Bloquean carretera hacia el valle del Colca exigiendo atención del gobierno

Destacados Noticias El Búho

 

Con piedras y su masiva presencia, pobladores de la provincia de Caylloma bloquean las vía de ingreso al valle del Colca, lo que incluye la carretera hacia la Cruz del Cóndor, el ingreso a Chivay y a  los distritos de la zona alta como Sibayo y Caylloma, acatando el paro indefinido en toda la provincia, a 8 días de haberse iniciado esta medida en los distritos de Sibayo y Caylloma.

Según los pobladores, que han desautorizado a las autoridades y a los frentes de defensa, esta medida se ha radicalizado por el incumplimiento de acuerdos establecidos con el prefecto regional, Daniel Lozada, principalmente el  hecho de no ser considerados en el diálogo previsto y que éste se realice en Lima, y no en la provincia afectada.

El alcalde del distrito de Caylloma, Mario Mena, no pudo ingresar a su sede esta mañana. Asimismo, el presidente del Frente de Defensa, Hernán Mena, que ha sido desautorizado por un grupo, debido a que habrían aceptado que el diálogo se realice en Lima, hasta donde arribó el alcalde provincial, Rómulo Tinta, en busca de soluciones.

La protesta se centra en 3 puntos: solicitan una revisión del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto Majes Siguas II, el asfaltado de la vía Vizcachani-Callalli-Sibayo-Caylloma-Orcopampa; y la creación de un fondo de compensación minero, al que aporten las cinco empresas que realizan actividades en la zona y que, según ellos, no cumplen con la responsabilidad social que pregonan, al no cooperar con la provincia.

Según manifiestan, al menos 200 camiones de carga pesada (mineral) circulan por la vía mencionada cada día, con un peso de carga de 40 a 50 toneladas, sin aportar para su mantenimiento. Estas son las mineras Tambomayo, Arcata, Ares, Buenaventura y Orcopampa.

MAJES SIGUAS

“No nos oponemos a esta gran obra, pero los 20 alcaldes de Caylloma pedimos al Ministerio de Agricultura una comisión de alto nivel  para que instale una mesa de trabajo y solucione técnicamente el problema”, dijo a este respecto, el alcalde provincial, Rómulo Tinta, quien se encuentra en Lima para realizar gestiones en este sentido.

Algunos pobladores han solicitado que las tierras de este proyecto beneficien también a la población de Caylloma, a lo que el gobierno regional ha respondido que no es posible disponer de estas tierras, dado que existe un contrato con la CAF, que financió buena parte del proyecto, con un esquema de recuperación que contempla la subasta de terrenos no menores a 200 hectáreas.

En cambio, han señalado que existe disponibilidad de 8 mil hectáreas en la primera etapa del proyecto Majes, donde podrían reubicar a los comuneros de Pusa Pusa, cuyas tierras deben ser empleadas para la construcción de la represa de Angostura.

“El proyecto Majes Siguas II es un recurso potencial”, subrayó por su parte. Hernán Mena, presidente del Frente de Defensa. Sostuvo que este proyecto generará un polo de desarrollo y que los pobladores de Caylloma no tendrán acceso aél. “Lamentablemente, las tierras las subastará ProInversión a las trasnacionales”, apuntó.

Además, señaló que habrían estafado a los pobladores de Pusa Pusa, pues «les han comprado sus tierras por centavos. En todo el país se paga en dólares y aquí, por ser campesinos y ancianos, se han aprovechado de su nobleza y longevidad, y de su desconocimiento de las normas, para tomar sus tierras”, enfatizó.

Sobre el EIA, la gobernadora regional, Yamila Osorio, ha señalado que sí tiene vigencia y no es verdad que haya caducado como se sugirió, pero que está abierta la posibilidad de incluir en él otros distritos afectados, que no estaban en el primer documento.

DIÁLOGO INTERRUMPIDO

Por su parte, el Viceministerio de Gobernanza Territorial anunció en comunicado que se está conformando la Mesa Provincial de Caylloma para tender las demandas de los pobladores y este martes 16 se realizaría la primera reunión para organizar los temas y actores, siempre y cuando los pobladores levanten la medida de lucha, lo que a estas alturas parece improbable.

El momento, la exigencia principal es de instalar la mesa de alto nivel en el distrito de Caylloma, no en Lima. Y contar con la participación de los mismos pobladores, sin intermediación de las autoridades regionales. Anuncian que no están dispuestos a ceder y, tras 8 dáis de paralización pacífica, se sienten burlados por los ofrecimientos no cumplidos del prefecto Lozada y la gobernadora Osorio. La situación del alcalde provincial, Rómulo Tinta, también es incierta, en relación a su representatividad, cuestionada por los pobladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE