Colegio de Arquitectos invoca al municipio no iniciar obras en Viaducto Salaverry sin permisos

Noticias El Búho

La Municipalidad no debe iniciar la obra del  Viaducto Salaverry en vista que el expediente técnico presentado no está completo. Así se manifestó el Colegio de Arquitectos, tras analizar los documentos presentados por el municipio en relación a la obra.

En pronunciamiento emitido, señalan que la obra no cuenta con los permisos y aprobaciones de las entidades involucradas, antes de su ejecución. Además, no se adjunta la certificación de aprobación del estudio de impacto ambiental por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Y no emplea la normativa internacional para diseño vial urbano.

Adicionalmente, no se incluye la parada N° 36 previsto en los estudios del SIT, no garantiza la continuidad de la vía Salaverry-Alcides Carrión y se debe corregir el diseño de las intersecciones dando prioridad a los peatones.

Así se pronunció la Comisión de Ordenamiento Territorial del Colegio de Arquitectos de Arequipa. Respecto a las observaciones al expediente técnico de la obra Viaducto Salaverry, informó el Decano, Félix Solís Llapa. Fue luego de recibir el informe técnico elevado a su despacho por la comisión.

OBSERVACIONES TÉCNICAS

Entre las observaciones técnicas más importantes se encuentran las siguientes:

1.- Del contenido del expediente técnico. Falta listado de materiales y equipos, cotizaciones locales de materiales y equipos, antecedentes históricos. Respecto al presupuesto, el SEACE indica que “el valor referencial no debe tener una antigüedad mayor a 6 meses respecto a la fecha de la convocatoria”.  El presupuesto tiene fecha enero del 2017 y la convocatoria tiene fecha del 18 de agosto del 2017.

 2.- De los permisos y aprobaciones. Según el SEACE, los expedientes técnicos deben contar con permisos y aprobaciones de entidades vinculadas. No se ha adjuntado al expediente concreto del viaducto: el certificado de inexistencia de restos emitido por la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura. Además, los del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Oficina del Sistema Integrado de Transportes de Arequipa, Oficina del Centro Histórico de Arequipa y Ministerio de Cultura.

3.- De la normatividad empleada. El sector correspondiente no regula ni establece lineamientos nacionales del diseño de vías urbanas. Por tanto, los proyectos viales deben apoyarse en normas internacionales. Estas son la norma AASHTO (p 1-11) para diseño geométrico urbano. La guía NACTO para el Diseño de Vías Urbanas de la Asociación Nacional de Departamentos de Transporte de los Estados Unidos (NACTO, 2013). Y también el Manual de Vialidad Urbana (MINVU-Chile).

4.- Del Estudio de Impacto Ambiental: No adjunta la aprobación del EIA por el MTC, lo que impide dar inicio a la Obra. Otro tipo de estudio no corresponde porque el SIT aún no está en operatividad.

DEL DISEÑO Y LOS PEATONES

 5.- De la integración con el Sistema Integrado del Transporte: no se incorporó la parada 36 de la línea troncal A. Según los estudios de micro modelación con los que cuenta la Municipalidad (CAF-EMBARQ, 2009) contará con un movimiento de 1,848 pasajeros en hora pico. Pero al 2017 debe ser superior. Deja al sistema en el entorno del centro, segmento de 1 km desabastecido desde San Juan de Dios hasta el Hospital General.

6.- De la integración con la Ciudad. La vía Socabaya, dentro del PDM, está catalogada como vía arterial. La salida del viaducto (sentido nor oeste-sur este) no se conecta adecuadamente con el intercambio vial del Palomar ni con la Av. Alcides Carreón. Esta situación es grave dado de que en las inmediaciones (Urb. San Jerónimo) no existen vías alternas con continuidad  Nor Oeste-Sur Este para canalizar los 7 mil vehículos que se desplazas en esa dirección. El intercambio Palomar no funciona en la actualidad debido a la ausencia del viaducto. El diseño propuesto no soluciona esa deficiencia.Desconectar el eje Salaverry-Alcides Carreón como se está proponiendo, es un craso error.

 7.- Del Desarrollo de las Vías Peatonales. Las intersecciones propuestas con cruceros desfasados, no favorecen la continuidad de la circulación peatonal (La Merced- Bolívar, Tacna y Arica, Álvarez Thomas-Salaverry). Estos problemas de diseño no solo generaran inconvenientes en la circulación peatonal, sino situaciones de inseguridad vial (mayor exposición). Los cruceros peatonales deben “estar alienados con la franja de circulación peatonal, evitando desvíos inconvenientes”. Asimismo, existe mucha exposición de los peatones al tráfico vehicular (cruceros desconectados de las esquinas, radio de giro excesivos). Hay ensanches de áreas verdes que desaprovechan el escaso espacio disponible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE