Un poema celebra los 40 años de la revista «Omnibus»

Cultural El Búho

En un conversatorio efectuado el pasado jueves 22 en el Centro Cultural Peruano Norteamericano, Willard Dìaz y Alonso Ruiz Rosas, recordaron algunos momentos significativos, la producción poética que se generó en la década del 70 y 80 en la ciudad, así como las influencias  y las corrientes poéticas de la época.

El colectivo que editó la revista Ómnibus, considerada la más importante de su generación y que dio inicio a una literatura local que se distinguió por un sello particular, estuvo integrado en su núcleo principal, además de Ruíz Rosas, por Oswaldo Chanove, Misael Ramos y Dino Jurado; éste último dedicado más bien a la prosa. Otros contribuyentes a la revista fueron Rosario Núñez, Carmen Ollé, Rosa Elena Maldonado, Fátima Carrasco, César Delgado Díaz del Olmo, entre otros.

Entre los poetas mayores, que fueron objeto de lectura o que alentaron a los entonces jóvenes poetas se mencionó a Edmundo de los Ríos, Pablo Guevara, Walter Márquez y José Ruiz Rosas, además de otras influencias de la poesía extranjera, como la generación beat.

En la ocasión, se presentó también un breve libro de Oswaldo Chanove «escrito como testimonio personal de la aventura de un grupo de poetas que se reunieron en torno a la revista Òmnibus», según su autor. Lanzo mi mano como una daga contra el horizonte, es un extenso poema que habla de la intensidad de los años setenta y ochenta. Aquí un fragmento:

En aquellos tiempos (como ahora) yo

solía escribir en un ataque de nervios

     Era (es) un acto simultáneamente

afirmativo e interrogativo

     Decía «Estoy» y también lanzaba la

pregunta

     (¿De dónde venimos a dónde vamos qué

somos?)

     (¿La certeza que se puede alcanzar es la

verdadera certeza?)

     (¿Todo grado de euforia recuerda en su

accionar a personajes buscando un elemento

que calme la ansiedad?)

     Y ahí estaba yo por ejemplo estudiando

inglés cuando de pronto saltaba el resorte

     Y mi mano se agitaba

     ¡Sí!

     Exaltación, ímpetu, inflamación

     Sentido de la vida

     Y (yo) entrecerraba los ojos y escribía

     Lanzo mi mano como una daga

     Y caminaba por las calles con mi fólder

mugriento en el sistema solar correcto

     En la tortuosa coordenada de este

atiborrado multiverso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE