Parapsicosis: el otro tipo de miedo

Llevo toda mi existencia negándome a ver películas de terror. No le veo el punto en experimentar lo paranormal, sobretodo esas películas que son “Basadas en una historia de la vida real”. No quiero procesar ni aceptar, que en algún lugar, estas cosas verdaderamente terroríficas sucedieron.

La Revista Avatar

parasicosisUna de mis mejores amigas de la universidad se metió en esta onda de teatro. Ella siempre fue así, no le daba temor hacer cosas nuevas y tampoco daba por sentado nada hasta que lo probaba. Ella es parte  de este gran reto que representa Parapsicosis, ya que es un formato nuevo, nunca antes presentado en Arequipa. Recuerdo cuando me dijo que el plan era hacer una obra de terror y suspenso y yo sólo atiné a decirle: “no hay forma de que la vea” –inserté cara de cachorro magullado aquí- pero al final terminé diciéndole que iría. Incluso le prometí que esta vez pagaría mi entrada.

Fue una buena decisión. Hay experiencias que le cambian la vida a uno; de repente el miedo no es tan malo. De repente te das cuenta que el miedo, dependiendo de su intensidad, es algo que de alguna  manera te hace sentir vivo.

Esta es la crónica de mi experiencia con la obra Parapsicosis. Claro, no veo películas de terror pero me voy al teatro a ver en vivo y en directo todas las cosas que atemorizan mi subconsciente y no me dejan dormir en la tranquilidad y oscuridad de mi cuarto. A la hora de escoger alguna actividad de recreación…

Lea el artículo completo en la edición impresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE