El retorno de los míticos Quilluya a la escena arequipeña

Cultural

12345552_503477979811763_8665824758620140122_n

 

En el año 2001, aproximadamente, la escena musical independiente de Arequipa sufrió una conmoción irremediable que hizo replantear los cimientos hasta de las ideas mas osadas de la ciudad e incluso del país, la maniobra se encontraba a cargo de un acto singularísimo llamado Quilluya.

Quilluya aparece como consecuencia del boom mundial de la electrónica, acaecido en las postrimerías de los noventas, y su planteamiento de hibridación de primitivas y vernáculas sonoridades nativas con áspera y corrosiva electrónica, repercutió pronto en el ámbito underground mistiano, que asistió a innumerables conciertos en donde las puestas en escena incluían tinkus, rituales de pago a la tierra, instrumentación incaica y principalmente destrucción, demolición sonora y devastación de equipos y computadoras que, en la cadencia arrítmica de la electrónica salvaje, eran apaleados, pateados y arrojados al piso, ante el alborozo de los presentes.

Quilluya, conformado originariamente por José Jesús Villafuerte, Víctor Miranda y Bruno Luna, prontamente captó la atención y el elogio de los medios capitalinos, y,  ante el lanzamiento de su primer disco fueron invitados a participar en Lima en diversos eventos y conciertos, sin embargo la imprevista aparición de actos con propuestas de fusión entre folclore y electrónica que desconocieron el carácter instaurador de la banda, diluyó rápidamente las intenciones futuras de Quilluya, que llegaría a publicar incluso un segundo disco. Durante algunos años mas la banda funcionó como dúo, convirtiéndose finalmente en el acto unipersonal de su genio creador, José Jesús Villafuerte, hasta la fecha.

A partir de 2007 las apariciones de Quilluya han sido distanciadamente esporádicas y presentadas únicamente por su cerebro (que a la vez ha engendrado proyectos fascinantes como Rhagoletis Fractal o Ninialibelula) quien radica en la capital, no obstante, después de 8 años, la celebración arequipeña de navidad y año nuevo consistirá en la reunión de los integrantes originales de Quilluya, quienes han prometido una sesión incontrolada de electrónica, folclore, ruido, devastación y algo de nostalgia, la cita es este sábado 26 de diciembre en el Virgo Café Bar, ubicado en la calle Zela N° 317 – Cercado, desde las 10:00 pm. El evento contará con la participación de un cartel de bandas fastuoso, como los también resucitados K-Wi D., que repondrán su taciturno y prolijo trabajo, los seductoramente infamantes La Terminal y el arisco stoner de Stonearth, un apetitoso fin de año cortesía de los siempre atinados NOXA Records.

https://quilluya.bandcamp.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE