Arequipa, despúes de la colonia

Serán las pautas dadas por del padre del neoclásico arequipeño, Don Antonio Pereira, prebendado e hijo predilecto de la Gran Canaria de España las que constituyeron en las normativas y la directriz a seguir en el diseño y las buenas artes de la arquitectura, desde la cantería, albañilería y la pintura, que debieron seguir sus modelos.

La Revista

arequipa arquitecturaLa arquitectura republicana es una de las expresiones de la llamada modernización de las ciudades en  un Perú, semifeudal y agrario, que comenzó a recibir la influencia de sus primeros profesionales,  ingenieros, formados en Europa para ese fin.

En la arquitectura, esta etapa se da recién a fines del siglo XIX, en la que la economía se basaba en el feudalismo y la agroexportación, lo que dio inicio a una verdadera transformación de la sociedad  peruana. La arquitectura republicana se caracterizó por que en ella se podía expresar la cultura y la  creatividad de los pioneros de la arquitectura. El afianzamiento de la República y la riqueza del guano y  del salitre produjeron un nuevo auge, cuya expresión natural sería los proyectos de expansión urbana.

Entonces se dejó de lado el estilo neoclásico de la colonia y se basó en un estilo netamente Académico o Clásico. El carácter local lo dio primordialmente el ropaje decorativo y el uso de determinados elementos que evocaban los modos de la arquitectura del pasado peruano…

Lea el artículo completo en la edición impresa

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE