VIDEO. “Han secuestrado a mi hijo y no me dejan verlo”, denunció madre de menor

Noticias

 

denuncia

“¿Por qué no investigan?”, dijo. Conmovida, y con la necesidad de entender lo que le está ocurriendo, María Hinojosa Mamani denunció a Josselyn Medina Muñoz, Jefa de la Unidad de Investigación Tutelar (UIT) y a Marcela Huaita Alegre, la Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables por secuestrar a su hijo.

“A mi hijo lo tienen secuestrado. No hay motivo ni razón que tengan para alejarlo de mí”, explicó Hinojosa Mamani. Según ella, el Cuarto Juzgado de Familia la sentenció por error. “Nunca se comunicaron conmigo y un día me doy con la sorpresa de que había sido sentenciada por maltrato familiar”, manifestó.

La historia empezó a mediados del 2015, contó la madre. Su ex suegra Isabel Sánchez la denunció por abandono de hogar y maltrato. “Yo trabajaba como chef de cocina en Camaná”, dijo. Ella aprovecharía los días que María Hinojosa pasaba en el balneario para presentar la denuncia. “El padre de mi hijo se fue cuando éste cumplió los 5 meses, ahora tiene 11 años”, dijo indignada Hinojosa Mamani.

El 21 de julio le quitaron la tutela de su hijo y se lo entregaron a su hermanastra Juana de Dios Hinojosa, quien –aseguró María- estaría confabulada con su ex suegra Isabel y la directora de la UIT, Josselyn Medina. Señaló que su hermanastra la rechaza por un asunto de herencia y, también, por reaccionaria; ya que María es agricultora y ganadera en Pachacútec Viejo, en Cerro Colorado.

“Fui en noviembre a escondidas, al colegio donde estudia mi hijo y lo vi. Él me dijo que desconfíe de las personas que están ahí. Creo que le han hecho daño para que me diga eso. Estaba golpeada su naricita y él me dijo que se le había caído la leche caliente. Pero yo no creo que haya pasado eso”, refirió María Hinojosa.

“No lo quise dejar. Pero se acercaron la portera y los profesores y me dijeron que me retirara. Vi triste a mi hijo”, continuó. María asegura que nunca abandonó ni maltrató a su hijo. Y, además, resaltó que la sentencia del Cuarto Juzgado de Familia era una reparación de 150 soles para su hijo y pasar unos exámenes psicológicos. “Lo hice, cumplí la sentencia, tengo las pruebas, en el informe psicológico dicen que soy una persona tranquila y amable, no entiendo porqué no me devuelven a mi hijo”.

La madre sospecha que el personal de la UIT teme aceptar haberse equivocado en este caso para no perder el trabajo, ya que esta instancia es un programa piloto que pertenece al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. El albergue, donde se encuentra su hijo de 11 años a quien no ve desde el último noviembre, se denomina “IADES Blansal – Casa Verde”.

El reelecto congresista Justiniano Apaza estuvo presente en la conferencia, donde se realizó la denuncia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE