UMBRAL, el teatro tiene su lugar.

Cultural El Búho

teatro Umbral

Hace un año y medio se inauguró una pequeña sala de teatro en el centro de la ciudad de Arequipa; un viejo sueño de Hugo Riveros, uno de los promotores y directores más importantes del mundo cultural.Hoy la sala está siempre llena, con un público joven que viene fascinado a las puestas de los diferentes grupos de teatro que estrenan y hacen sus temporadas allí. Hasta este 27 se presenta “Mujeres junto al sepulcro”. Con él conversamos en vísperas del Día Mundial del Teatro

Por: Miguel Almeyda

¿Cómo se desarrolla UMBRAL, año y medio después?

Desde el 2 de setiembre cuando estrenamos “Bolognesi en Arica”, se desarrolla con gran emoción y temporadas continuas de marzo a diciembre, de todo teatro, agrupaciones locales y con producciones propias del grupo que tuvieron mucha acogida, es un balance positivo. Además nos dio una visión más amplia para poder enriquecerlo, es evidente que cuando uno no conoce el terreno paga derecho de piso, hacer producción teatral en Arequipa es una aventura quijotesca, el posicionamiento toma tiempo, poco a poco hemos enrolado gente que nos aporta como compañía de teatro, vamos creciendo. Este año tenemos ya una programación de 6 obras, una de ellas es de teatro sagrado, Mujeres ante el sepulcro y luego otra obra de teatro peruano, tenemos como misión montar una obra de carácter histórico, cada año. También tenemos el festival por el día mundial del teatro y dos obras de teatro para niños. La experiencia nos permite ahora tener una planificación.

Aquí he visto Japón, El acompañamiento, Bolognesi en Arica, Melgar, Cuatro historias de Cama, la Excepción y la regla…

Muchas obras que han incorporado público joven, también como actores y actrices. Los jóvenes se han interesado en el movimiento teatral y cultural, tenemos una escuela con un taller que dura cuatro meses y ya tenemos la tercera promoción de trabajo que justo estrena esta semana Rebelión en la granja de Georges Orwell, con una adaptación de Jorge Colmenares. Con el anterior taller tuvimos un producto interesante con la obra La entrevista, fue muy buena experiencia, este proyecto y el teatro histórico son ejes de la producción.

La obra mujeres ante el sepulcro ¿de qué trata?

Es una  revelación de los personajes que hemos visto, como la Virgen María a quien vemos como mágica, pero tiene un lado humano, hablamos de aquellos que estuvieron alrededor de Cristo, la verónica, las mujeres que vieron como sufría cruelmente su pasión y muerte, infame y dura, y las mujeres no podían hacer nada. En ese contexto sufrieron una gran frustración, mucha gente a quien Jesus ayudó luego lo abandonó. Ellas se juntan para llevar al cuerpo de Jesús un poco de mirra, como indica la tradición, en este encuentro se dan los conflictos humanos.

¿Como ves la dramaturgia arequipeña?

La dramaturgia es una inquietud personal, porque no hay  mucha dramaturgia contemporánea. Lo último que teníamos se remonta a Cesar Vega, Antonio Gonzales Polar, Carlos Manchego, Miguel Ángel Delgado Lujan en niños y jóvenes.

Mucho antes hubo autores, por ejemplo la obra: Una mirada en bellavista, que tiene que ver con la  guerra con Chile, estoy documentando todo este tema para, como dijo una vez Carlos Vargas, fijar una historia del teatro, eso es tener un capital cultural para el futuro. Lo necesitamos, este año vamos a lanzar el concurso de teatro histórico esencialmente arequipeño, con personajes  y hechos de aquí, con jóvenes que  escriban y hagan teatro. Cuando hay una buena producción organizada, cualquier obra funciona, por ejemplo Japón de Teatrando se fue asentando y con magnifica producción tuvieron salas llenas, es un buen ejemplo de que no solo hay que buscar obras ligeras, sino que es importante dar calidad. Y otorgar mensajes.

¿Y los nuevos públicos?

Aún tenemos que desarrollarnos,  captar más público y salir a buscar público en otros lados. También tenemos la idea de diseñar las obras para que vayamos incluso a los pueblos jóvenes  donde no hay teatro, donde podamos compartir lenguajes, y en el cual podamos expresarnos y recoger sus propuestas. Nosotros ahora tenemos una gran ventaja porque el público juvenil se mueve por donde está nuestro local y es más fácil invitarlos a que pasen al teatro. Tenemos programados espacios de reflexión, una vez cada 15 días, conversatorios sobre teatro, sobre cine, tenemos que encontrarnos para revisar lo que hacemos y a dónde vamos.

¿Porque sigues haciéndolo?

A pesar de todo cumplir este sueño cuesta dinero y como siempre digo hay cosas que el dinero no financia. Se persiste porque en algún momento va a funcionar, se va a compensar, el dinero importa pero no decide, porque el arte se puede hacer en la plaza si uno quiere. Tener un centro cultural nos permite organizarnos de otra manera, una visión de trabajo, para eso necesitamos encontrarnos de nuevo todos los que estamos metidos en este tema, creo que no pasa en otras ciudades, la producción que tenemos hoy en Arequipa es muy importante.

Este fin de semana son las últimas funciones de MUJERES JUNTO AL SEPULCRO en su local de San Francisco 204 Int 110 , a las 8 pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE