¿Discriminación?

Picotazos El Búho

La codicia parece haberle jugado una mala pasada al regidor y presidente de la Comisión de Festejos del 475 aniversario de la ciudad de Arequipa, Mario Melo.

Al establecer sumas exhoribitantes y diferenciadas como pago para la participación de grupos de danza puneña en al llamado «Corso de la Amistad» del 15 de agosto, se ganó el rechazo de sus paisanos que constituyen un grupo muy numeroso en Arequipa.

La medida fue tomada -con razón-, como un intento de discriminación a la colonia puneña, aunque pareciera que la idea era recaudar más fondos, elevando las tasas, y considerando las sumas que se pagan en la Fiesta de la Candelaria, por la participación de grupos de danza.

Lo real también, más allá de la metida de pata de Melo, es que en la ciudad de Arequipa hay un sector reaccionario que discrimina claramente a los migrantes puneños haciendo gala de su ignorancia de los orígenes de la sociedad arequipeña.

 

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE