Salen a la luz las pésimas condiciones en que opera hospital Goyeneche

Destacados Noticias El Búho

 

Camillas que rondan los cien años de antigüedad, inmobiliario precario y pacientes hacinados son parte del habitual escenario del hospital Goyeneche. La lamentable situación del que fuera el principal nosocomio del sur del país fue expuesta por la Federación Médica de Arequipa, que dirigió una visita guiada por las zonas más críticas del mismo.

El hospital Goyeneche actualmente atiende 250 emergencias diarias, alrededor de 600 consultas externas y entre 200 y 300 pacientes hospitalizados. Todos ellos bajo una infraestructura dañada en un 90% y que este año alcanzó los 105 años de construida.

Las quejas por las condiciones en que opera el nosocomio han sido señaladas tanto por pacientes como personal de atención. Arnaldo Sánchez Tejada, presidente del Cuerpo Médico del hospital, denunció que el estado crítico en que opera el Goyeneche es debido a la falta de voluntad política de parte de autoridades nacionales y regionales.

SIN AMBIENTES ADECUADOS

Superado por el constante incremento de pacientes, las distintas áreas del hospital se han visto hacinadas y algunas han llegado a colapsar. En el área de Medicina Interna – Varones, pacientes comunes comparten el mismo ambiente con enfermos de tuberculosis y VIH positivos, separados solo por divisiones precarias de madera y triplay.

En tanto en el área de Neoplásicas, ocho personas reciben quimioterapia en un ambiente de 10 metros cuadrados. La encargada revela que la demanda del servicio es tal que existen listas de espera de varias semanas. En la misma área, se observan servicios higiénicos deteriorados y camillas viejas.

El panorama es similar en Medicina Física y Rehabilitación, donde se aprovecha hasta el mínimo espacio para improvisar módulos de atención y los pasillos son demasiado angostos. Incluso hay espacios donde pacientes en silla de ruedas no pueden ingresar por la estrechez de puertas y corredores.

En el área de Emergencia no funcionan los servicios higiénicos, por lo que los aproximadamente 150 pacientes que llegan a diario no pueden usarlos. La Unidad de Cuidados Intensivos tiene solo 6 camas y siempre está copada, teniendo que derivar pacientes graves a otras áreas pon insuficiencia.

MOBILIARIO RUINOSO

Varias de las camillas en el Goyeneche son de la misma antigüedad que la construcción misma. En el recorrido se pudo encontrar, en todas las áreas, camillas de más de 100 años. Otro tanto ya superan los 50 años en funciones, mientras que las nuevas son las más escasas.

La realidad de los equipos quirúrgicos es parecida. En el área de Quirófano, de cinco salas de operaciones, solo operan cuatro por falta de máquinas anestesiólogas. Solo una es de reciente adquisición, la otra es prestada del IREN Sur, mientras que las dos restantes son propias del hospital aunque por haber excedido su vida útil presentan constantes averías.

En tanto los monitores de signos vitales que se usan para las operaciones son prestados del área de Emergencia. Tampoco disponen de ventiladores ni bombas de infusión. En esas condiciones se realizan 20 intervenciones diarias en promedio, algunas de ellas de alta complejidad.

Para Alberta Avendaño Vizcarra, jefa del Departamento de Anestesiología, se requerirían al menos 10 millones de soles para equipar el área de Quirófano a los mínimos estándares pedidos por el SuSalud.

El reducido número de salas de operación afecta los pacientes que buscan intervenciones. Tan solo en el servicio de Oncología existen alrededor de 200 personas en lista de espera, y se estima que recibirán atención dentro de 3 a 4 meses. Solo los que ingresan por emergencia reciben atención casi inmediata.

PERSONAL INSUFICIENTE

La falta de especialistas también forma parte de los reclamos realizados por la Federación Médica. Son 140 pero necesitan, por lo menos, otros 70. Las ausencias más señaladas son las de traumatólogos, cirujanos pediatras, cirujanos de tórax y especialistas en hospitalización.

Además del personal médico, las enfermeras especializadas tampoco son suficientes. En el mismo servicio de quirófano una sola enfermera debe atender a 20 pacientes. En total son 30, cuando se recomienda que sean 36.

Los problemas con el personal sumados a las deficiencias de mobiliario e infraestructura han ocasionado situaciones críticas en las áreas de Medicina Varones, Cuidados Intensivos, Emergencia, Trauma Shock y Quimioterapia.

Los médicos anuncian que no depondrán su medida de fuerza, aunque se están perdiendo unos 20 mil soles diarios por falta de atención y que, en los próximos días mostrarán otros nosocomios donde la situación no es diferente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE