El patrimonio hecho ciudad

Por primera vez desde que fue reconocida como tal, Arequipa fue sede del encuentro entre los representantes de cerca de 120 ciudades en el mundo que ostentan el mismo reconocimiento por parte de la Unesco; es decir, que sus urbes son consideradas -por su historia, originalidad y aportes-, como Patrimonio Cultural de la Humanidad. La ocasión sirvió -principalmente- para remozar parte del patrimonio arquitectónico, factor principal para este reconocimiento mundial.

La Revista

ciudades patrimonio

El logro de la sede, fue algo que el alcalde Alfredo Zegarra asumió como un triunfo personal, antes de  ser reelecto para el cargo, por lo que su compromiso con el evento era total. No obstante su entusiasmo,  la primera semana de noviembre, la ciudad y el programa previsto, no estaban listos para hacer de éste  un encuentro memorable.

Aunque la belleza de la ciudad hizo olvidar al centenar de asistentes, algunas fallas de la organización,  el evento no cumplió con uno de los objetivos principales, cual es involucrar a la población en la  valoración y cuidado del patrimonio, generar intercambios con los visitantes y extraer lecciones de los  visitantes de diversas latitudes, pero con problemas similares, para mejorar la gestión que se hace de los  tesoros históricos propios.

En el lado positivo de la balanza, está el logro de la gestión municipal en  llevar a cabo -contra viento y marea- la anunciada peatonalización de la plaza de armas…

Lea artículo completo en la edición impresa

Una respuesta a “El patrimonio hecho ciudad”

  1. Charly dice:

    en la edición escrita ponen resilencia en lugar de resiliencia en la página 25 último párrafo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE