Congresista Aramayo culpa a Zavala de provocar al parlamento

Noticias Avatar

La congresista fujimorista Alejandra Aramayo negó que el Congreso haya puesto en riesgo la estabilidad en el país. Esto, luego que el gabinete Zavala no recibiera el voto de confianza del Parlamento, poniendo en jaque al gobierno de Kuczynski.

alejandra-aramayoPara la legisladora, la censura al gabinete es producto de la cuestión de confianza promovida por Fernando Zavala. En su opinión, el responsable de la crisis que afronta el Ejecutivo es el mismo presidente del Consejo de Ministros:

“Quien ha emplazado al Congreso de manera desproporcionada es el premier Zavala. Nosotros íbamos por la censura de la ministra Martens, que no ha llevado a ningún mejor lugar a la educación”.

SOLIDARIDAD CON ALGUNOS MINISTROS

Aramayo lamentó la salida de algunos miembros del gabinete, como el caso de su amiga Ana María Choquehuanca. En consideración suya, además de la aún ministra de la Mujer,  existen buenas personalidades en el gabinete.

PUEDES VER:  De cómo salieron libres los dirigentes de Construcción Civil detenidos por extorsión (y se desinfló la tesis de la Fiscalía)

Cuestionó que las acciones de Zavala supongan la salida de todo el gabinete. Asimismo, dijo que al presidente le cuesta sacar a ministros cuestionados como Martens y Basombrío. Respecto a un eventual cierre del Congreso, dijo que el fujimorismo no permitirá ser arrinconado. “Si es así, habrá una nueva elección y habrá un nuevo Congreso”, concluyó.

INSPECCIÓN

La parlamentaria llegó a la ciudad para inspeccionar las galerías afectadas por el incendio. Entregó botellas de agua a los comerciantes, que se encontraban sacando los escombros. Además, anunció que presentarán una propuesta para que las inspecciones de seguridad sean permanentes.

3 respuestas a “Congresista Aramayo culpa a Zavala de provocar al parlamento”

  1. Avatar Daniel Zevallos Ramos dice:

    La responsabilidad politica de esta crisi tiene una matriz, el despecho de los Fujimoristas y Peruanos por el cambio de haber perdido las elecciones, pero a la vez de haber logrado la mayoria del parlamento en base a ofrecimientos y planes de gobierno que hoy NO CUMPLEN, todo el norte del pais aposto por PC y ahora que hacen? aplican una politica de desestabilizacion con miras al fracaso del presente regimen y aprobechar la coyuntura del 2021, pero a costa de que, del retroceso y freno del desarrollo, crear crisis es facil, pero construir es dificil

  2. Avatar Francisco dice:

    Mostramos tambien el siguiente fragmento del diario la nación donde da a conocer realmente al detalle esta dificil situación. Fuente: lanacionperu.com
    Usted vea la otra cara de la noticia.

    ¡CIERREN EL CONGRESO CORRUPTO, CARAJO!

    *PUEBLO PIDE NUEVAS ELECCIONES PARLAMENTARIAS PARA ELIMINAR A LA ESCORIA CONGRESAL DE NARCOS, FUJIMORISTAS, APRISTAS, ULTRAIZQUIERDISTAS Y CAVIARES
    *KEIKO, SIGUIENDO EL ESTILO GOLPISTA DE SU PADRE ALBERTO, QUIERE VACAR A KUCZYNSKI E IMPLANTAR LA DICTADURA
    *APRISTAS EMPUJARON A FUJIMORISTAS A LA CENSURA Y LUEGO LOS ABANDONARON, CON SU CLÁSICA ESCOPETA DE DOS CAÑONES
    *MAYORÍA FUJIMORISTA ALIADA CON LA ULTRAIZQUIERDA NO LE DIO VOTO DE CONFIANZA A MINISTROS DEL GABINETE ZAVALA QUE TENDRÁN QUE RENUNCIAR
    *CIRCO PARLAMENTARIO ES UNA CORTINA DE HUMO PARA MULTIMILLONARIA MALVERSACIÓN DE MÁS DE 7 MIL MILLONES DE SOLES EN JUEGOS ELITISTAS PANAMERICANOS, LA VENTA DE LAS EMPRESAS Y ACTIVOS DE ODEBRECHT Y EL FRAUDE DE 30,000 MILLONES CON LOS PEAJES

    Lo de anoche fue un verdadero insulto del Parlamento a todo el país, cual terremoto político que ha terminado asqueando al pueblo. Ahora, millones de peruanos han vuelto a abrir los ojos para ver la verdadera calaña de sus representantes, y por eso piden nuevas elecciones parlamentarias, para eliminar a toda la escoria congresal de narcos, fujimoristas, apristas, ultraizquierdistas y caviares que no están a la altura de lo que necesita hoy el Perú para salir del atraso en el que se encuentra.
    Lamentablemente, la “lideresa” de la oposición, Keiko Fujimori, siguiendo el estilo golpista de su padre Alberto, quiere vacar al presidente Kuczynski e implantar la dictadura, aún herida por la derrota electoral que sufrió el año pasado. Y en este patético complot contra la democracia destaca el juego sucio de los apristas, quienes empujaron a los fujimoristas a la censura y luego los abandonaron, absteniéndose en la votación, siempre con su clásica escopeta de dos cañones.
    Lo más insólito ha sido ver a la mayoría fujimorista votar en alianza con la ultraizquierda, para no darles el voto de confianza a los ministros del gabinete Zavala quienes tendrán que renunciar.
    De esta forma, tras una larga jornada de debates circenses, el congreso no otorgó la cuestión de confianza solicitado por el premier Fernando Zavala, con 77 votos en contra, de los fujimoristas y la ultraizquierda, y 22 a favor. Y fueron 16 los parlamentarios que se abstuvieron, nada menos que los cobardes apristas, luego de impulsar la caída del gabinete Zavala abiertamente en un primer momento, prometiendo votar en contra. Pero han querido que la ciudadanía vea que aún conservan algo de demócratas.
    Así, la remoción del presidente del Consejo de Ministros es un hecho y anoche un consternado vocero de la bancada oficialista, Vicente Zeballos, anunciaba que PPK había suspendido su viaje a EE.UU. y El Vaticano para decidir la composición del nuevo gabinete pues la toma de decisión “es de él, exclusivamente”. Minutos después, el propio Fernando Zavala transmitió resignación al publicar un tuit en el que afirma: “ha sido un honor servir al país bajo el liderazgo del presidente Kuczynski”. Su suerte ya estaba echada.

    PRESENTACIÓN DE ZAVALA
    El pleno del Congreso se dispuso muy temprano a debatir la cuestión de confianza presentada por el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, ante una amenaza de censura contra la titular de Educación, Marilú Martens. En su discurso, Fernando Zavala dijo que, en las últimas semanas, el Congreso ha dado signos de querer menoscabar política educativa del Gobierno. “¿Luego de un año nos preguntamos si la confianza que nos otorgó el Congreso se mantiene?”, cuestionó.
    Asimismo, teniendo en cuenta que la censura que Fuerza Popular pretendía plantear contra Marilú Martens era a partir de la huelga de maestros, Fernando Zavala señaló que “no podemos entregarle a los extremistas un ministro como trofeo”. Inicialmente, Zavala había pedido ser recibido en la víspera, pero el pleno del Congreso culminó sin una respuesta. Recién la mañana de este jueves, Luis Galarreta, presidente del Congreso, anunció que la Junta de Portavoces había acordado invitar a Zavala para las 4 p.m.
    Desde el Ejecutivo, los ministros de Justicia y Cultura, Marisol Pérez Tello y Salvador del Solar, apuntaron en que la cuestión de confianza no significa salir en defensa de Martens, sino de la política educativa del Gobierno. Por ello, explicaron, se planteó la medida a nombre de todo el Gabinete.
    Por su parte, Galarreta responsabilizó a Zavala de crear una “crisis política” en el país con la cuestión de confianza, medida que calificó de “lamentable e innecesaria”. Según el artículo 133 de la Constitución Política del Perú, en caso de que el Congreso no otorgue la cuestión de confianza, se producirá la crisis total del Gabinete, que deberá renunciar para que el presidente de la República designe a nuevos ministros. Si el Parlamento no concede la confianza a dos gabinetes, el presidente de la República está facultado para disolver el Congreso y convocar nuevas elecciones legislativas.
    Fuerza Popular anunció su intención de censurar a la ministra de Educación, Marilú Martens, por “su incapacidad” ante la huelga de maestros. “Hoy vamos a ratificar nuestro compromiso con el país y no vamos a claudicar en nuestro deber de hacer el control político, por el cual nos ha puesto acá el pueblo”, dijo vocero alterno de Fuerza Popular, Héctor Becerril.
    Como se informó, Fernando Zavala sustentó su pedido ante el Parlamento en un discurso que duró aproximadamente siete minutos. “Acudimos a esta institución constitucional para solicitar claramente la confianza del Congreso, pues sin su respaldo este Consejo y sus políticas no pueden continuar”, expresó Zavala. En ese contexto, al dar pase al debate, los parlamentarios de las diversas bancadas tuvieron opiniones encontradas frente al pedido del primer ministro. Por ejemplo, el legislador Víctor Andrés García Belaunde indicó: “Fernando Zavala quiere que le hagamos la eutanasia, quiere una muerte sin dolor. Políticamente está muerto”. “Todos perdemos, aquí no hay ganadores ni perdedores, todos seríamos perdedores. Y el Perú será perdedor”, remarcó Jorge del Castillo a su turno.
    Con un breve discurso de aproximadamente siete minutos, el primer ministro Fernando Zavala sustentó ante el pleno del Congreso de la República la cuestión de confianza. “Estoy aquí porque en las últimas semanas se ha evidenciado la intención de distintos frentes de socavar una política de estado fundamental para este gobierno y para millones de estudiantes y sus padres: la reforma de la educación”, manifestó el presidente del Consejo de Ministros. En esa línea, sostuvo que la citada reforma está siendo amenazada por grupos radicales “vinculados a los capítulos más despreciables de nuestra historia”. Así, aludió al terrorismo que azotó a nuestro país y a la reciente huelga de docentes. “No podemos caer en el juego de los extremistas ni mucho menos entregarles a un ministro como trofeo”, indicó también.
    Zavala también recordó que el actual Congreso censuró a Jaime Saavedra, ex ministro de Educación, en diciembre pasado. “Haber censurado a un ministro y pretender censurar a la actual ministra de Educación no es solo censurar la política misma, sino además atenta contra el trabajo del equipo que tengo el honor de liderar”, refirió. Recordó además que hace más de un año se presentó con el Gabinete ante el pleno para solicitar el voto de confianza. “Luego de un año de trabajo, nos preguntamos si la confianza que nos entregó el Congreso se mantiene”, acotó.
    Tras insistir en que la intención de censurar a Martens afecta la política educativa del Gobierno, señaló que es responsabilidad constitucional del Parlamento definir si se otorga o no la confianza solicitada. “Acudimos a esta institución constitucional para solicitar claramente la confianza del Congreso, pues sin su respaldo este Consejo y sus políticas no pueden continuar trabajando por el país. La calidad de la educación de nuestros estudiantes y, por lo tanto, la oportunidad de que tengan un futuro mejor está en juego. No pongamos en jaque ese futuro por intereses coyunturales”, sentenció.
    Zavala estuvo acompañado por la mayoría de integrantes del Gabinete Ministerial. Tras su exposición, Luis Galarreta, presidente del Congreso, les pidió que se retiren y suspendió la sesión para dar paso a la reunión de la Junta de Portavoces, a fin de definir cómo se desarrollará el debate.

    HASTA EL FINAL
    A pocas horas del discurso de Zavala ante el pleno, el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) le dio “su total respaldo” e indicó que su Gobierno defenderá la reforma educativa “hasta el final, porque los niños son primero”. “Mi total respaldo a Fernando Zavala y a Marilú Martens. Sin buena educación no hay desarrollo”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. “Defenderemos la reforma educativa hasta el final, porque para mi Gobierno los niños son primero”, agregó PPK.
    Al respecto, la congresista del bloque Nuevo Perú Marisa Glave consideró que en Fuerza Popular hay una “desesperación” por ser gobierno, pues –a su juicio– el fujimorismo “sigue jugando” con el control político que tiene en el Congreso, donde es mayoría con 71 escaños.
    “Nosotros no nos vamos a prestar a ninguno de esos juegos […] Aquí hay un juego de dos actores: uno desesperado por ser gobierno a como dé lugar, a pesar que la ciudadanía le ha dicho que no. Por otro lado, el gobierno que no se anima a gobernar”, acotó.
    Marisa Glave añadió que la crisis política generada a raíz del pedido de cuestión de confianza del presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, es una “responsabilidad compartida” entre ambos poderes del Estado. Asimismo, expresó que la ministra de Educación, Marilú Martens, no supo manejar la huelga magisterial y que la decisión de Zavala de protegerla apelando a la cuestión de confianza “es un error”.
    Según Marisa Glave, un 76% de los ciudadanos peruanos considera que la titular de la cartera de Educación debe renunciar al cargo por la manera en la que manejó la movilización de los docentes, que empezó en Cusco y luego se extendió a nivel nacional. La congresista de Nuevo Perú también discrepó con el jefe del Gabinete al aseverar que la eventual censura a la Martens no significaría “dar la cabeza de la ministra a los radicales”. Más temprano, Zavala señaló en el pleno: “No podemos caer en el juego de los extremistas ni mucho menos entregarles a un ministro como trofeo”.

    FEROCIDAD APROFUJIMORISTA
    La congresista Úrsula Letona (Fuerza Popular) dijo que no tiene confianza en el Gabinete Ministerial presidido por Fernando Zavala. Añadió que “es necesario un cambio y un giro que ponga efectividad en el Gobierno”. Durante el debate sobre la cuestión de confianza presentada por Fernando Zavala, Úrsula Letona dijo que “la confianza en este gabinete, al menos de mi parte, no existe”. “Le deseo la mayor de la suertes a Fernando Zavala y a los ministros que lo han acompañado, pero es importante salir del marasmo de hoy y convertir al Gobierno en uno de ejecución eficaz”, añadió.
    En esa línea, Úrsula Letona saludó los esfuerzos que en su momento realizó, “pero vemos que ha llegado al límite y que la cartera de Economía y la PCM merecen a una persona que pueda cumplir adecuadamente las responsabilidades que los peruanos reclaman”.
    Sobre la ministra de Educación, Marilú Martens, a quien la bancada de Fuerza Popular pretende censurarla legisladora fujimorista señaló que es cierto que ella no generó la huelga de maestros, pero que sí se cuestiona “su incapacidad e inacción frente a una situación de crisis”.
    A su turno, el aprista Javier Velásquez Quesquén señaló que el debate de la cuestión de confianza, con la que el Gobierno intenta impedir la censura a la ministra de Educación, Marilú Martens, puede durar hasta cuatro sesiones. “El Parlamento tiene que darle curso, recibir al primer ministro y que exponga sus razones, por qué plantea una cuestión de confianza, se escucha y se debate […] El debate puede durar cuatro semanas”, manifestó.
    El parlamentario aprista, además, calificó como “pecha agónica” la cuestión de confianza planteada por Zavala e indicó que el primer ministro lo hizo “para que se le extienda una alfombra dorada para que él se vaya”. “No ha encontrado mejor pretexto para salir de la PCM [Presidencia del Consejo de Ministros] que plantear una cuestión de confianza”, añadió.
    El ex jefe del Gabinete Ministerial señaló que el proceso de censura en contra de Martens debe continuar, porque, desde su punto de vista, es paralelo a la solicitud hecha por Zavala. Velásquez Quesquén aseguró que el pedido del Gobierno “está fuera de foco”.

  3. Avatar Erick del castillo dice:

    Bueno…como vemos el gobierno esta como un barco al garete…con un capitán que no ata ni desata…con una tripulación sin norte ni brújula y con una oposición que ante tanta improvisación e infeliz impericia Intenta enrumbar la nave pero no se puede salvar del desastre a quienes hacen todo lo posible por naufragar…
    PPK ha demostrado que no sabe ni donde esta parado y sus ministros en vez de ayudarlo solo sirven para ponerle piedras en el camino, para ponerle cabes y hacerlo trastabillar…
    De verdad que fue un error elegir a este vendepatria…no creo que termine su periodo, la araoz y su mancha de entreguistas se van a encargar de eso…el pueblo esta como una marmita a punto de explotar…no jueguen con fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE