Rector UCSM plagió tesis para obtener sus 3 grados académicos

Destacados El Búho

 

 

En al año 2005, siendo Vicerrector Académico,  fue investigado en la Universidad por “autoplagio”, ya que había utilizado el mismo trabajo para obtener una segunda especialidad en la Universidad San Marcos y su grado de Doctor en la propia UCSM. Le perdonaron la vida. Lo que no se sabía entonces es que también había usado el mismo trabajo para obtener la Maestría y, más importante, sus tres grados académicos se los debía a un trabajo realizado por una de sus alumnas del programa de Farmacia y Bioquímica, a quien copió literalmente.

 

El caso se encuentra en el quinto despacho de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa, cuyo titular es Eufracio Ticona Zela, donde inician investigación por mandato de la sede central del Ministerio Público, en Lima (caso 2016-5551). Además se abrió otra investigación en la Fiscalía Penal de Turno del distrito Fiscal de Lima, por el trabajo presentado en la Universidad San Marcos. Esto ocurrió porque el Ministerio de Justicia  –al tomar conocimiento del caso- remitió a la Fiscalía una comunicación acompañando documentación con pruebas suficientes para abrir el proceso.

La investigación abarcará, además de las evidencias de plagio de los tres trabajos académicos del rector, otras dos denuncias que se encuentran en trámite en Arequipa: la denuncia penal por Hurto por la desaparición de las tesis de Maestría y Doctorado del Rector de la Biblioteca de la UCSM y la de la alumna Nelly Llerena Oviedo, de quien habría plagiado la tesis (caso 2016-2923); y la denuncia por plagio de la tesis de Maestría del actual Decano de la Facultad de Ciencias Económico Administrativas, Luis Torres Paredes (caso 2016-4171), a quien el rector estaría protegiendo, pues a pesar de tener conocimiento de las evidencias, no se ha iniciado investigación alguna dentro de la propia universidad.

El denunciante, en todos estos casos, es el docente y ex alumno, Fernando Rivas Velásquez quien, según ha trascendido- posee copias fedateadas de todas estas tesis, obtenidas antes de su desaparición física de la Biblioteca santamariana. El Búho ha podido corroborar la desaparición física de estos trabajoS, constatando que la tesis de la ex alumna Llerena Oviedo, incluso ha sido eliminada del sistema de búsqueda virtual, lo mismo que ha ocurrido en la biblioteca de la Universidad de San Marcos, con uno de los trabajos de Briceño Ortega.

Pero estas no son las únicas denuncias que obran en el Ministerio Público. El ciudadano José Gregorio Flores Torres, ha presentado otra denuncia contra Briceño por delito contra la fe pública (caso 2016-3943), también por el tema de la tesis. Esta investigación está a cargo de Cristina Hurtado Mazeyra, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Arequipa, quien se ha negado a proporcionar cualquier tipo de información sobre el proceso, a pesar de tratarse de un tema de interés público.

Hurtado Mazeira  expresó a El Búho que, por orden del presidente de la Junta de Fiscales, Hugo Ramos, estaba prohibida de brindar información, incluso sobre la existencia del proceso, así como su estado y los plazos  de la investigación. No obstante, El Búho pudo confirmar que, a la fecha, el rector Alberto Briceño Ortega, no ha acudido a declarar a pesar de haber sido citado tres veces.

Por información de otros medios se supo también que el pasado 17 de octubre, la fiscal Hurtado llegó hasta la UCSM para verificar las tesis en cuestión, pero no la dejaron pasar a la biblioteca, a pesar que había cursado oficios previamente.

Obra como antecedente, en febrero de este año,  la  denuncia de plagio contra el entonces Vicerrector Administrativo, Máximo Corrales Calisaya, quien fue acusado de copiar al menos 4 textos que inscribió en la Biblioteca a su nombre y presentó como suyos en diversas instancias, El caso no fue investigado, ante la renuncia  del implicado. Esa fue la primera consecuencia de la campaña “No al Plagio” que –paradójicamente- implementó en 2015 la propia universidad, sin prever las revelaciones que vendrían meses después.

CONOCIDO DESDE 2005

El “autoplagio” de Briceño fue descubierto en el 2005. Los docentes Gaspar del Carpio Rodríguez y Efraín Martínez lo denunciaron ante el  Consejo Universitario, cuando el hoy rector tenía el cargo de Vicerrector Académico.

Los denunciantes encontraron que las tesis presentadas para optar la Segunda Especialidad de “Análisis Bioquimio-Clinico” en la Universidad de San Marcos; y el grado de Doctor en Ciencias Naturales: Farmacia, que obtuvo Briceño en la UCSM, son esencialmente el mismo trabajo; por lo tanto, no cumplen con el requisito de originalidad establecido en la ley y estatuto universitario.

El caso se expuso en Consejo Universitario el  3 de noviembre de 2005 por la Comisión Permanente de Asuntos Administrativos y Legales y la Comisión Permanente de Asuntos Académicos, Capacitación y Perfeccionamiento, cuya resolución señala que el plazo para ejercer alguna acción penal había prescrito; sin embargo, ello no desvirtuaba la existencia de una falta, por lo que se formó una nueva comisión para analizar las acciones a seguir.

El informe que emitió una Comisión Ad Hoc para estudiar el caso concluyó que en el hecho que comprobaron hubo engaño a la universidad. “Quien debe ser luz y signo para la Institución, se convierte en antisigno que destruye. Se educa o destruye con el ejemplo. Si el engaños en la obtención de un grado académico jamás se permitiría a un estudiante del pregrado, con mayor razón a quien aspira a los más altos niveles del postgrado y al desempeño n los más importantes organismos de gobierno de la Universidad”, dice en uno de sus párrafos.

La Comisión que estuvo integrada por los doctores Alfredo Prado Pantigoso, Héctor Díaz Valdivia y Carlos Zeballos Barrios, recomendó actuar a través de los órganos pertinentes para “recuperar la dignidad y el prestigio, mellados por estos hechos”. Pero no fueron escuchados.

Briceño se quejó a la Asamblea Nacional de Rectores solicitando se suspenda toda acción contra él en vista de la prescripción legal a la que se acogió sin oposición. El Consejo Universitario terminó archivando el caso.

A pesar que muchos docentes conocieron de la denuncia, especialmente los más antiguos y que ocupan posiciones jerárquicas, Briceño Ortega fue elegido rector en enero de 2015, junto a otro docente que había cometido la misma falta: Máximo Corrales Calisaya, quien ya está fuera de la Universidad. Fue recién a inicios de este año que algún docente antiguo, mediante correo electrónico anónimo, da a conocer el plagio de la tesis de la alumna Llerena Oviedo.

Según se dice, su ex denunciante, Gaspar del Carpio, contra quien pesan graves cargos y hasta 42 investigaciones fiscales por malos manejos cuando se desempeñó como Vicerrector Administrativo, es ahora socio político del Rector a quien ya no denuncia. A su vez, Briceño nunca puso en conocimiento de las autoridades el informe de Auditoría Externa realizada sobre la gestión de Gaspar del Carpio que determina, de manera fehaciente, 42 casos con irregularidades que involucran una pérdida de hasta 14 millones de soles e indicios razonables de ilícitos.

No obstante, un docente que tuvo acceso al informe de Auditoría, lo entregó a la fiscalía por lo que las investigaciones están en curso. Están en cuestión, sobretodo, la construcción de los edificios Morris I y Morris 2 cuya valorización inicial era 11 millones de soles y Del Carpio habría firmado el contrato con la constructora por un valor de 13 millones (ampliaremos esta información en una siguiente entrega).

Estas denuncias serían una de las razones por las que la UCSM recibió la visita de funcionarios de la SUNEDU esta semana, entidad a la que también se ha enviado el caso de los plagios del rector.

plagio UCSM

Tesis original de Nelly Llerena Oviedo, de 1993

Tesis de 1995 elaborada por el rector Briceño, igual a la anterior.

Tesis de 1995 elaborada por el rector Briceño, igual a la anterior.

Entre tanto, los grupos de opinión docente se encuentran divididos respecto  a la situación del Briceño. Cuando en mayo del presente año, la ya olvidada denuncia vuelve a ser tema de conversaciones y manifiestos en redes, muchos reaccionan en defensa de la autoridad, señalando que está en juego el prestigio de la universidad y no desean ventilar el tema.

¿VÍCTIMA DE PLAGIO?

Un aspecto que resulta inexplicable es el silencio que mantiene a este respecto la profesional en Farmacia y Bioquímica, Nelly Llerena Oviedo, quien no ha podido ser ubicada para esta nota. Sus familiares señalaron que no reside en Arequipa.

Quien sí habló con El Búho fue el notario Ronny Alberto Llerena Oviedo, quien ingresó a laborar como Docente de la UCSM a inicios del 2015, con la nueva gestión. Según señala en su hoja de vida, su ingreso se hace por concurso público. Pero hace pocos días, renunció a la cátedra en el Programa Profesional de Derecho “por razones personales”, según manifestó. También dijo que no tenía conocimiento sobre las denuncias de plagio de la tesis de su hermana y declinó hacer mayores comentarios.

Insistentemente buscado para responder ésta y otras interrogantes, el rector Manuel Briceño, declinó responder a El Búho su versión sobre las denuncias.

Mientras un manto de silencio se extiende sobre el campus universitario, docentes y trabajadores de la universidad han manifestado su temor por las represalias que podrían sufrir por parte de las autoridades  Desde el inicio de esta gestión se han registrado decenas de despidos y medidas que los servidores consideran abusivas. El Sindicato de Trabajadores ha denunciado una serie de actos hostiles contra ellos y han paralizado labores hasta en dos oportunidades sin llegar a un entendimiento.

¿Será que la Universidad Católica, actuará de paraguas ante las faltas del rector Briceño, como lo hicieron de manera explicable en la Universidad César Vallejo ante las denuncias contra César Acuña, lo que podría haberle costado la presidencia de la República?

6 respuestas a “Rector UCSM plagió tesis para obtener sus 3 grados académicos”

  1. Avatar oscar dice:

    que verguenza …rector y vicerector inútiles academicamente, deberian dedicarse a vender papas rellenas por las calles de Arequipa. Talento un poco de inteligencia no tienen, pues hacer un trabajo inédito de maestria o doctorado requiere esos elementos y com esfuerzo se consogue, Dado a ineptitud de estos señores optaron seguir los pasos del plagiario Cesáar Acuña. Que verguenza Perú, que verguenza Arequipa, autoridades universitarias plagian trabajos, que desprestigio para la universidad, viniendo de los que deberian dar ejemplo y mostrar celo profesional.

  2. Avatar Lucas Bedoya dice:

    Este individuo solo provoca vomito, espero, ojala que el Buho este equivocado.

  3. Avatar Vilma Ponze Gallegos dice:

    Es una vergüenza institucional porque la universidad, através de sus autoridades, lo protegen. En un último acto que implique dignidad, debería renunciar y ponerse a derecho.

  4. Avatar Wilfredo Escalante Otárola dice:

    Y que nuestra universidad, que ya deja mucho que desear, se siga hundiendo y sin figurar en ningún ranking respetable

  5. Avatar Rosas dice:

    Es una gran verguenza para la educacion universitaria. Ahora, lo mas importante es saber que medidas va a tomar la universidad.

  6. Avatar Willy dice:

    Pienso que por el bien de la Universidad debe haber una investigación inmediata y salvaguardar la honorabilidad de esta casa de estudios. y de ser cierto debe ser denunciado conforme a ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE