La campaña «Con mis prejuicios no te metas» en Arequipa

Destacados Noticias El Búho

La “ideología de género” ha sido la piñata con que diversos grupos religiosos y conservadores han atacado al enfoque de equidad de género que promueve el Ministerio de Educación. Al apanado contra el currículo educativo también se ha sumado activamente el siempre polémico monseñor Javier Del Río. ¿Serán justificadas las acusaciones del prelado o estaremos frente a un nuevo caso de paranoia, producto de prejuicios y desinformación?

Javier del Río Alba nunca antes tuvo un año más polémico. A sabiendas de su propensión a declarar sobre cualquier tema, la prensa local lo buscó sin descanso durante todo el 2016. Para el religioso conservador del movimiento neocatecumenal no existió ningún tema vedado. Desde las elecciones presidenciales nacionales, donde desde el púlpito dijo que era “pecado” votar por Alfredo Barnechea o Verónika Mendoza, hasta las justas electorales en Estados Unidos; donde no dudó en alegrarse por la derrota de Hillary Clinton aunque eso significara la victoria del inefable Trump.

Monseñor tampoco fue indiferente a temas como la distribución de la píldora del día siguiente en centros de salud estatales o el borrador del nuevo currículo educativo 2017. Por el contrario, el prelado estuvo especialmente activo en ambas polémicas. En el primer caso, desconociendo la evidencia científica que desmentía el carácter abortivo de la píldora; y en el segundo, acusando al currículo de querer confundir a los menores mediante la “ideología de género”, rechazando la “biología de cada ser humano”.

Esta expresión, “ideología de género”, no es exclusiva de Javier Del Río. El mencionado término es recurrente entre los sectores religiosos más conservadores y críticos al Currículo Nacional de la Educación Básica y la Guía de Educación Sexual Integral para docentes de Educación Primaria. Estos colectivos acusan al Ministerio de Educación de querer confundir a sus hijos hablando de “más de 30 orientaciones sexuales”, promover la homosexualidad entre los niños, fomentar la masturbación y destruir la familia. ¿Tienen asidero tan graves denuncias?

NO SOMOS HOMOFÓBICOS, PERO…

El viernes 16 de diciembre la plataforma ciudadana “Con mis hijos no te metas” salió a marchar por las calles de Arequipa. La movilización formó parte de una convocatoria nacional que se movilizó contra la “ideología de género” y el currículo educativo 2017. La marcha fue convocada por grupos católicos y cristianos que reiteradamente indicaron “no ser homofóbicos”. Varios de estos colectivos también participaron en otras manifestaciones conservadoras como el Corso por la Vida y la Familia, plantones contra la píldora del día siguiente y apoyo “espontáneo” a Javier Del Río. Anuncian una gran marcha el próximo 4 de marzo.

Con consignas en defensa de los valores y el diseño “original” de la familia, y denunciando una agenda de promoción de la homosexualidad por parte del Ministerio de Educación, demandaron al presidente no continuar dicha reforma. Uno de los promotores de la marcha, Aldo Tacuri, acusó al ministerio de llevar confusión a los niños y promover una “enseñanza homosexual en las escuelas”. Amparándose en su interpretación de ciencia, biología y conocimiento científico, el vocero de la marcha afirmó que solo se nace hombre o mujer y que es mentira que el género sea una construcción social.

Otro de los integrantes de la plataforma, Abdías Medina, apuntó hacia la diversidad de género. Refiriéndose a tal término, el manifestante explicó que “enseña que la persona ya no es hombre sino, que el hombre es homosexual o bisexual o transexual y eso quieren enseñarle a los niños”. Sin embargo, al consultar sobre las implicancias del nuevo currículo con especialistas en educación y psicología, las graves denuncias se revelaron solo como los más rancios prejuicios.

EL PSICOSOCIAL DE LA “EDUCACIÓN HOMOSEXUAL”

El cuestionado Currículo Nacional de la Educación Básica 2017, ha sido publicado en la página del Ministerio de Educación, pero eso no ha logrado aplacar la ira de los opositores. Desde esta redacción buscamos a tres especialistas en el tema para analizar las graves denuncias que se hacen al nuevo currículo: Maythe Auristela Valdivia Bellido, jefa del Área de Gestión Pedagógica de la UGEL Norte; Alfredo Aguilar Medina, director de Corpaidos; y Tania del Rosario Rojas Gómez, decana del Colegio de Psicólogos de Arequipa.

Respecto a una supuesta “promoción de la educación homosexual” mediante el enfoque de equidad de género por parte del ministerio, los tres especialistas negaron tajantemente que esto sea una forma de incitar a los niños a volverse gays, lesbianas o travestis. Para Tania Rojas del Colegio de Psicólogos de Arequipa, la equidad de género “propone el respeto indiferenciado a niños y niñas sin importar las características individuales”.

Mientras que Maythe Valdivia de la UGEL Norte, aclaró que el documento busca fortalecer, desarrollar y descubrir las habilidades de cada ser humano sin que su género sea un condicionante. Así, si un niño tiene aptitudes para el baile o actuación; o si una niña resalta en matemática o ciencias; lo que se busca es que alcancen su máximo potencial sin importar los prejuicios existentes.

“Al hablar de equidad de género (el currículo) dice que es tiempo de acabar con la discriminación en la sociedad que da más valor al hombre que a la mujer. El currículo enfatiza que entremos a una situación de igualdad de género y reconozcamos deberes y derechos por igual a hombre y mujer”, agregó el director de Corpaidos, Alfredo Aguilar.

MENTIRAS Y MEDIAS VERDADES

Algunas de las críticas hacia el currículo fueron exageradas hasta ser convertidas en mentiras escandalosas. La más lamentable mostraba el dibujo de una niña con vagina y una niña con pene, ambas bajo el logo del Ministerio de Educación y el Currículo Nacional 2017. El montaje, que también fue usado en la movilización de “Con mis hijos no te metas” de Arequipa, se vale de una ilustración española que no guarda relación alguna ni con el Minedu ni con el cuestionado currículo.

Otra falsa acusación es la de la enseñanza de “30 géneros sexuales” distintos a los educandos. Algo que fue desmentido enfáticamente por Maythé Valdivia y Alfredo Aguilar. La funcionaria de la UGEL Norte indicó que el documento ni siquiera hace referencia abierta a la homosexualidad.

Igual situación ocurre con las denuncias de incitación a la masturbación e inicio de relaciones sexuales en menores. Según manifestó el director de Corpaidos, el nuevo currículo busca brindar información correcta, dosificada y graduada a cada grado; rompiendo mitos que persisten entre los jóvenes, por desinformación. “El currículo no hace apología de la masturbación ni del inicio de relaciones, solo realiza una descripción informativa. Me parece un exceso y una expresión de ignorancia supina muy grave esa acusación. Si hay padres que piensan así, es lógico que los chicos no hablen de sexualidad con ellos”, señaló Alfredo Aguilar.

En tanto, hay que aclarar que el texto que despertó la santa ira de monseñor y los detractores de la “ideología de género”, fue la Guía de Educación Sexual Integral para Docentes del nivel de Educación Primaria del 2014. En el texto, dirigido exclusivamente a profesores, es de donde se extraen la mayoría de cuestionamientos y satanizaciones al nuevo currículo.

LAS VERDADERAS FALLAS

Más allá de los prejuicios y la satanización al texto del Minedu, existen cuestionamientos más objetivos sobre el documento. Dada la complejidad del tema, la verdadera dificultad radica en la preparación de los docentes. “La formación de los docentes va a ser crucial en el mensaje que transmitan a los niños. Capacitar y realizar evaluaciones psicológicas a los educadores para que puedan ser agentes de este nuevo enfoque de equidad”, puntualizó la decana del Colegio de Psicólogos de Arequipa, Tania Rojas.

Alfredo Aguilar de Corpaidos coincidió con esta evaluación. “Los docentes no están preparados para desarrollar el nuevo currículo, principalmente por desinterés de los mismos educadores. Implementar la nueva currícula requerirá capacitar a los cerca de 400 mil profesores durante un año. El éxito del currículo no está en el ministerio o en el ministro, sino en los profesores”.

Vistos los hechos, las críticas al enfoque de equidad de género promovido por el ministerio no tuvieron mayor asidero que los prejuicios, la desinformación y posturas religiosas conservadoras. El accionar de actores sociales como Javier del Río, que alentaron la confrontación beligerante sin buscar el diálogo con el ministerio, solo contribuyeron a consolidar los prejuicios y la desinformación que tanto daño hacen a nuestra sociedad. Citando las enseñanzas de Jesús, mirar la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el ojo propio.

Una respuesta a “La campaña «Con mis prejuicios no te metas» en Arequipa”

  1. Avatar victoria dice:

    en todo caso seria IGUALDAD DE OPORTUNIDADES para TODOS sin ningún tipo de discriminación, no IGUALDAD DE GENERO que es igual a IDEOLOGÍA DE GENERO no nos llame ignorante por que no lo somos y tenemos los mismos derechos que Ud defender a nuestros hijos y a la familia. la opinión de los «Expertos» como Ud. es respetable pero también nosotros tenemos derecho a opinar y expresar nuestras ideas, todavía somos un país libre, no lo olvide.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE