Nunca es tarde para el amor en Pisac

La Revista

fotografia-pisac

Es una mañana soleada en Písac, Cusco, y pareciera que los gestos de Damián y Matiasa no celebraran el amor, a pesar de estar en el altar y frente a un cura que los está uniendo en sagrado e indisoluble matrimonio para toda la vida; o en todo caso para lo que les queda por vivir.

Ambos están arañando la ochentena de años en la misma tierra, varios de ellos, casi todos, uno junto al  otro. Sería tanto su amor que no les había importado la consumación del mismo a través de una  convención social como el matrimonio; para ellos lo más importante fue lo logrado con el corazón; sin  embargo, un día se preguntaron si no sería mejor asentir el sacramento ya que sus planes, luego de partir,  son continuar uno cerquita del otro, en el cielo o donde fuera. Al salir de la iglesia, la lluvia de mistura los cubrió de un carnaval para los anales del pueblo. La recepción y el convite están detallados en esta serie fotográfica.

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE