Incendio en galerías Príncipe y Perú: lo que el fuego se llevó

Destacados Noticias Avatar

Diez años de trabajo y esfuerzo quedaron reducidos a cenizas. Comercializadora Santa Isabel, el negocio familiar de Isabel Díaz Ilachoque, fue uno de los más afectados por el gigantesco incendio que afectó tres galerías comerciales el miércoles último.

escombros2El almacén fue de los primeros en ser consumidos por el fuego. Su establecimiento se encontraba a pocos metros del origen del siniestro, producto de la deflagración de un balón de gas, en el tercer piso de la galería.

Las llamas avanzaron hasta el recinto a través de tragaluces en los techos, desde donde se extendieron por el segundo piso de la galería Perú. En los depósitos de Comercializadora Santa Isabel y Plastiugarte se almacenaban ollas, cocinas, calentadoras, mensajes y utensilios de plástico.

CLAMAN POR APOYO

Isabel Díaz participa en el recojo de los escombros que antes eran su mercadería: un amasijo de plástico derretido mezclado con cenizas y cristales. Para el retiro de los restos han tenido que contratar personal, con la esperanza de encontrar algo que rescatar.

isabel-diaz-escombrosPese a su precaria situación, la mujer tiene la resolución de cumplir las obligaciones que mantiene con sus acreedores. Recién recibió mercadería, este lunes, de empresas como Duraplast, Basa, Rey y Record. Compañías que entregaban stock a los comerciantes al crédito.

También se preocupan por sus deudas con los bancos y la Sunat. Sin embargo, no pide que le condonen sus deudas, solo que le den plazos más comprensibles:

“Santa Isabel ha perdido 200 mil soles. Trabajamos con el banco, ahora debemos al banco. Nos manda la fábrica mercadería al crédito. Ahora no tenemos nada. Cenizas han quedado”.

En lo que era el almacén de Santa Isabel todavía se ven los restos de estantes, estrujados por el fuego. A pesar de la lamentable situación, Isabel Díaz no se amilana. Esta dispuesta a empezar de nuevo: “Que los proveedores me sigan apoyando. Eso nomás quiero”. Un nuevo inicio.

Deja un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE