FOTOS. Paisajes cotidianos por las calles de la ciudad

Destacados Noticias El Búho

calle San Francisco

calle de Arequipa

esquinaciclistaterraza

Una ciudad no está hecha de muros y calles, por bellos u originales que parezcan. Está hecha del espíritu de su gente y de sus afanes diarios.

Los matices de la ciudad, más allá de sus claroscuros al amanecer y al anochecer, o del mediodía de rayos verticales e impíos; son las vivencias, las angustias y preocupaciones de quienes recorren esas calles y esos muros, detrás de los que sueñan y gozan, tal vez.

Los colores de la ciudad, en un tiempo prohibidos en su centro histórico y hoy reivindicados por la estética, no son los que pueden caracterizar un muro o una calle; son los que imaginamos en nuestro despertar diario, los que degustamos al elegir alguno de los infinitos platillos locales, los que fabricamos con nuestras manos o nuestras mentes durante una extenuante y productiva jornada laboral, los que ofrecemos en nuestra mirada y nuestra sonrisa al vecino de la combi o a un mendigo frente a una iglesia.

Los monumentos de la ciudad, no son las piezas arquitectónicas ejemplares y únicas que caracterizan el centro histórico y le han valido un título de patrimonio mundial; son esas ideas secretas que un día hacemos realidad, son esos amores que persisten a través del smog de las vías contaminadas para dolernos de vez en cuando, son esos recuerdos del futuro que construimos con nuestras propias manos para nuestra descendencia, con puro amor.

La belleza de la ciudad no está en la armonía de su trazo, su arquitectura y sus parques, sino en la larga respiración que contenemos cuando descubrimos un nuevo paisaje, cuando somos los únicos espectadores de un acto de bondad, cuando logramos vencer el miedo a la civilización y nos adentramos, solidarios, en esa bullente multitud que ahora camina por Mercaderes, con paso firme y decidido, rumbo a nuestro destino, como lo hacían los arequipeños de antaño, como lo seguiremos haciendo con coraje, para hacer, de este espacio, una hermosa ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE