Se presentó libro Cusco Revelado con fotografías de Max T. Vargas, Max Uhle y Martín Chambi

Cultural El Búho

Andrés Garay Albujar ha compilado en una publicación tres grandes miradas sobre la capital de los Incas. El libro denominado Cusco Revelado. Fotografías de Max T. Vargas, Max Uhle y Martín Chambi, se presentó el jueves en Arequipa.

Fotografía de Martín Chambi

El historiador y docente piurano, ha reunido los registros fotográficos del maestro arequipeño Max T. Vargas, de su discípulo Martín Chambi y del reconocido arqueólogo Max Ulhe, conservados en la fototeca del Instituto Iberoamericano de Berlín (IAI). Estos registros han sido la principal fuente de investigación del libro dedicado al Cusco.

Además, reúne artículos del crítico de arte Jorge Villacorta, la antropóloga Annika Buchholz, y el curador alemán Gregor Wollf. La publicación fue coeditada por la Universidad de Piura y el Instituto Iberoamericano de Berlín. Durante la presentación en la ciudad Blanca, fue comentado por el historiador Alejandro Málaga Núñez-Zeballos.

Según Garay, la publicación revela el interés de los científicos alemanes por estudiar la cultura incaica a través de los mejores documentos fotográficos de la época. Así adquirieron imágenes de reconocidos fotógrafos locales como Max T. Vargas en Arequipa y Chambi en Cusco.

“Esto es un indicio, de que a inicios del siglo XX, Cusco comenzaba a configurarse como una importante fuente de interés histórico, arqueológico, cultural y etnográfico. La fotografía arequipeña contribuyó al reconocimiento y proyección de esa potencia”, comentó Garay.

MAX T. VARGAS

El fotógrafo arequipeño Max T. Vargas, con solo 24 años de edad, tuvo una estancia como fotógrafo en Cusco, en 1897. Participó en la Exposición Regional, evento en el que ganó su primera medalla en reconocimiento a su trabajo fotográfico. En Cusco hizo fotografías de los monumentos coloniales e incaicos. Éstas cautivaron a Max Uhle, arqueólogo alemán que era Director del Museo Nacional de Arqueología, a su paso por Arequipa entre 1905 y 1907.

Max Uhle se apersonó al estudio de Max T. Vargas en Arequipa para comprar materiales fotográficos para su propia práctica. También compró una serie de fotografías de Cusco y del sur andino, que fueron valoradas por Uhle como importantes documentos visuales.

En esta historia es importante la figura de Martín Chambi, quien empezó a trabajar en el estudio arequipeño de Max T. Vargas en 1908. Allí aprendió, entre otras lecciones, la noción de fotografía documental sobre monumentos históricos. Desde que Chambi se estableciera en Cusco, en 1920, logró una fama indiscutible, y no dejó de reconocer a Max T. Vargas como su gran maestro.

Cusco Revelado es una prueba de la influencia del arequipeño Max T. Vargas en la configuración de la visualidad andina. Estas fotografías constituyen el origen de un discurso visual moderno a inicios del siglo XX del Cusco, la ciudad histórica.

De acuerdo con la investigación realizada por Garay durante una estancia en Berlín, los científicos alemanes tuvieron la costumbre de adquirir, intercambiar y preservar imágenes fotográficas de la época para respaldar sus investigaciones. Incluso de hacer sus propios registros como el caso de Max Ulhe. Estas imágenes fueron donadas o vendidas posteriormente al Instituto Iberoamericano de Berlín, y hoy  salen a luz por primera vez. En síntesis, se trata de una obra cusqueña de procedencia alemana, pero con una mirada primigenia netamente arequipeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE