Tambo de Ruelas

Paradójicamente, es el único tambo que no ha sido restaurado con ayuda de la cooperación internacional, como es el caso de los tres tambos que existen, ahora soberbios, en la otra banda del Chili. El Tambo de Ruelas, tiene un potencial turístico que solo parece avistar su solitario propietario, firme guardián de su rica historia y de su desolador presente.

La Revista Avatar
tambo ruelas

TEXTO : Priscilla Mamani FOTOS:Erick Rodríguez.

Entre algunas de las leyendas que se rumorean hace siglos en estos ambientes, está la que narra que  fue en este lugar donde se vieron por primera vez, en las postrimerías del régimen colonial, la esquiva  Silvia y el enamoradizo poeta Mariano Melgar. Ella, haciendo compras con su madre, él, yendo a convivir durante muchas jornadas con la gente de la sierra que hasta aquí llegaba cargando sus productos y sus esperanzas de libertad. La ciudad, que siempre fue muy hermosa, los hacía soñar, tanto a los comerciantes, como a los jóvenes enamorados.

En sus tiempos iniciales, con 16 pequeños cuartos de sillar, recibía a los arrieros que llegaban con sus  recuas de mulas y hatos de llamas cargadas de mercadería, desde todas las provincias de Arequipa y  del altiplano puneño y boliviano. Luego, las llamas venían cargadas de oro, papa y maíz, desde tierras tan lejanas como Potosí y, en su camino, de Puno o Cusco. Sin duda, fue el mercado virreinal más  antiguo de la ciudad….

Lea el artículo completo en la edición impresa

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE