Docentes acusan a jueces de favorecer autoridades de la UNSA

Noticias El Búho

unsa-sociales

Este martes, desde las 11 horas, en la Primera Sala Civil, se ha programado una audiencia decisiva para el futuro inmediato de la Universidad Nacional de San Agustín. Un juez dirimente escuchará informes orales de las partes, en la Acción de Amparo que se sigue en el Poder Judicial para recomponer la Asamblea Estatutaria de esta universidad.

El abogado Javier Lizárraga, que representa a un grupo de opinión, apeló una sentencia de primera instancia que da lugar a esta recomposición. En un pronunciamiento público, este grupo está alertando sobre maniobras de las actuales autoridades de la Universidad en el Poder Judicial, con el fin de que se acepte la recomposición de la Asamblea y dilatar la aprobación de estatutos, lo que también retrasará la elección de nuevas autoridades, según manda la ley.

PUEDES VER:  La UNSA fabricará alcohol en gel para sus estudiantes

El informe oral será ante un juez dirimente llamado a emitir un fallo en vista que dos jueces superiores revocaron la sentencia Nº 70-2015 que declaraba Fundada la demanda interpuesta por Esperanza Medina en contra del Comité Electoral Universitario al que se ordenaba que la Asamblea se recomponga.

Mientras que el juez Javier Fernández Dávila votó a favor de la demandante, lo que cuestionan en vista que es profesor en la Unidad de Posgrado en la Facultad de Derecho de la UNSA y su esposa Miriam A. Fernández Gárate catedrática en la misma Facultad, lo que –indican- sería un pago de favores a quien lidera ese grupo de opinión, el ex rector Valdemar Medina, cuyo objetivo es dilatar el proceso eleccionario para mantenerse en el poder y manejar luego la elección.

PUEDES VER:  La UNSA fabricará alcohol en gel para sus estudiantes

Al no haber tres votos la Primera Sala Civil ha designado como Juez dirimente al Juez Oscar Bejar Pereyra, quien en el mes de agosto del presente año ha sido contratado y está dictando en el Departamento de Derecho Privado de la Facultad de Derecho de la UNSA.

Javier Lizárraga solicitó la inhibición en el proceso de dicho Juez, sin embargo la Sala ha denegado dicho pedido, con la intervención del Juez Fernández Dávila Mercado. “Con estas maniobras que viene realizando el PUA, presidida por el ex Rector Valdemar Medina Hoyos es que la UNSA este al margen de la Ley y no se pueden realizar, entre otros procesos, ascensos de docentes, cambio de régimen de docentes, reconocimiento de docentes investigadores», señalan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE