En esta hora

Columna de humo Jimmy Marroquín

Se ha llegado, creo, a una instancia crucial en esta turbulenta sucesión de indignidades y vilezas que caracteriza, en su gran parte, a la política peruana; y que, obscenamente, se nos muestra en estos días. La lucidez aconseja:
a) Que Martín Vizcarra asuma el gobierno, y todos aquellos que creemos en la democracia y el equilibrio de poderes, debemos defender su mandato férreamente, frente a la jauría fujimorista.
b) Proteger la institucionalidad, precaria, pero aún existente; eso significa que se debe cerrar filas en la defensa del Fiscal de la Nación, del Tribunal Constitucional y de todos aquellos órganos del Estado amenazados por la horda de la matonería congresal, que pretende avasallar cualquier espacio de independencia y autonomía que les haga frente.
c) Exigir que todos aquellos implicados en actos corruptos sean procesados y, si se demuestra su culpabilidad en un juicio justo y con pleno respeto del debido proceso, sean condenados con el rigor y la severidad que corresponda. Basta de impunidades, pero, también, basta de la demagogia judicial, que ha hecho de las prisiones preventivas un acto de linchamiento, motivado por el morbo y el sadismo populachero, que nada tiene que ver con la justicia.
d) Reafirmar la ciudadanía como el ejercicio siempre vigilante y crítico del poder.

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE