7 años de la FIL Arequipa: sumas y restas

Se rumoreaba que este año no iba a suceder. Que no había los fondos suficientes. Que todo estaba en veremos. Pero finalmente se realizó, del 29 de setiembre al 11 de octubre en instalaciones renovadas, en el Área de Ingenierías de la UNSA.

La Revista Avatar

fil-arequipaVan 7 años de la Feria Internacional del Libro de Arequipa. Siete años consecutivos que la han  posicionado como uno de los eventos emblemáticos y más esperados de la ciudad. Eso se puede notar fácilmente en cómo, año a año, la afluencia de personas asistentes a la Feria va en aumento, pero por sobre todo en cómo las ventas de libros se mantienen o incrementan en una saludable muestra de que el público arequipeño está ávido de consumir cultura.

Aunque la verdad sea dicha, la FIL Arequipa es más bien un lunar dentro de un panorama arequipeño yermo y fosilizado para todo lo que sea la cultura. Sin políticas públicas sobre el tema, con instituciones  como el Gobierno Regional o la Municipalidad Provincial desentendidas de sus funciones por promover  espacios y sinergias para que acontecimientos como la Feria del Libro puedan sobrevivir. Sin indicadores reales sobre las costumbres y el consumo cultural en la ciudad, sin planes de desarrollo que la tengan  sino como su centro (sabemos bien que la Cultura es transversal a todos los aspectos sociales) al menos  como uno de sus principales componentes, en fin, sin una verdadera inversión en la calidad de vida de los arequipeños, es solo la persistencia de instituciones privadas como Artequipa las que hacen posibles que emprendimientos como la FIL sobrevivan en el tiempo….

Lea el artículo completo en la edición impresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE