Marcha Ni Una Menos espera convocar a más de 100 mil personas en Arequipa

Noticias

 

Noelia Huatuco Cabrera, del Foro Regional por los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Noelia Huatuco Cabrera, del Foro Regional por los Derechos Sexuales y Reproductivos.

“Queremos que el Gobierno tome en serio la violencia contra la mujer”, recalcó. Noelia Huatuco Cabrera, del Foro Regional por los Derechos Sexuales y Reproductivos, señaló este viernes que muchas agrupaciones y asociaciones van a participar en la marcha Ni Una Menos en Arequipa, a realizarse este 13 de agosto. Esperan que 100 mil personas salgan a las calles.

La marcha Ni Una Menos nació por el proceso contra Adriano Pozo Arias que fue grabado agrediendo de manera brutal a su entonces pareja, Arlette Contreras, en un hotel en Ayacucho. Él, desnudo, la golpeó y la arrastró por el suelo. Sin embargo, los jueces María Pacheco Neyra, Nazario Turpo Coapaza y Édgar Sauñe de la Cruz, le dieron una sentencia de un año de prisión suspendida.

Otro antecedente es el caso de Lady Guillén, bailarina que sufrió varias golpizas de su pareja, Ronny García. En los primero días de junio del 2012, tras una golpiza brutal, ella escapó y denunció el hecho. La Corte Superior de Justicia de Lima absolvió a Rony García del delito de secuestro y lo condenó a cuatro años de prisión suspendida por los delitos contra la vida, el cuerpo y la salud.

“Cuando vemos cómo, a pesar de las pruebas, aparecen estas sentencias espúreas por parte del Poder Judicial, nos indignamos”, enfatizó Noelia Huatuco. Estos fueron dos golpes para la sociedad y el 16 de julio aparece una página web que empieza a denunciar estos hechos y en tres días tiene 50 mil seguidores. Ese fue el inicio de Ni Una Menos, movimiento que ya existía  a nivel internacional contra el feminicidio.

“El 64% de todas las denuncias que se hacen por violación, son contra niñas y adolescentes. Y de ese 64%, el 78% son violaciones intradomiciliarias, violaciones realizadas por el propio padre, el padrastro, el primo, el tío, el profesor,  el líder espiritual, gente en la que las niñas y adolescentes han puesto su confianza”, finalizó Noelia Huatuco.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE