Inician programa de rescate de ave oceánica “Golondrina de la Tempestad de Collar”

Noticias

aves-en-riesgo

La Autoridad Regional Ambiental del GRA y el Museo de Historia Natural de la UNSA iniciaron este programa debido a que se han reportado hallazgos de la “Golondrina de la Tempestad de Collar- aves oceánicas” en áreas fuera del mar.

Esta especie ha sido encontrada en las localidades de Chiguata, Alto Selva Alegre, Uchumayo, entre otras. Un total de 54 especies se hallaron en los distritos de Arequipa, tras haberse desviado de su hábitat, mar adentro.

Zacarías Madariaga Coaquira, jefe de la autoridad regional ambiental, exhortó a la comunidad en general, a proteger a estas, aves marinas que son halladas caídas y desorientadas en lugares de techos y patios de casas, en la vía pública, parques empresas, colegios, etc.,

Según dijo, estudios científicos demuestran que la fauna marina puede desorientarse por los efectos lumínicos de las luces artificiales que las atraen hacia las ciudades, y generalmente se desvían por la noche durante su primer vuelo al mar en busca de alimento, lo que provoca caídas a la tierra.

La Golondrina de la Tempestad de Collar, es una especie pelágica y endémica de la corriente de Humboldt, es considerada como una de las aves marinas más pequeñas del mundo, alcanza los 21 cm de largo. Posee plumaje oscuro en la parte superior de la cabeza, plumas blancas en la cara y en las partes inferiores, y una banda gris en el pecho a manera de collar. Tiene la cola bifurcada, las patas palmeadas (tipo pato) y un orificio nasal proyectado en forma de tubo recto que es característico del grupo de las aves de las Procellariiformes.

Por su anatomía adaptada a ambientes acuáticos, les es imposible retornar por si solas al mar, es por eso que se les debe brindar ayudar antes que sean atacadas por depredadores o que puedan morir en zonas urbanas por inanición; es más sólo se alimentan de calamar, por eso, es recomendable darles sólo agua, colocarlas en un caja acondicionada con una tela suave, y reportar su hallazgo a la brevedad posible, y no mantenerlas como mascotas pues morirán.

Para la ARMA, es importante rescatarlas y devolverlas al océano, por ser parte de la biodiversidad marina, ya que es un ave silvestre que vive mar adentro y difícilmente sobreviviría en cautiverio. Las aves rescatadas, son evaluadas y pasan por un corto proceso de recuperación, luego son liberadas en la zona de playa del Santuario Nacional Lagunas de Mejía, para continuar su camino al mar y mantener su conservación.

Los hallazgos deben ser reportados al Área de Ornitología del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional de San Agustín, a cargo de Jair Gutiérrez Valencia coordinador en Arequipa del proyecto Golondrina de la Tempestad de Collar, teléfonos 953715737-959876090, o la Subgerencia de Recursos Naturales-ARMA (Calle Jacinto Ibáñez-Parque Industrial, teléfonos 284838-607786), comprometido en el rescate y conservación de esta valiosa especie marina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE