Un retraso más en un juicio contra Guillén por descoordinación del PJ

Noticias Avatar

Los retrasos en los procesos relacionados con Juan Manuel Guillén, se han vuelto una constante. Una vez más, una descoordinación en la Mesa de Partes del Módulo Básico de Justicia de Paucarpata, propició la suspensión de instalación del juicio oral contra el expresidente regional y siete exfuncionarios de su gestión.

El 21 de septiembre, la defensa de José Luis Aguilar solicitó participar vía videoconferencia en la instalación del juicio oral. No obstante, Mesa de Partes recién hoy trasladó el documento al despacho de la jueza Rosmery Quiroz Cornejo.

La magistrada negó el pedido de Aguilar, explicando que el uso de videoconferencias solo está permitido para procesados con privación de la libertad. Mientras que el exfuncionario solo tenía imposibilidad de trasladarse por temas laborales y económicos.

La negativa dio pie a que el Ministerio Público solicitara que el procesado sea declarado contumaz. En respuesta, el abogado de Sarah Peña, Javier Lizárraga, requirió que la audiencia sea suspendida para que Aguilar pueda apersonarse.

RETRASOS COMO UNA CONSTANTE

La titular del Primer Juzgado Unipersonal de Paucarpata negó declarar contumaz a Aguilar y accedió a reprogramar la cita para el próximo 19 de octubre. Entre los argumentos expuestos, Quiroz reconoce que el retraso en Mesa de Partes evitó que el requerimiento fuera atendido oportunamente.

La descoordinación administrativa marca un nuevo retraso en los procesos seguidos contra Juan Manuel Guillén. La instalación del control de acusación del mismo proceso también fue frustrada por problemas con las defensas de los acusados.

Además, temas de agenda de los abogados retardaron la etapa intermedia, que debía caracterizarse por la rapidez. Incluso la fiscal anticorrupción, Maribel Rodríguez, alertó de una posible estrategia para buscar prescripciones en el proceso.

Una tónica similar se ha evidenciado en el caso Arequipa-La Joya, en que descoordinaciones administrativas también fueron motivo de dilaciones. Primero, la mala notificación a las partes, seguida de la inclusión a última hora de pruebas adicionales por parte de la Fiscalía.

A ello se sumó la salida del juez Manfred Vera del control de acusación, quien optó por la abandonar su despacho y dedicarse a la enseñanza universitaria por 90 días. Finalmente, la etapa intermedia iniciará recién el 9 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE