que su esposo Ángel fue testigo de los hechos, pero no explica por qué él no intervino para rescatarla, sino su prima, después de 20 minutos.

Pero cuando se presentan más contradicciones, es en la ampliación de su manifestación, tomada en Arequipa, el domingo 17. Preguntada cómo vio a Jesús Cornejo, supuesto ordenante de sus atacantes, dice que estaba estacionado en su moto a 2 o 3 metros de distancia y lo reconoció por ser una figura pública, pero luego al pedirle la descripción dice que era “un sujeto alto y con bigotes», lo que no podía afirmar si estaba sentado en la moto, además de que Cornejo tiene apenas una estatura mediana. También señala que los efectivos de serenazgo pueden atestiguar sobre los hechos, brindando dos nombres más de sus supuestas agresoras. Sin embargo, las declaraciones de los efectivos de serenazgo, hasta el momento, no han corroborado las agresiones, aunque sí aceptan que ingresó a su local, que ellos le pidieron que saliera y que se fue con el grupo de personas hacia la plaza, sin que hayan podido constatar agresión alguna. Mucho menos que hayan sido ellos mismos quienes la entregaran a la turba, siendo testigos de las agresiones y en medio de insultos, como lo afirma en su declaración donde también dice que le dicen que la van a matar a ella y a su esposo, mientras otros gritan ¡Hay que crucificarla!

Pero esta vez, ya no la llevan caminando 20 cuadras sino “media cuadra”, luego que la desnudan, en circunstancias en que aparece su prima y la rescata. Su esposo habría aparecido en escena en esos momentos, pero luego desaparece de forma igualmente misteriosa, pues la mujer dice que llega corriendo a la comisaría, donde los policías tienen que auxiliarla. Lo extraño es que el esposo no ha sido llamado a declarar ni tampoco ha acudido voluntariamente.

LA PRIMA SALVADORA

Pero la mayor contradicción aparece cuando llaman a declarar a la prima, Ruth Delia Mamani Huayta, quien la desmiente en la mayoría de afirmaciones. En principio, refiere que cuando la encontró en la Plaza San Francisco, ella salía de allí caminando, sin compañía, que no estaba llorando ni presentaba heridas visibles, tampoco le llamó la atención algún cambio en su cabello. También dice que no estaba desnuda, aunque le faltaba el polo, pero estaba con sostén, por lo que le dio su polo para que se lo ponga. Niega rotundamente haber tenido que ver algo con el celular que provocó la reacción de la gente y afirma que no vio ninguna agresión, aunque escuchó que la gente se llevaba a su prima debido a que la hallaron tomando fotografías con su celular.

Mamani Huayta corrobora lo que la propia Mendoza afirma en otra parte de la declaración, que ella vive en realidad en Arequipa y que va de manera eventual a Cocachacra, por sus actividades de comerciante.

yavana mendoza tia maria

LA PRESENCIA DE LÚCAR

El tumulto, ese día, fue causado principalmente por la presencia del periodista Nicolás Lúcar, quien transmitió su programa de radio desde la Municipalidad, ubicada en la avenida Deán Valdivia. El programa donde entrevistó a gente común y algunos líderes, entre ellos, el sindicado Jesús Cornejo, terminó a las 9 de la mañana, tras lo cual su equipo fue a desayunar al restaurante “Tradición Tambeña”, ubicado en la misma calle y, al lado del local del serenazgo. Allí estuvo también Jesús Cornejo, por lo que su abogado ha pedido que se pida testimonio al periodista, dado que, sí estuvo dentro del restaurante, no pudo haber dado órdenes de atacar a nadie desde allí. Al parecer salieron juntos, pero Yovana que afirma en las entrevistas que fue hasta allá para conocer a Lúcar, dice en su declaración que sacó el celular para contestar una llamada de su esposo, momentos en los que habría sido sindicada como “minera”.

Aunque no está en las manifestaciones policiales, testigos afirmaron a El Búho que la gente reaccionó cuando Mendoza empezó a tomar fotografías e inmediatamente se refugió en el local de serenazgo. Luego sale voluntariamente para conversar con el grupo de mujeres que la increpaba, pero ya no porta el celular lo que enardece a las manifestantes. Entonces la llevan a empujones a la plaza para que –su prima, según dijeron- lleve allí el celular que le habría entregado minutos antes, lo que no ocurrió. La prima habría ido hasta el serenazgo, cuando la multitud ya no estaba allí y los serenos verificaron que no había ningún registro en la memoria, con lo que la multitud decidió dejar ir a Yovana, siendo alcanzada por su prima a la salida de la plaza, en las condiciones que ya describió. Su polo habría sido rasgado en el intento de encontrarle el celular, del que se deshizo en algún momento. Todo ocurrió a lo largo de la Avenida Deán Valdivia y, si su domicilio es el que señala en la manifestación policial (Av. Progreso Mz 8 Lt 15), no hay forma de que haya pasado por su casa y haya sido vista por su hija, como afirmó en la dramática entrevista televisada.

PROPIEDADES Y NEGOCIO

Lo que llama la atención, sin embargo, es la calidad de refugiada que mantiene en Arequipa, bajo la protección de la Beneficencia Pública, cuando según registros públicos es propietaria de hasta dos predios en la ciudad. Y tiene un negocio que la mantendría bastante ocupada.

img086

El Búho verificó la existencia de los dos inmuebles. En este, ubicado en la Asociación Pro Vivienda San Lázaro, los vecinos confirmaron su presencia constante. Aunque no se puede ver en la foto, detrás del muro hay un amplio jardín y una casa de un piso pintada de amarillo. Nadie atendió a nuestros llamados.

Vivienda en Arequipa de Yovana Mendoza. Tras el muro hay una casa de dos pisos con jardía

Vivienda en Arequipa de Yovana Mendoza. Tras el muro hay una casa con amplio jardín

Este otro predio, al parecer ha sido alquilado o vendido a una familia de adultos mayores que confirmaron que el predio le pertenecía a la esposa de un señor de apellido Mamani.

La otra vivienda que figura a nombre de Mendoza en Arequipa

La otra vivienda que figura a nombre de Mendoza en Arequipa

Yovana Mendoza aceptó que trabajó por 3 meses en la compañía Southern en Cocachacra, en mantenimientos de vías, entre diciembre y febrero pasados, pero su actividad principal es la de comerciante, según declara ella misma.

En su ficha RUC vigente, registrada en SUNAT, su último domicilio fiscal está en la calle Ernesto Novoa, N° 115, Umacollo, curiosamente, a pocas cuadras del refugio donde se encuentra viviendo desde que vino de Cocachacra, donde goza de permanente resguardo de 4 policías, cuando está ubicado en una zona residencial de Arequipa por donde nunca ha pasado ni siquiera una marcha, ni en ésta ni en otras protestas.

El otro “refugiado” es José Díaz Sánchez, presidente del Colectivo por el Desarrollo de Islay quien habría encargado la famosa foto del sembrado del “miguelito” que repartió a la prensa, y que ha pedido, entre insultos, la vacancia de los alcaldes y el Estado de Emergencia en Islay. Él tiene su propia historia de conexiones con Southern Perú.

Tres ministros de Estado visitaron el refugio donde está Yovana y otras personas que, probablemente, sí necesitan esa protección. Los lidera, José Diaz, quien aparece detrás del ministro Adrianzén en visita eectuada el 20 de mayo.

Tres ministros de Estado visitaron el refugio donde está Yovana y otras personas que, probablemente, sí necesitan esa protección. Los lidera, José Diaz, quien aparece detrás del ministro Adrianzén en visita eectuada el 20 de mayo.

.Otros refugiados que se encuentran en este local, sí son personas necesitadas, injustamente agredidas y desplazadas de sus hogares, pero no parece ser el caso del su «dirigente» y algunos otros cuyas historias son, por lo menos, dudosas.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE