Tres procesos judiciales contra hidroeléctrica en laguna Mamacocha

Noticias

 

“El Poder Judicial está actuando con objetividad”, dijo. El consejero regional de Castilla, Edy Medina, señaló que se han iniciado tres procesos legales para cancelar definitivamente la construcción de la hidroeléctrica en la laguna manantial Mamacocha, por la empresa Laguna Azul.

“Tras descubrirse los embustes de la empresa, se han iniciado las acciones legales. En primer lugar, el Consejo Regional presentó una acción de amparo que fue declarada inadmisible inicialmente pero, corregidas las observaciones, han sido admitidas por el Poder Judicial y están en evaluación”, declaró.

La Procuraduría ha iniciado también una acción contencioso administrativa que busca cancelar el contrato con la empresa Laguna Azul. Esta fue declarada inadmisible y, tras replantearse las observaciones, está en evaluación, igual que la acción de amparo del Consejo Regional. No obstante, la que sí está actualmente en camino, es la presentada por el Frente de Defensa de Ayo.

Otra acción contencioso administrativa presentó el frente de defensa. “Ha sido aceptada y ya está en juicio. Allí se van a compulsar las pruebas y  en este campo se van a hacer prevalecer los derechos de los pobladores de Castilla”, formuló.

Edy Medina manifestó que Laguna Azul actuó dolosamente, en contubernio con la Autoridad Regional del Medio Ambiente (ARMA). Esta entidad emitió una resolución subgerencial –que dio paso a la Resolución Ministerial que aprobó la concesión- en setiembre del 2014. “Esta área no existía orgánicamente. Esta aprobación es arbitraria y corrupta”, expresó.

Por otro lado, el consejero felicitó a la Autoridad Nacional del Agua (ANA) por no darle a la empresa la autorización del uso del agua. Explicó que en épocas de lluvia la laguna concentra alrededor de 8 metros cúbicos, mientras que en estiaje el caudal desciende hasta 2 metros cúbicos. “La empresa pretendía llevarse 7 metros cúbicos”, resaltó.

ARMA

Por su parte, el gerente de la Autoridad Regional del Medio Ambiente (ARMA), Benigno Sanz, descartó la existencia de actos de corrupción, tras la denuncia del consejero Edy Medina, sobre la existencia de un trato “irregular” entre la empresa Laguna Azul y el ARMA. La observación se hace por la supuesta creación de una subgerencia que aprobó el convenio reduciendo a una categoría simple el estudio de impacto ambiental. Para él, no se trató de un acto de mala fe, sino de un descuido.

“Antes de la modificación de la Ordenanza Regional 302, sólo existía la gerencia y algunas unidades. Pero con el nombre de subgerencia se empezaron a firmar algunos documentos del Gobierno Regional. Uno de ellos, fue esta resolución. Este fue el motivo por el que se declararía improcedente el convenio”, acotó.

El gerente informó, además, que la Autoridad Regional del Medio Ambiente fue creada en la época de Juan Manuel Guillén. “Con el doctor Guillén se crea este reglamento con la empresa Laguna Azul”, enfatizó. La empresa podría ir siempre y cuando se cumpla todo lo estipulado por el convenio.

Continúan cuestionamientos

Durante las últimas semanas, pobladores de Ayo han venido denunciando públicamente al alcalde Juan Vilca, por “cierta cercanía” con la empresa Laguna Azul. Primero firmó un convenio para que se desarrolle la hidroeléctrica en la desembocadura de la laguna Mamacocha y, después, al iniciarse un proceso de revocatoria en su contra; estaría convocando a foráneos para que se inscriban en Ayo y voten a favor de él.

“Hay indicios razonables para creer que el alcalde se ha sometido a los caprichos de la empresa. Su conducta ha sido siempre a favor de Laguna Azul y eso lo sabe el pueblo. El alcalde los ha traicionado”, aseguró Edy Medina.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE