El dilema de la UNSA: entre la renovación y el despido de los «laureados»

Destacados Noticias El Búho

La disposición de cesar a los docentes con 70 años a más no es nueva. La ley 30220, en vigencia desde 2014, así lo dispone. En la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa), sin embargo, interpretaron la norma como aplicable a quienes ingresan a la docencia a partir de la vigencia de la ley. Con ello, 110 docentes se libraron ser cesados en el año 2015, cuando la UNSA aprobó sus nuevos estatutos.

Un grupo de docentes. opositores al grupo que ganó las elecciones para Rector y vicerrectores, exigieron que se haga cumplir la norma de inmediato. Al no ser escuchados, presentaron una acción de cumplimiento ante el Poder Judicial que, después de varios meses, ganaron en segunda instancia. A la universidad no le queda otra salida legal que cumplir el fallo. En este tiempo, el grupo de docentes que sobrepasa los 70 años subió a 139 y supone un desmantelamiento del componente docente, con casos especiales . Hay quienes interpretaron esta acción como un acto político, pues consideran que entre los mayores de 70 hay una mayoría que apoya la actual gestión.

El apoyo que el rector, Rohel Sánchez, ha mostrado a la posibilidad de mantener a estos docentes en actividad, abonó en este sentido. La autoridad ha manifestado que, además del problema social que significa cesar intempestivamente a estos docentes, cuya pensión será considerablemente menor que su remuneración actual; está el hecho que en este grupo de docentes figuran algunos de los docentes mejor considerados, cuyos años de experiencia y trayectoria serán desperdiciados por la Universidad. Los procesos de acreditación y licenciamiento institucional que, entre otros aspectos, valora la trayectoria académica de los docentes, también ser verán perjudicados, explicó.

También tuvo duras palabras para los docentes que impulsaron la acción de cumplimiento que, finalmente, dejará fuera de la universidad a estos colegas mayores, algunos de ellos, entre los más respetados de los catedráticos.

Adicionalmente mencionó que la universidad será perjudicada porque no será fácil reemplazar a estos docentes. Dados los bajos montos de los sueldos, los mejores profesionales no tienen interés en ingresar a la docencia, dijo, por lo que advirtió que el reemplazo no podrá ser de inmediato».

UNSA

Rector Rohel Sánchez habría llegado al cargo con el apoyo de muchos de los docentes que ahora deben irse por exceder los 70 años de edad.

Los plazos

Como se sabe, el titular del Segundo Juzgado Civil, Uriel Dueñas Triviños, dispuso que su mandato se cumpla en un plazo de 10 días hábiles, que de acuerdo a la fecha de notificación, se cumplirían este viernes 9 de junio, bajo pena de denuncia penal por desacato y multa a la UNSA.

El Consejo Universitario, reunido el pasado jueves, no tuvo otra opción que anunciar que acatará el mandato judicial, » pero no en el tiempo requerido por el Juzgado», según se informó, advirtiendo que la medida «generará caos académico».

«Los estudiantes se quedarán sin docentes»,  en el aula», señaló el rector Sánchez en la sesión de Consejo Universitario. No obstante, se tuvo que admitir que, legalmente, estas consideraciones no constituyen argumentos. En base a lo expuesto, sin embargo, presentarán una solicitud al juzgado, de ampliación del plazo, pues llamar a concurso a docentes sustitutos, implica un cronograma mínimo de tiempo para no caer en otra ilegalidad.

La opción sería permitir que estos docentes culminen el dictado del presente ciclo hasta el mes de agosto. Y entonces lanzar la convocatoria. Pero esta posibilidad también es incierta. Parta analizar diversas opciones y presentar los recursos al juzgado, se formó una comisión especial.

Pronunciamiento

Por su parte, el sindicato de docentes agustinos, Sudunsa, emitió un pronunciamiento en el que solicitan al presidente de la República y a la Presidenta del Congreso, la modificatoria del art. 84 de la Ley 30220, que establece el cese de los docentes mayores de 70 años, ya que la disposición «viola el derecho al trabajo»,

Argumentan  que la aplicación de esta sentencia, no solo perjudicará los procesos de Licenciamiento y Acreditación en marcha, sino que implica que se dejarán de dictar aproximadamente 400 asignaturas en las diversas escuelas profesionales, obligando a la Universidad a la improvisación para cubrir las plazas .

Por otro lado señalan que los profesores cesados «estarían sentenciados a recibir una pensión miserable de aproximadamente 800 nuevos soles. Informan que, en su última asamblea, acordaron asumir la defensa de los colegas que sean afectados.

Finalmente anuncian la declaración de personas no gratas y la expulsión del Sindicato de los docentes que presentaron la acción judicial para obligar al cese, «por su actitud infraterna y deleal con sus propios colegas», expresan. Ellos son los profesores: Hugo Salas Ortiz, Angel Mogrovejo Flores, Juan Carlos Delgado Luján, Félix Cuadros Pinto, Juan Carlos Torreblanca de Velasco y Hugo Rucano Páucar.

A favor

Aunque El Búho no pudo obtener una declaración oficial sobre los motivos de quienes presentaron la Acción de Cumplimiento, los actores de la demanda de cumplimiento señalaron que no tienen objetivos políticos sino que su objetivo es la renovación en el cuerpo docente de la UNSA, espíritu con el que fue aprobado el polémico artículo de la ley 30220. Se añadió que, más allá de consideraciones personales, de lo que se trata es de elevar la calidad de la formación académica que se ofrece a los estudiantes agustinos, muy en especial, en las escuelas profesionales que tienen que ver con tecnología y que requieren constante actualización. «Algunos de estos docentes antiguos, ni siquiera saben utilizar las herramientas tecnológicas», se deslizó, salvando algunas excepciones.

Añadieron que solo buscan que se cumpla la ley y dar oportunidad a profesionales jóvenes que no pueden ingresar a la docencia porque las plazas están ocupadas por estos docentes que no permiten ingresar a ls nuevas generaciones. «Hace muchos años son los mismos docentes», señalaron.

Otras fuentes al interior de la Universidad mencionaron también la posibilidad de renovar también la forma en que ingresan a hacer carrera docente los profesores de la UNSA. Se mencionó una extendida costumbre de «amarrar» los puestos de docentes a consideraciones políticas, lo que ya se ha convertido en uso corriente en esta casa universitaria, para lo cual este hecho podría constituir una oportunidad de cambio.

Finalmente, se dijo,  a los docentes de excelente rendimiento se les puede conservar como docentes extraordinarios, evaluando sus condiciones físicas e intelectuales, necesarias para la tarea universitaria, con lo que pudieron  haber mantenido su nivel salarial de haberse hecho a tiempo. Esta propuesta fue desestimada en su momento por la Asamblea Universitaria.

 

 

 

 

Una respuesta a “El dilema de la UNSA: entre la renovación y el despido de los «laureados»”

  1. Avatar ue ahora estan crendo lucrar nose dice:

    Esos cojudos de la UNSA interpretan la ley como ch… les venga en gana… Siempre han echo eso.
    Sinverguenzas de m…

Deja un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE