ENTREVISTA. Angela Delgado: El «Hay Festival» vino para quedarse

Cultural El Búho
Foto: Daniel Mordzinski

Foto: Daniel Mordzinski

Sin lugar a dudas, para la literatura y otros aspectos de la cultura, lo mejor del año fue la llegada del HAY FESTIVAL  a nuestra ciudad,  como un inmenso aporte al desarrollo cultural. Conversamos con Ángela Delgado una de sus principales promotoras, haciendo un primer balance.

ENTREVISTA: Miguel Almeyda Morales

¿Un sueño hecho realidad?

Más que un sueño, una posibilidad abierta, comprobada, la realización del Hay nos ha hecho abrir los ojos, saber que si somos capaces de hacer las cosas bien, que la  cultura puede ser una eficaz herramienta de comunicación,  y que a partir de eso se pueden establecer otros emprendimientos.

Un éxito en cifras

82 invitados, 57 voluntarios, un aspecto que hay que resaltar, fue un equipo maravilloso de jóvenes motivados, sin ellos  creo que no hubiera funcionado tan bien como funciono, 132 periodistas registrados, 100 entrevistas realizadas, 12 países representados, 4 películas, 1 concierto, 4 fiestas, 7 sedes, diez eventos Hay joven, 1 evento infantil, 175  rosas de regalo, todo un símbolo, las rosas marcaban el final de cada sesión, 6,000 folletos de mano, 15,205  asistentes  registrados por boletería. Ha sido un primer año glorioso. Y ha colocado la valla  bastante alta para futuras ediciones.

Hubo un alto nivel  en las conversaciones, debates, preguntas.

Se ha demostrado que el público arequipeño es un público culto, informado, entraban a cada sesión sabiendo a quienes iban a escuchar y sobretodo informados respecto a los temas, han sido preguntas que han dejado interrogantes útiles para construir a partir de ellas. Es importante también remarcar como el festival trae autores que serían  perfectos desconocidos para nosotros, cuando giran alrededor del mundo con notoriedad, no solo por su fama sino por el contenido de su obra, como Joumana Hadadd que es la vigencia del pensamiento humano y de la lucha frontal y defensa de los derechos y creencias propias.

Haciendo un performer con mi personaje de Verita Kala  me encontré con Fernando Savater en plena calle.

Los voluntarios se peleaban para acompañarlo. Ha sido una fiesta donde ha primado el interés sobre todo de los jóvenes, creemos que la juventud no está interesada y es al contrario está totalmente despierta. Alimentándola, poniéndole insumos, la gente no solo se divierte, construye, comparte, es lo que me importa, esa semilla que vaya plantando el Hay en el cerebro, en el  corazón de cada persona, se ha abierto temas interesantes que además nos acercan, nos hacen reflexionar sobre nuestra condición no solamente humana sino también cívica, que rol cumplimos dentro de esto que llamamos sociedad.

La gala del libro favorito fue especial, los autores diciendo como habían sido influidos por Moby Dick, Las mil y una noche, Robinson Crusoe, Crimen y castigo, El pez en el agua.

Los libros que han influenciado  la vida de esta gente que está en pleno ejercicio de su creatividad. Son seres humanos como cualquiera,  ha sido bonito escucharlos, porque a veces se marca una distancia insana entre el productor de ideas, el creativo y el público en general, entonces uno alucina que son inalcanzables,  y eso es falso, los hemos tenido en las calles de la ciudad, la gente se ha acercado a ellos y más allá de compartir ideas, también han podido sentir el calor humano, disfrutar de la arquitectura, la gastronomía,  es un conjunto de cosas que hacen del festival algo importante, que no solo va  a la ciudad, del lado literario intelectual, sino también es una propuesta que suma mucho para posesionar Arequipa  dentro del turismo cultural.

Encontré a Miguel Gutiérrez en un café y hablamos dos horas de La Violencia en el tiempo, su novela inmensa, fue una lección de escritura, de humanidad.

Esas son las posibilidades que tienes en el camino entre sesión y sesión, los escuchas en las entrevistas,  los periódicos, que han rebotado bastante información. Se está sumando puntos para que la gente dedicada a la prensa tome interés en la creación intelectual, creativa, más allá de las  noticias de violencia o futbol, ha sido importante ver los periódicos con interés sobre el festival, los autores, el público, hablando de otras cosas que deberían alimentarnos el diario vivir.

Las conferencias llenas de público. ¿De dónde salió toda esta gente?

De diversas procedencias, muchos viajaron hasta aquí, de Cuzco, Chile, Argentina, Lima, y de Arequipa había, empresarios, amas de casa, jóvenes estudiantes, intelectuales,  artistas, con un interés increíble, habidos de escuchar a sus autores, con curiosidad, yo compartí mucho tu optimismo desde que vi de que se trataba el festival, estuve convencida que esto era como un anillo al dedo para la ciudad de Arequipa, se va quedar felizmente, para hacer resurgir esa idea de ciudad productora de cultura de, pensamiento, de crítica, de convergencia y divergencia, porque creo que el proceso ciudad se construye en base a la participación ciudadana, hay una gran necesidad de compartir ideas, de establecer procedimientos, propuestas,  y el festival nos ayudara mucho.

Las autoridades tendrán que pensar seriamente en una política cultural para la ciudad.

Tenemos que mirar el área cultural profesionalmente, nadie va a escribir una receta sobre políticas culturales, ni sobre gestión cultural, pero creo que si debemos compartir un norte, saber hacia dónde queremos ir, optimizar recursos  y acciones para que festival no sea un asunto aislado, sino una oportunidad para plantear por lo menos un esquema de desarrollo cultural, que contemple las diversas propuestas  culturales. Porque el Hay festival vino para quedarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE