Política económica del nuevo gobierno

Columnista invitado

 

Respecto a la política macroeconómica, la principal controversia está en torno a la reducción del IGV, ya que había consenso en shocks de inversión pública (se anunció que se destrabarán 20 grandes proyectos), aumento del salario mínimo, y se aplicará la misma política monetaria (se mantiene el Presidente del BCR). Se abandonará la reducción impositiva si no funciona el primer año.

Respecto a los otros componentes de política económica y estrategia de desarrollo, hay varios escenarios. Presentamos dos de ellos, y hay una amplia gama intermedia posible. Uno, que se aplique la oferta de la primera vuelta, profundizando el modelo en curso, con las correspondientes alianzas políticas. Es previsible, que esto genera conflictos sociales, ambientales y regionales, dificultando la gobernabilidad.

Otro escenario, es que se cumplan los compromisos sectoriales asumidos y las propuestas hechas en la segunda vuelta electoral: respeto a los derechos laborales, al medio ambiente, de las comunidades nativas, a la consulta previa, mayores atribuciones y recursos a las regiones (independientemente se cree o no el nuevo ministerio), diversificación productiva y valor agregado, incluida la minería. El viaje a China se ubica en esta perspectiva, y es de la mayor importancia. Este camino, que incluya los compromisos políticos (corrupción, seguridad, etc), supone un gobierno de ancha base, con otras alianzas políticas, regionales y sociales. Es clave no solo la definición de políticas, sino los actores que las implementarán.

El ministro de economía tiene todas las credenciales académicas y profesionales para el cargo. Pero, la política económica depende de la política a secas. El presidente electo solo tiene una bala de plata, el éxito o fracaso de su gestión, se definirá según como la use.

3 respuestas a “Política económica del nuevo gobierno”

  1. EXON FLORES SUAQUITA dice:

    El Perfil del Nuevo Premier

    EXON FLORES SUAQUITA DNI: 471616792

    Cercado-Arequipa Cel. 952704284

    En muchas naciones, como en el Perú, el título de “Presidente del Consejo de Ministros”, “Primer Ministro” o “Premier”, significa normalmente líder o cabeza de gobierno. La figura política del Presidente del Consejo de Ministros del Perú surgió en 1856 al crearse el Consejo de Ministros, según lo establecido en la Constitución Política de 1856. Hubo gobiernos que no contaron con la figura del Presidente del gabinete ministerial, como las dictaduras de Mariano Ignacio Prado (1865-1867) y Nicolás de Piérola (1879-1881), cuyos ministros se denominaron Secretarios. El Presidente del Consejo de Ministros es nombrado por el Presidente de la República y debe ser ratificado por el Congreso. Ocupa la Presidencia del Consejo aunque también puede ser titular de un Ministerio de Estado. Según la actual carta magna, el jefe del gabinete es, luego del Presidente de la República, el portavoz autorizado del Gobierno. Los demás ministros son nombrados por el Presidente a petición del presidente del gabinete. Tiene, asimismo, la obligación de coordinar las políticas, las acciones y las funciones de todos los demás Ministros y de refrendar los Decretos Legislativos, los Decretos de Urgencia y los demás decretos y resoluciones que expide el Poder Ejecutivo. El premier es titular de un pliego presupuestal; para el cumplimiento de sus funciones cuenta con un organismo técnico – administrativo, multidisciplinario y de carácter coordinador, denominado Presidencia del Consejo de Ministros, cuya organización y funciones se norman por Decreto Supremo con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros. Sin duda, después del presidente, el Premier o Primer Ministro, es uno de los principales actores políticos del Ejecutivo. Hay que considerar que muchas veces el electorado termina eligiendo como presidente al candidato carismático o popular, pero no necesariamente este cuenta con la experiencia ni el peso político para desempeñarse en tal cargo, es allí donde entra a tallar la figura del Primer Ministro quien tiene que muchas veces suplir o compensar los desequilibrios presentes en la nueva gestión presidencial. Es por ello que el Premier debe tener la capacidad de ser un verdadero defensor del régimen, esto no significa que se convierta en un escudero del presidente; tiene que saber cuándo ser confrontacional y cuando dialogante. Debe ser capaz de tender puentes y no romperlos. Necesariamente tienen que ser una persona con trayectoria, solvencia moral y profesional, cuya autoridad sea reconocida y genere consenso y respeto. Este funcionario de Estado debe tener liderazgo interno y externo para manejar estructuradamente su gabinete. Ser un gran concertador y coordinador; saber manejar bien su perfil, esto es tiempos, gestos y formas. No puede ser un improvisado o alguien que busque notoriedad hablando de cualquier cosa; debe tener espacio y libertad de maniobra y no convertirse en un simple portapliegos de palacio. Asimismo, debe tener la capacidad de negociar, de articular con los actores políticos y sociales. Como se indicó líneas arriba, un presidente lo llama para que potencie la imagen y capital político del gobierno. Además, debe generar confianza en diferentes sectores con un adecuado manejo de la agenda social y regional. Recordemos que una de las más evidentes falencias de la actual gestión del presidente Ollanta Humala fue no contar con Jefes de Gabinete y ministros de buen perfil y peso político, salvo algunas excepciones. El actual premier Pedro Cateriano así como sus antecesores, Ana Jara, César Villanueva, Juan Jiménez Mayor, Óscar Valdés y Salomón Lerner Ghitis, pasaron por el cargo sin mayor éxito. En cuanto a las tareas del nuevo premier, la prioritaria es empezar a generar estabilidad y confianza. ¿Cómo?, mostrando en la práctica que este Gobierno tiene las cosas claras. Es pertinente que el Gobierno “sea firme”, en cuanto a la aplicación de la ley, pero urge que también sea previsor para adelantarse a los acontecimientos, darles solución y no se llegue a los hechos de violencia (conflictos sociales).El diálogo es otro tema fundamental a ser tomado por el nuevo Consejo de Ministros. En ese sentido, queda pendiente que se establezcan vínculos con todas las fuerzas políticas, y se deje de lado las confrontaciones innecesarias con estas. Otro punto es que se establezca una alianza entre el Gobierno Central y los gobiernos regionales, que tienen dinero sin poder gastarlo adecuadamente. Se pueden generar obras de envergadura que generen inclusión social a partir del desarrollo de infraestructuras. Con la crisis económica internacional al frente, la dinamización del gasto público o que los ministerios gasten más de lo que han estado gastando, también es otra labor imperativa para el nuevo Gabinete. Finalmente, se espera que esta nueva gestión presidencial de Pedro Pablo Kuczynski empiece con buen pie y ello dependerá mucho de las personas que sean elegidas como miembros del nuevo gabinete ministerial.

    Arequipa, junio 2016

  2. EXON FLORES SUAQUITA dice:

    Mejorar ProInversión

    Por: EXON FLORES SUAQUITA DNI:41616792
    Cercado-Arequipa.

    Recientemente el primer ministro Fernando Zavala, ha anunciado la intención del Ejecutivo de descentralizar ProInversión ( Agencia de Promoción de la Inversión Privada) con ello, el gobierno busca crear progresivamente oficinas de Proinversión en todo el país que acompañen y brinden asistencia técnica a los gobiernos regionales y locales para la gestión de sus proyectos de inversión. Hay que indicar que este es un organismo público ejecutor, adscrito al Ministerio de Economía y Finanzas, con personería jurídica de derecho público, autonomía técnica, funcional, administrativa, económica y financiera. Su misión consiste en promover la inversión no dependiente del Estado Peruano a cargo de agentes bajo régimen privado, con el fin de impulsar la competitividad del Perú y su desarrollo sostenible para mejorar el bienestar de la población. Al respecto, la idea de descentralizar ProInversión no es mala; sin embargo el Gobierno debería primero resolver algunos problemas de esta entidad, como garantizar la transparencia en las concesiones, hay denuncias sobre posibles conflictos de interés en las mismas, atrasos en los procesos de licitación, entre otros. Solo así ProInversión sera un eficaz aliado estratégico para el desarrollo de inversiones en nuestro país.

    Arequipa, setiembre 2016

  3. EXON FLORES SUAQUITA dice:

    Nuevo Escenario Mundial

    Por: EXON FLORES SUAQUITA

    Casi 3.000 personas murieron el 11 de septiembre de 2001 (11-S), cuando 19 atacantes suicidas de Al Qaeda (organización paramilitar islámica) secuestraron cuatro aviones comerciales y los estrellaron contra las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono, en Washington, y sobre un campo de Shanksville, en Pennsylvania. Fue el primer ataque extranjero en territorio continental de Estados Unidos en casi dos siglos, lo que motivo posteriormente las invasiones de Afganistán (2001) e Irak (2003), lideradas por Washington, y en donde la guerra aún sigue causando estragos más de una década después. A pesar de que Al Qaeda y Bin Laden (ejecutado años después) se atribuyeron el ataque, aún existe gran cantidad de interpretaciones sobre este ataque. Hay algunos que señalan que se trató de un auto-ataque, pensado por la cabeza del gobierno estadounidense con el propósito de justificar los bombardeos a naciones autónomas como Irak y Afganistán, apoderarse de los recursos de esos países y enriquecerse a través del negocio de la defensa. Al margen de ello, queda claro que el escenario mundial ha cambiado. Recordemos que después de la Segunda Guerra Mundial se firmó el famoso tratado de Yalta (acuerdo de carácter político internacional donde están las conclusiones fundamentales a las que llegaron las tres Grandes Potencias de ese entonces, Gran Bretaña, EEUU y la URSS.) . Es allí donde nace el sistema bipolar. Si bien se continuó insistiendo formalmente en el reconocimiento de la soberanía absoluta de todos los Estados, principio sobre el cual la ONU fue organizada y continuó el trabajo de la Sociedad de Naciones. Sin embargo, en la práctica, aparecieron en el mundo dos centros de toma de decisiones a nivel mundial, los EEUU y la URSS. Estos eran dos sistemas político-económicos alternativos, el capitalismo mundial y el socialismo mundial, respectivamente. Fue así como la bipolaridad estratégica se fundó sobre el dualismo ideológico y filosófico, el liberalismo contra el marxismo. Este mundo bipolar se basaba en la comparabilidad simétrica de la potencial paridad económica y estratégico-militar de los bandos en guerra, estadounidense y soviético. Al mismo tiempo, ningún otro país afiliado a un bando en particular tenía ni remotamente un poder acumulativo comparable a los de Moscú o Washington. Por consecuencia, había potencias hegemónicas a escala mundial, cada una rodeada por una constelación de países aliados (dependientes, en un sentido estratégico). En este modelo, la soberanía nacional formalmente reconocida perdió gradualmente su peso. En primer lugar, los países asociados ya fuera a una u otra potencia eran dependientes de las políticas de ese polo. Por lo tanto, dichos países no eran independientes y los conflictos regionales (desarrollados generalmente en áreas del Tercer Mundo) rápidamente ascendían hasta una confrontación de dos superpotencias que buscaban redistribuir el equilibrio de influencia planetaria en los “territorios en disputa”. Esto explica los conflictos en Corea, Vietnam, Angola, Afganistán, etc. En este escenario existía una tercera fuerza, el Movimiento de Países No Alineados. Consistía en algunos países del Tercer Mundo que se negaron a tomar una elección inequívoca a favor del capitalismo o del socialismo, y que en su lugar prefirieron maniobrar entre los intereses antagónicos globales de los EEUU y la URSS. En cierta medida, algunos tuvieron éxito, pero la posibilidad de no alineamiento supone en sí la existencia de dos polos, lo que en mayor o menor medida equilibra al uno con el otro. Tras el colapso de uno de estos dos polos (la Unión Soviética se derrumbó en 1991), el sistema bipolar también se derrumbó. Esto creó las condiciones previas para el surgimiento de un orden mundial alternativo, liderado por los Estados Unidos y los países de la OTAN ( Organización del Tratado del Atlántico Norte) sobre la base de la ideología capitalista liberal-democrática, ampliando a una escala global su sistema socio-político . Precisamente, esto se llama un mundo unipolar u orden mundial unipolar. Sin embargo, años después, las crisis económicas que se dieron en EE.UU así como en la zona euro sumado al crecimiento de Rusia se ha convertido en parte del nuevo orden internacional emergente que se desarrolla en torno a los países BRICS (asociación económica-comercial de las cinco economías emergentes : Brasil , Rusia, China, India y Sudáfrica) en particular en torno a Rusia, China y la India, quienes han profundizado los lazos estratégicos con América del Sur, donde un papel importante todavía lo juegan Brasil y Argentina. Ante ello, hoy el escenario es algo más parejo, existen poderosas potencias regionales y bloques de poder; así como nuevas potencias emergentes que vienen participando más activamente de los procesos que determinan la arquitectura global de fuerzas, en la política, la economía, la energía, la demografía, la cultura, etc. Este parece ser el nuevo escenario de este siglo XXI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE