El día de la detención de JM Guillén

Aquel lunes 6 de julio, el juez Mandred Vera Torres, del juzgado de investigación preparatoria de Paucarpata, había demorado cerca de dos horas en explicar y fundamentar su inédita decisión. Al filo de las 10 de la noche anunció prisión domiciliaria por 6 meses para el expresidente regional, Juan Manuel Guillén Benavides, líder indiscutible de la política arequipeña, por largos años. Dos meses después, un tribunal de la Corte de Arequipa, levantó la medida, pero el precedente, que llenó de asombro a propios y extraños, ha quedado para la historia, en tanto los cargos que se le imputan por su gestión como presidente del GRA, aún no han sido aclarados o resueltos.

La Revista Avatar

Guillen 2La solicitud de prisión preventiva había sido solicitada, hacía más de un año por el fiscal supraprovincial especializado en delitos de Corrupción, Hamilton Castro Trigoso,Juan Manuel Guillén y otras 20  personas, entre ellos sus hombres de confianza, fueron acusados de Colusión Desleal, por la presunción de que concertaron previamente con los integrantes del consorcio Arequipa – La Joya, el otorgamiento  de la buena pro para realizar los estudios de factibilidad y definitivos de la obra para la vía del mismo  nombre.

Luego de las sonadas detenciones, por este caso, del exasesor regional Miguel Ocharán Pichu -del entorno más cercano de Guillén- del ex viceministro de Economía, Fernando Toledo Arburua y del  ciudadano español Carlos Ríos Sánchez, así como las detenciones domiciliarias del otro hombre de  confianza del ex presidente, Delford Sarmiento, el diseñador de puentes, Jack López y del propio Guillén.

Castro Trigoso, el hombre que sacudió al sistema judicial arequipeño, fue asignado la mega investigación por el caso Lava Jato que involucra….

Lea artículo completo en la edición impresa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE