FOTOS. Cono Norte: la nueva Arequipa

Destacados Noticias El Búho

nueva arequipa

Entre arena,  viento y esperanza. Así  viven unas 100 mil personas que habitan en el llamado Cono Norte , cuya población ha aumentado en casi 100% en los últimos 10 años. El proyecto de la carretera Arequipa La Joya, que lo atraviesa, despertó más aún la codicia de los traficantes de terrenos que se enfrentan cotidianamente por pedazos de terrenos, teñidos de sangre y pobreza. Pero los emprendedores que la habitan, están decididos a progresar, como sea.

Fotos: Erick Rodríguez

En esta nueva Arequipa, las invasiones son su crédito hipotecario y la protesta, bajo la batuta de dirigentes inescrupulosos que negocian favores políticos a cambio de su presencia en todo tipo de manifestaciones, su estrategia para conseguir servicios de electricidad o agua potable.

Esta zona era el depósito de basura de la ciudad hasta que el 14 de agosto de 1981 se funda la “Gran Ciudad Municipal Francisco García Calderón”, por gestión su alcalde, Luis Gallegos Portugal.

Allí donde no había nada, se pensó crear un nuevo polo de desarrollo que cuente con secciones de vivienda, artesanía e industria, para unirlo con el parque industrial de Río Seco. Según el plan, debía tener una cooperativa para establecer servicios propios de agua potable, energía, transporte, e incluso, su propia universidad, para el año 1990. Pero la historia fue totalmente diferente.

El Cono Norte original estaba amparado por la comuna cerreña, mas no por el municipio provincial, dirigido entonces por José Villalobos. Entonces se inician las protestas, que no han cesado hasta hoy. Es recién en la gestión de Rafael Braganini Zapater, en 1984, que se reconoce la existencia del Centro Poblado Menor del Cono Norte. El otro gran asentamiento fue Ciudad de Dios, en Yura, pero luego han surgido otros cientos de pueblos más.

Las primeras invasiones eran sin violencia y sin extorsión. Así se adjudicó terrenos a afiliados a sindicatos y otros grupos sociales, como también la población migrante. En 2010 existían 117 asentamientos humanos en una extensión de 14 mil 386 hectáreas que albergaba a unas 70 mil personas. Hoy, con el desborde de ocupaciones ilegales alentadas por el proyecto de carretera y el aumento demográfico, no hay cifras ciertas pero se estima que ha crecido en un 50% y ahora se extiende hasta las faldas del Chachani.

“Vivir en el Cono Norte es para valientes”, comenta una pobladora. Solo los más antiguos tienen agua y desagüe, y mientras se consigue dotar de estos servicios a una población, surgen otras 10 que carecerán de servicios por muchos años.

Los que tienen servicios han laborado en la instalación de las redes personalmente, en las faenas comunitarias que son el uso corriente. El Plan de Ordenamiento Urbano y el control de la ola de invasiones llegaron después de que ya se ha poblado toda la explanada antes de subir al volcán Chachani.

El sociólogo, Noe Abarca, quien participó, en los años 80, en la elaboración del plan de Desarrollo del Cono Norte por la ONG Ceder (que nunca se aplicó), explica que este sector es una zona de conflicto social permanente, porque hay distintos frentes de defensa representados por caudillos. Los partidos políticos utilizan a su población pobre para hacer campaña a través del asistencialismo, como en la época del Fujimorismo.

Además sus pobladores no se sienten identificados porque no pertenecen a una sola comuna, lo que también provoca que las autoridades no apliquen un plan de desarrollo específico para esta zona. Todas estas razones han obstaculizado el desarrollo de esta zona dela ciudad, convirtiéndola en un sector marginado.

Pese a ello, el emprendedurismo típico del migrante, ha creado un verdadero emporio económico en esta zona, que ya cuenta con sucursales bancarias, centros comerciales, pistas y un gran movimiento comercial, en pocos años. No obstante, no todos están incluidos en este progreso.

Hay una nueva Arequipa en gestación. No tiene un origen de antaño, pero es el pulso que cada día da vida a esta centenaria ciudad, que deberá comenzar a mirar al norte, para consolidarse como tal mediante la integración con estos sus nuevos hijos, héroes de la resistencia.

Arequipa Arequipa Arequipa Arequipa Arequipa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE