Malditos fantasmas de la burguesía

Columnista invitado

La ideología dogmática de Sendero Luminoso

Aproximadamente hace dos años que estoy viajando a los departamentos de Arequipa, Puno, Cuzco y otros difundiendo mis libros Cómo escribir una tesis y no volverse viejo en el intento. Derrama Magisterial, Lima, 2014 y el texto Cómo enseñar historia del Perú. Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el Centro de Investigaciones Históricas, Lima, 2015. Este artículo es la síntesis de varias conversaciones con profesores de ciencias sociales del nivel secundario de los lugares mencionados.

Como historiador no creo en la historia como una plática con los muertos. Por el contrario, creo en la historia como un diálogo con los vivos y como problema y posibilidad como decía Jorge Basadre. La historia es una relación interminable entre el pasado, el presente y el futuro.

Por qué malditos fantasmas de la burguesía. Cómo aconteció en la historia, desde 1968 la oligarquía algodonera y azucarera de la costa, la burguesía imperialista y los terratenientes feudales de la sierra habían sido eliminados por el gobierno militar del general Juan Velasco Alvarado. Sin embargo, desde 1980 Abimael Guzmán y los militantes de Sendero Luminoso comenzaron una lucha a muerte contra los fantasmas de la burguesía y de las clases dominantes, es decir, contra los malditos demonios de la historia que ya no existían. Este es un hecho único en la historia del Perú.

La historia de las ideas políticas está atiborrada de ironías. En El Manifiesto del Partido Comunista (1848) Carlos Marx dijo que “un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo.” Pero Marx nunca pensó que en los andes peruanos surgiría el fantasma del terrorismo de Sendero Luminoso que mandaría a la tumba a miles de peruanos.

Pero también existe otra ironía histórica. En 1930 Mao Tsetung publicó un artículo titulado “Una sola chispa puede incendiar un pradera.” El texto es importante porque predice el triunfo de la revolución China. Pero Mao nunca imaginó que en 1980 Abimael Guzmán Reinoso activaría la chispa terrorista que incendiaría los andes peruanos llenando de cadáveres las ciudades y los campos de la sociedad peruana.

En la década de 1960 Augusto Salazar Bondy hablaba de la cultura de la dominación. Aquí planteo la siguiente hipótesis: Sendero Luminoso no solamente inició la violencia del terrorismo sino que también ha creado la cultura del pensamiento dogmático en el Perú. Esta cultura tiene dos partes. La visión dogmática y petrificada de la historia y el pensamiento ideológico dogmático. En el presente artículo tratare de plantear algunos aspectos.

Cuando se estudia la historia del Perú y también la historia de las ideas políticas es indispensable comprender que existen varias interpretaciones:

La perspectiva tradicionalista de la historia del Perú

Fundada por José de la Riva Agüero, Francisco García Calderón, Rubén Vargas Ugarte y Víctor Andrés Belaúnde. Esta perspectiva de la historia se caracteriza por analizar la historia del Perú desde el punto de vista de la burguesía liberal. Los historiadores mencionados no plantean cambiar el sistema capitalista sino que solamente proponen un cambio dentro del sistema.

La interpretación marxista de la historia del Perú

La interpretación marxista de la historia del Perú fue fundada por José Carlos Mariátegui. Posteriormente Emilio Choy, Agustín Barcelli, Aníbal Quijano, César Germaná y Alberto Flores Galindo siguieron la propuesta socialista de Mariátegui. Para el análisis marxista no puede comprenderse la historia del Perú sin considerar la explotación de las clases trabajadoras por las clases dominantes. Así también, no puede concebirse una historia total sin el análisis de los conflictos sociales de la sociedad peruana. El objetivo central de la interpretación marxista de la historia es transformar sociedad peruana.

El análisis crítico de la historia del Perú

Jorge Basadre, Pablo Macera, Luis Guillermo Lumbreras, Julio Cotler, Waldemar Espinoza Soriano, Ernesto Yepes del Castillo, Sinesio López, Heraclio Bonilla, Wilfredo Kapsoli, Manuel Burga, Gonzalo Portocarrero y Nelson Manrique iniciaron la interpretación crítica de la historia del Perú.  El objetivo  de esta concepción de la historia es el análisis de los problemas económicos y sociales de la sociedad peruana.

La visión dogmática de la historia del Perú

Son partidarios de esta concepción de la historia los profesores que pertenecen al Movimiento por Amnistía y Derechos Humanos (MOVADEF) y del Comité Nacional de Reorientación y Reconstitución (CONARE-SUTEP) maestros que trabajan en los colegios públicos. La ideología fundamental de la visión dogmática de la historia del Perú es la ideología marxista-leninista-maoísta de Sendero Luminoso. La visión dogmática de la historia del Perú es la antítesis dialéctica de la interpretación marxista de la historia del Perú de José Carlos Mariátegui.

Esta división de las interpretaciones de la historia del Perú es importante para comprender la historia de las ideas políticas en el Perú. Así por ejemplo, los alumnos deberían comprender que todas las ideas tienen un origen y un desarrollo y que solo se las comprenden dentro de su contexto histórico. Una ideología política puede desarrollarse producto de nuevas argumentaciones; pero también una ideología puede ser dogmatizada o traicionada.

En mis conversaciones con muchos jóvenes de secundaria y también con los profesores de ciencias sociales me he dado cuenta de un grave problema. La mayoría de los alumnos están completamente confundidos porque no encuentran una diferencia clara y precisa entre el marxismo de Carlos Marx, el socialismo de José Carlos Mariátegui y el marxismo-leninismo-maoísmo de Sendero Luminoso. Así también, muchos jóvenes creen que el terrorismo del Partido Comunista de Abimael Guzmán se origina con las ideas de Marx y Lenin.

Quienes hayan leído Tesis sobre Feuerbach (1845) y La ideología alemana (1846) de Carlos Marx, Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana (1886) de Federico Engels, Materialismo y Empiriocriticismo (1908) y Cuadernos filosóficos (1914) de Lenin y los textos Sobre la práctica (1937) y Sobre la contradicción (1937) de Mao Tsetung, se darán cuenta que las ideas de estos libros están en contra de la ideología dogmática y que por lo tanto se diferencian completamente del marxismo dogmático stalinista de Eudocio Ravines y del marxismo dogmático maoísta de Sendero Luminoso.

La historia de las ideas socialistas en el mundo es apasionante. Los jóvenes deben saber que la ideología marxista se desarrollo en contra del pensamiento de los narodniki o populistas. Desde la década de 1870 hasta los últimos años de la década de 1880 los populistas rusos dominaban el escenario político utilizando dos organizaciones terroristas: Zemlia i Volia (Tierra y Libertad) y Narodnaia Volia (Libertad del Pueblo). En 1881 los narodniki asesinaron al zar Alejandro II. Sofía Peróvskaya, hija del Gobernador General de San Petersburgo, fue una de las figuras centrales de la conspiración.

Posteriormente en 1887 Alejandro Ulianov, el hermano mayor de Lenin y un grupo de jóvenes fueron sorprendidos cuando preparaban un atentado contra el Zar Alejandro III. El grupo fue sometido a juicio y después terminaron en el patíbulo de la muerte.

Los narodniki creían que el mir, es decir, la comunidad agraria, era la base para la construcción del socialismo en Rusia y que por lo tanto el campesinado sería la clase social que realizaría la revolución del socialismo agrario. Por el contrario, en el artículo Nuestras discrepancias, (1885) Georguei Plejánov uno de los fundadores del socialismo marxista, planteaba que el desarrollo del capitalismo industrial destruiría las comunidades agrarias y que la utopía del socialismo agrario se convertiría en una pesadilla. Así también, Plejánov afirmaba que el proletariado industrial, y no el campesinado, sería la clase social que llevaría las riendas de la revolución social. Posteriormente, en el libro ¿Quiénes son los amigos del pueblo y cómo combaten a los socialdemócratas? (1894) Lenin criticaba la ideología de los populistas rusos.

Los marxistas estaban en contra de los atentados terroristas. “Los marxistas empezaron, como tenían que empezar, negando las tradiciones populista y terrorista. Rechazaron el socialismo agrario, la idealización sentimental del campesinado, las versiones radicales de la eslavofilia y la idea cuasi-mesiánica de la misión revolucionaria excepcional de Rusia. Repudiaron el terrorismo, la autoglorificación del intelectual radical y de la élite conspirativa autosuficiente. Optaron por la organización democráticamente orientada, el partido y los sindicatos y por formas modernas de acción proletaria de masas.” (Isaac Deutscher, La revolución inconclusa, Ediciones Era, México, 1967, p. 25).

Las ideas terroristas de los narodniki estaban condenadas por la historia. “Desligada del pueblo y, al mismo tiempo, empujada por la marcha de los acontecimientos a la primera fila de la historia, la intelectualidad se esforzó por dar a su debilidad social el apoyo de la fuerza explosiva de la dinamita. La química de la destrucción, entre sus manos, se transformó en alquimia política.” (León Trotski, El joven Lenin, Fondo de Cultura Económica, México, 1972, p. 62). La idea de Trotski es exacta. Ciertamente, sustituir la ideología socialista por la dinamita no es una práctica marxista sino que es terrorista.

Pero también el marxismo-leninismo de Mariátegui se diferencia del marxismo-leninismo-maoísmo de Sendero Luminoso. Así por ejemplo, la obra 7 Ensayos de interpretación de la realidad peruana (1928) es el análisis socialista de los problemas fundamentales del Perú como una nación en formación. Defensa del Marxismo es un libro importante porque representa la concepción del Amauta sobre el marxismo vivo de Carlos Marx. Y los ensayos “El problema del indio” y “El problema de la tierra”, es la síntesis socialista en defensa del campesino explotado. Por el contrario, la ideología de Sendero Luminoso mandó a la tumba a miles de campesinos, precisamente la clase social que lucharía por la revolución socialista. ¿Qué ironía de la historia?

Desde mi punto de vista creo que el marxismo-leninismo-maoísmo de Sendero Luminoso significa casi lo mismo que el marxismo-leninismo de Stalin porque ambas ideologías asesinaron a campesinos inocentes y dogmatizaron las ideas socialistas de Marx y Lenin convirtiéndolas como si fueran citas textuales de una biblia que hay que aprender de memoria.

En las obras escogidas de Mao Tsetung hay varios escritos en contra del dogmatismo ideológico y el culto a los libros. Pero Abimael Guzmán y los dirigentes de Sendero Luminoso hacen todo lo contrario, copian casi textualmente las ideas de Mao Tsetung, como la concepción del mundo, el Partido Comunista, la guerra prolongada, el carácter de la revolución  china y la aplican a la realidad peruana como si China fuera lo mismo que el Perú.

La historia de las ideas políticas es un tema apasionante. Existen ideas que evolucionan y siguen la filosofía original de sus creadores; pero también las ideas políticas pueden seguir un proceso de degeneración. Así por ejemplo, Carlos Marx fundó el marxismo dialéctico como una filosofía para la vida y no para la muerte. Por el contrario, Abimael Guzmán creo el marxismo dogmático, petrificado y vulgar. En consecuencia, el militante maoísta que asesina por motivos políticos a un campesino inocente es un terrorista, un marxista dogmático y no un marxista dialéctico. Quién no entiende esta diferencia está completamente ciego.

El marxismo-leninismo-maoísmo de Sendero Luminoso es una ideología  totalmente diferente al marxismo de Carlos Marx y Lenin. Pero también es necesario explicar que el marxismo de Abimael Guzmán Reinoso significa la dogmatización de las ideas socialistas de José Carlos Mariátegui. Así por ejemplo, el marxismo de Mariátegui es una concepción dialéctica del mundo, una filosofía de la praxis y una doctrina para la revolución; por el contrario para el Partido Comunista Peruano, Sendero Luminoso, el marxismo es una concepción dogmática del mundo, una ideología para la muerte y una praxis terrorista. En consecuencia,  pasarán al basurero de la historia quienes pretendan comparar, como si fuera lo mismo, el marxismo-leninismo de Mariátegui con el marxismo-leninismo-maoísmo de Sendero Luminoso.

En el Perú existen centenares de profesores y de jóvenes que creen en la ideología de Sendero Luminoso. Así por ejemplo, El Movimiento por Amnistía y Derechos Humanos (MOVADEF) es una organización que levanta las banderas del Partido Comunista de Abimael Guzmán. Pero ¿por qué muchos profesores peruanos siguen creyendo en la ideología dogmática de Sendero Luminoso, es decir, en el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento Gonzalo?

Desde mi punto de vista creo que muchos profesores de ciencias sociales creen en la ideología de Sendero Luminoso porque no tienen otras alternativas. Así por ejemplo, en los departamentos de Ayacucho, Apurímac y Huancavelica y Puno no existen asociaciones de profesores de ciencias sociales, ni instituciones que realicen cursos y seminarios sobre la historia crítica del Perú y tampoco existen programas de capacitación sobre lo que significó la violencia política en el Perú (1980- 2000).

En varias conversaciones con maestros de ciencias sociales he dotado que muchos tienen un pensamiento dogmático para analizar las ideas y una visión mecanicista de la historia del Perú. Después de las entrevistas reflexionaba lo siguiente: ¿Qué tipo de historia están enseñando a los alumnos de secundaria los profesores partidarios del MOVADEF? No hay ninguna duda que los maestros de esta organización política enseñan a los alumnos la visión dogmática de la historia del Perú. Esto significa la enseñanza de la historia desde el enfoque del marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento Gonzalo.

Creo que más tarde que nunca, el maoísmo de la muerte, el marxismo vulgar y el pensamiento dogmático de Abimael Guzmán Reinoso pasaran al “cementerio de las ideologías muertas” como decía el historiador Edward Carr en su libro La nueva sociedad. (Fondo de Cultura Económica, México, 1969, p. 29).

En conclusión, el Ministerio de Educación debe tomar el liderazgo en la capacitación de los profesores de ciencias sociales y en la enseñanza de la historia del Perú contemporáneo y específicamente en el periodo de la violencia política en el Perú (1980-2000) Si no lo hace, la ideología de Sendero Luminoso y la cultura del pensamiento dogmático seguirá creciendo, como mala hierba, en la mente de miles de jóvenes peruanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE