La alianza de Keiko Fujimori con la minería informal y otros puntos de agenda en el nuevo Congreso

Destacados Noticias El Búho
Nison Flores, dirigente nacional de los mineros informales

Nison Flores, dirigente nacional de los mineros informales

Tras la victoria en primera vuelta y la obtención de una contundente mayoría en el Congreso de la República, se han revelado los nexos entre el partido Fuerza Popular y algunos grupos de interés que tienen agendas legislativas concretas ligadas a sus intereses y que, después del 28 de julio, no tendrían dificultades para concretarse. Entre ellas la minería informal e incluso ilegal, que tiene en Arequipa una de sus plazas importantes a nivel nacional.

El candidato con el número 6 de la lista de Fuerza Popular, fue Nilson Flores Suárez, dirigente nacional de los mineros informales y postulante por Arequipa, donde tiene su centro de operaciones. Aunque no fue elegido, participa activamente en la campaña de segunda vuelta. Él es dirigente de la Federación de Mineros Artesanales del Perú y el gremio entero sigue a la exceptivo de lo que lograrán debido a la numerosa bancada fujimorista, con mayoría absoluta, que se instalará en el hemiciclo desde el 28 de julio y donde tienen varios representantes de diversas jurisdicciones, principalmente de aquellas donde hay mayor actividad en su rubro. La consigna es lograr que se anule y vuelva a fojas cero el proceso de formalización de la minería que ha puesto en marcha este gobierno.

En el 2010, ya tenían el propósito de ingresar activamente en política para gestionar sus intereses. Flores fue representante del Movimiento Etnocacerista en Condesuyos, centro de la minería informal en la región. En 2011 postuló al Parlamento Andino por el Partido Nacionalista y en el 2014 se unió a Juntos por el Desarrollo de Arequipa para intentar convertirse en consejero regional de esa provincia.

Reconoce que él pertenece a la tercera generación de mineros informales y, según declaró a El Búho, ésta y sus anteriores postulaciones, no son a título personal sino gremial. Así, fue la Federación la que acordó su inclusión en la lista fujimorista, y el compromiso de financiar su campaña, debido a que la candidata Keiko se comprometió con ellos a atender sus demandas. Aceptó también que hay varios candidatos del gremio en Fuerza Popular, postulando por diversas jurisdicciones.

En una visita a La Rinconada, epicentro simbólico de la minería ilegal, Keiko Fujimori se comprometió a iniciar de cero el proceso de formalización y eliminar todas las “exigencias absurdas” que hizo este gobierno. El compromiso fue firmado de puño y letra de la candidata y ha sido reiterado varias veces en la campaña.

A nivel nacional se calcula que existen unas 150 mil personas dedicadas a esta actividad. Y en Arequipa, llegan a 40 mil, de los cuales unos 6 mil ya han obtenido su RUC, como parte del proceso de formalización que sería derogado por Keiko Fujimori y su bancada.

EXPEDIENTE MANRIQUE

René Manrique Cusirramos, ex militante aprista y principal dirigente del movimiento cooperativo, postuló con el número 2 y quedó a menos de 500 votos de ser elegido. No lo logró, a pesar de haber realizado intensa campaña en contra de la postulante con el número 1, Alejandra Aramayo, la única de la lista que obtuvo una curul.

De haber sido elegido, su prioridad en la agenda parlamentaria habría sido evitar que se apruebe en el pleno el Proyecto de Ley 2195, ya aprobado en la comisión de Economía, que obligaría a las cooperativas a someterse a la supervisión de la Superintendencia de Banca y Seguros, lo que evitaría se repitan estafas u operaciones de lavado de dinero como las que perpetró la mafia de Orellana, precisamente, a través de cooperativas.

En este objetivo y, sin distingo de banderas políticas, el movimiento cooperativo ha consolidado diversos acuerdos políticos, además de confiar en que la bancada fujimorista sea numerosa. Así, según denuncia del programa Panorama, el parlamentario arequipeño, Juan Carlos Eguren, quien postula a la reelección en alianza con los antiguos compañeros apristas de Manrique, fue el único que se opuso a la aprobación de este proyecto de Ley. Además de exponer la existencia de un lobby, el programa informa que el parlamentario tiene créditos de importantes sumas de dinero, otorgados a su favor por la Cooperativa Presta Perú, donde René Manrique es el Gerente General.

La injerencia de Manrique no se limita a esta cooperativa, sino alcanza el manejo de fondos de toda la Corporación Sin Fronteras que incluye la cooperativa Prestasur como ente Financiero, Multiservisur, como Constructora, Inmosur, como constructora e inmobiliaria, Isosur, como inversiones del Sur, Destinos Rent a Car, de transportes y maquinaria pesada y una empresa de Vigilancia, además de los diarios Sin Fronteras que se editan en ediciones diferentes para Arequipa, Tacna y Puno. Junto al presidente del Directorio del grupo, coronel PNP en retiro, Manuel Vera Ponce, durante el gobierno aprista ejecutaron el complejo inmobiliario de 320 departamentos denominado “Carlos García Ronceros”; y posteriormente otro en Catarindo, con algunos reclamos de por medio.

Aún cuando no haya sido elegido, no es descabellado suponer que, efectivamente, esta ley será impedida de prosperar y, con ello, la informalidad financiera siga haciendo estragos en el país.

LA DINASTÍA CÁRCAMO

Camilo Cárcamo Mattos, es sólo uno de los muchos ciudadanos de apellido Cárcamo que viven en Caravelí y que se han aficionado por la política, en su mayoría, con el fujimorismo, al igual que buen número de los habitantes de Caravelí. Con un proceso abierto por Malversación de Fondos y Peculado, junto al ex presidente regional, Juan Manuel Guillén, postula al Congreso con el número 3.

Fue un alcalde cuestionado durante su paso por el municipio provincial entre 2007 y 2010, sucediendo en el cargo a José Julio Cárcamo Neyra, quien luego fue Consejero Regional de su provincia entre 2011 y 2014. A su vez, éste último dejó el cargo de consejero en manos de otro miembro de la extensa familia: Miguel Angel Cárcamo Galván, actual consejero regional.

Pero el consejero regional más celebre de Caravelí es Aaron Maldonado Montoya, quien ejerció el cargo entre 2007 y 2010, llegando a ser Vicepresidente Regional. Antes fue alcalde provincial de esa jurisdicción, entre 1999 y 2002, en representación de Vamos Vecino. Ocupó titulares periodísticos cuando confesó que era amigo personal de Alberto Fujimori por lo que había acudido a visitarlo, hasta en dos ocasiones, a su prisión en la Diroes.

Se ha especulado mucho sobre las razones de la vocación naranja de esta provincia, yendo desde los altos niveles de pobreza y baja educación, pasando por una pronta ayuda durante el devastador sismo de 1998, hasta la leyenda de la participación de la propia Keiko Fujimori en actividades de minería informal en la zona. Lo cierto es que, desde el año 95, el fujimorismo nunca ha perdido una elección presidencial en esta provincia, a contracorriente de lo que ocurre en otras las provincias de Arequipa y en el Sur en general.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE