Reacomodos

Picotazos El Búho

 

Los congresistas arequipeños están perdidos, dado que sus respectivos partidos o las alianzas que habían estado contemplando los sorprenden cada día, como al resto de peruanos; y aunque todos tenían la intención -expresa o secreta- de reelegirse, ahora nada es seguro.

Los nacionalistas, Ana María Solórzano (en intensa campaña proselitista) y Tomás Zamudio, no tendrían ninguna opción si van por Arequipa, así que es probable que Solórzano postule por Lima, dado que es muy allegada a la pareja presidencial, al punto que la vocearon como precandidata presidencial. Zamudio acepta resignado que para otra vez será.

Justiniano Apaza deshoja margaritas a ver si se une al Frente Amplio como candidato, mientras Juan Carlos Eguren, que tenía aspiraciones presidenciales, deberá disputar ahora – a codazos- una humilde candidatura a de congresista por Arequipa con los compañeros apristas.

Gustavo Rondón también sufrirá si intenta postular por Arequipa y estaría pensando en postular por Lima, ya que su condición de Presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, lo hace aparecer en las ligas mayores de a política.

Y Marco Falconi, uno de los primeros en aparecer junto al expectante César Acuña, está ahora en la incertidumbre, pues el trujillano no le ha dado bola ni ha formalizado la alianza con su movimiento regional. Está a la espera de que se vuelva a acordar de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE