Por qué no votaré por Verónika Mendoza

Confesiones de invierno Avatar

elecciones2016

En algún momento pensé seriamente en votar por ella y, a pesar de los reparos que le tengo a su candidatura, pienso que los votos por Mendoza son votos legítimos, son votos inteligentes y que si ella llega al poder, estoy seguro, tendrá un mejor gobierno (más digno y honorable, de seguro) que la mayoría de los candidatos que ahora se encuentran punteros en las encuestas.

Por qué SÍ votaría por Verónika Mendoza

Primero que nada ojeemos su Currículum más reciente. Fue una buena congresista, demostró coherencia en su trabajo y su actuar en el parlamento siempre fue consecuente con su forma de entender la política y el mundo.

Renunció a la bancada nacionalista en el momento preciso demostrando ser fiel a sus principios. En un país de tránsfugas y acomodadizos haberse mantenido leal a sus creencias es algo digno de aplauso.

Es una mujer con preparación académica real. Es magister en antropología y educación, con estudios en Francia y Madrid. No todo es números y economía en esta vida, nos haría bien tener una presidenta que entienda al país desde otra perspectiva, más allá de los porcentajes de crecimiento económico.

El interés claro y remarcado, sin ambigüedades, en causas sociales justas como la defensa de los derechos civiles para las minorías. Ya era hora de que alguien dentro de la clase política empiece a rajarse y a jugársela por este tipo de causas, justamente, para que puedan dejar de ser causas perdidas.

La capacidad que tendría para lidiar y acabar con los conflictos sociales. Perú es un país chúcaro, díscolo, en perpetua ebullición. Es un país que vive en constante bronca consigo mismo. Si la próxima persona que llegue al poder no es capaz de entenderlo y apaciguarlo, se pueden venir cosas muy malas para todos nosotros.

Es guapa y elegante. Sí, llámenme frívolo e insensato, sexista o lo que quieran pero sus expresiones dulces, esa sonrisa ingenua, meliflua y la elegancia con la que supo torear al patán de Mariátegui en Sin Medias Tintas me parece un gran motivo y virtud para votar por ella.

Por qué NO votaría por Verónika Mendoza
  • Tiene 35 años y, no se a ustedes, pero a mí eso me da terror. Alan García nos ha demostrado, con irrefutables y apocalípticas pruebas, que 35 años es una edad nefasta y catastrófica para ser presidente de este país. Creo que esperar un poco – unos 5 años, digamos – es lo mejor para para ella y para este país.

  • La gente que está a su costado. Marco Arana, el Frente Amplio, Tierra y Libertad  y, en general, la izquierda vieja, polvorienta y amargada que está detrás de ella. Todo es de espanto ahí. El FA se ha pasado lo que va de la campaña peleándose con él espejo, demostrando su habilidad malsana para no saber nunca cómo ponerse de acuerdo. Se han fragmentado por nimiedades pese a estar de acuerdo en lo importante. Si así están ahora, imagínenlos en el poder, imagínenlos como bancada.

  • Esa incapacidad, casi fisiológica, de decir que Venezuela es una dictadura. Ha preferido decir que el gobierno de Fujimori fue una democracia para pasar piola a tener que reconocer que en Venezuela se vive, se padece una dictadura sangrienta y abusiva que, felizmente, se está cayendo a pedazos.

  • Su carencia de sentido del humor. Tanto ella, su grupo político y sus simpatizantes no saben reírse de sí mismos, lo dramatizan todo y confunden solemnidad con seriedad. Nadie pide que Vero sea un payaso como Toledo o baile el teteo como Alan pero tanta ceremonia en sus actos – en especial siendo tan joven – se ve falsa, impostada y aburrida.

  • Que no sepan ver sus propios problemas, que no puedan aterrizar en la realidad. La campaña del frente amplio no funciona y se nota a gritos desde hace meses pero ellos se han pasado anunciando a los cuatro vientos que representan la voz del pueblo sin darse cuenta que, con las justas, un 2% del pueblo piensa votar por ellos. Peor aún, se han pasado ese mismo tiempo, tildando de enemigo, inmoral y corrupto a cualquiera que critique su forma de hacer campaña. Esa falta de reflejo político, que en campaña resulta tragicómica, en el poder podría ser sencillamente trágica.

3 respuestas a “Por qué no votaré por Verónika Mendoza”

  1. Avatar Renato Amaro dice:

    Tienes el derecho a opinar de forma ‘light’. Pero te enmiendo la plana sobre Venezuela porque demuestras que no tienes conocimiento sobre lo que pasa en aquel pais, ni tampoco tienes una idea muy clara de lo que es democracia.
    Venezuela no es una dictadura. Resulta que ese pais estuvo gobernado por una autentica mafia, o casta como se denomina en los circulos durante 170 años, desde 1830 hasta 1999 cuando asumio Hugo Chavez.- Durante los gobiernos de Chavez se intento reformar el estado y preocuparse prioritariamente de los mas desfavorecidos en un ejercicio de justicia social y de dar prioridad inicialmente a quienes tenian mas necesidad de ayuda para generar un nuevo y equilibrado estado. Esto fue boicoteado una y otra vez por los grupos de poder desplazados por esta nueva iniciativa desde el gobierno venezolano. Fue asi que desde los medios de comunicación y cuando no desde el exterior con EEUU y gobiernos aliados a este ultimo como el de Aznar hasta intentaron fomentar un golpe de estado abortado en 2002. Sin embargo Hugo Chavez siguio adelante con su iniciativa de equilibrar al pais, pero no sin recibir todo tipo de golpes desde los medios de comunicación y empresarios afines a los antiguos regimenes politicos que saquearon sistematicamente a Venezuela. Probablemente quienes sucedieron a Chavez no esten a su altura, pero no hay que olvidar que es lo que precedio a esta linea de gobiernos en Venezuela que arrancaron con Hugo Chavez. No vale que digan que Venezuela es una dictadura sencillamente porque no lo es, ya que tanto Chavez como el actual presidente fueron electos por las urnas mediante un proceso absolutamente democratico, al punto que Hugo Chavez se sometio a un proceso revocatorio o confirmatorio.- Esto es algo impensable en el Peru, y eso que nos taladran a diario que vivimos en «democracia», ningun gobierno peruano tendria el valor y la dignidad de someterse a un proceso revocatorio o confirmatorio, porque si las LACRAS de Garcia, Toledo o Humala lo hubiesen hecho, los sacarian por la puerta de atras de palacio, y desde las urnas, esas a las que le temen como a la peste.

    • Avatar Sandro dice:

      Mi esttimado Venezuela es una dictadura, no se necesita un uniformado en la presidencia porque eso ya paso, ahora los militares como Humala se retiran y pretender gobernar un pais, pero en su mente esta el fusil, asi como los comunistas con sus filosofia de terror que nunca ha prosperado en ningun pais del planeta, jamas un comunista debe gobernar el Peru.

      Sandro

  2. Avatar oscar dice:

    y quien te pregunto por quien no vas a votar o por quien vas a votar. Papanatas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE