Desciende la producción agrícola a un 30% en la parte oriental por heladas

Noticias El Búho

El presidente de la Junta de Usuarios del Chili No Regulado, Percy Del Carpio Lazo, señaló este lunes que la producción de los cultivos ha disminuido en un 30% por las heladas, tanto en siembra de productos de pan llevar, como en forraje para ganado.

“En la parte oriental, la situación es complicada. Tanto en la parte alta como en la parte baja, se presentan heladas. Esto genera que la producción de los cultivos no se lleve a cabo de la mejor manera. Hay una baja del 30% en todo tipo de siembras. Inclusive, en lo que es forraje”, declaró.

“No crece como debería crecer. Demora hasta 2 meses sacar un corte de alfalfa”, destacó. Además, manifestó que cada comisión de regantes se preocupa en tener los canales limpios para utilizar el agua requerida en los predios. “Pero, no hay el recurso hídrico –como si lo hay en la parte regulada, ya que se abastece con el sistema de represas-; en la cuenca oriental nos abastecemos de los manantiales”, subrayó.

Carlos Del Carpio recalcó que se deben construir cuatro presas para almacenar agua de las lluvias en verano y para tener, en tiempo de friaje, como sucede en la parte regulada. Hizo hincapié en que el Gobierno Regional se comprometió a construir más presas. “Promesa que no ha cumplido”, enfatizó.

Actualmente, la cuenca del Chili No Regulado cuenta con una presa en San José de Uzuña, que no ha sido reparada. “Desde hace más de 5 años no la han arreglado”, puntualizó. El presidente informó que la compuerta de la presa se encuentra en mal estado.

CANALES DE REGADÍO

“El Gobierno tiene que entubar los canales porque le pertenecen”, subrayó. Si esto ocurriera, explicó Del Carpio, tendríamos agua para unos 50 o 100 años. Durante todo ese tiempo no se invertiría para realizar labores de limpieza y el traslado del agua sería más eficiente, lo que impediría desbordes e inundaciones.

“Todas las lluvias se producen en las cabeceras de cuenca, en la parte alta, y los canales están por debajo de los cerros, y todas las aguas colmatan los canales y es un trabajo fortísimo que tenemos que hacer nosotros. A diferencia de lo que ocurre en los valles”, apuntó.

La cuenca del Chili No Regulada abastece a 7 mil agricultores y 7 500 hectáreas de cultivo. Son 70 kilómetros de canales por limpiar y mantener y un promedio de 60 bocatomas que restaurar cada año porque son de material rústico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE