¿Qué perjuicios traerá la paralización del tramo III de la Variante de Uchumayo?

Destacados Noticias Avatar

Muchas dudas existen sobre la culminación de la carretera Variante de Uchumayo – tramo III, principal vía de ingreso a Arequipa. La gobernadora Yamila Osorio, había anunciado que la obra estaría culminada en diciembre último. Sin embargo, días después, el Gobierno Regional decidió disolver el contrato con la constructora Ingenieros Civiles y Contratistas Generales (ICCGSA).

obras infreaestructura

Cabe señalar que el contrato se suscribió en diciembre de 2015. Los trabajos de la Variante de Uchumayo – tramo III iban a empezar en enero del año siguiente. Empero, hubo retrasos en la entrega de terrenos, por lo tanto, la ejecución arrancó en setiembre de 2016. Tardarían 11 meses en culminar el proyecto, pero eso no se ha dado. En conclusión, desde el 2016 a la fecha no se ha podido construir 1.5 kilómetros de vía. Esta es la historia de este tramo de la megaobra.

 

Perjuicio social y económico

En esta situación, la pregunta es: ¿Qué efectos traerá la paralización de este proyecto para la región? Para responder a esta interrogante consultamos al ingeniero civil experto, Luis Becerra Stock. Actualmente, se desempeña como coordinador del Programa Profesional de Ingeniería Civil de la Universidad Católica San Pablo.

variante de Uchumayo

Luis Becerra Stock, coordinador del Programa Profesional de Ingeniería Civil de la Universidad Católica San Pablo

Para el profesional es claro que el retraso en la Variante traerá perjuicio económico y social.  Según explicó, el proyecto tendrá que pasar por una etapa de transición que demandará un mes, como mínimo. En este periodo, el Gobierno Regional tendrá que elaborar un nuevo expediente técnico de evaluación y reinicio de obras. Esto demandará presupuesto y tiempo. El documento permitirá conocer hasta dónde la empresa avanzó con el proyecto y qué necesidades se tiene para culminarlo. Sin embargo, aquí el especialista hace un cuestionamiento.

“¿De dónde se va sacar recursos para pagar los sobrecostos de obra? Esto no estuvo presupuestado en ningún lado. Van a tener que hacer un expediente para culminar la obra, y esto es un sobrecosto. Es más barato terminar el proyecto con la constructora que estaba a cargo que contratar a una nueva”, indicó.

Pero eso no es todo. El Gobierno Regional también tendrá que tener un Plan de Trabajo que permita establecer el reinicio y término del proyecto. Este plan, al igual que el expediente técnico, debe integrar las opiniones y recomendaciones de los colegios profesionales y universidades.  Con todo esto, el reinicio de obras se daría recién en febrero o marzo.

GRA salva de responsabilidades a ICCGSA

Al dejar nulo el contrato, el Gobierno Regional de Arequipa no podrá cobrar las penalidades por retraso e incumplimiento, enfatiza Becerra Stock. Estos derechos se perdieron luego de firmar la resolución del contrato.

“Por día de atraso de obra hay penalidades, pero quién las va a pagar. La decisión del GRA salvó de toda responsabilidad contractual a la empresa”, afirma.

Asimismo, el GRA tendrá que comprobar, con documentos, que ICCGSA incumplió el contrato para ejecutar la carta fianza.

“Se tiene que notificar a ICCGSA que se va ejecutar la carta fianza y se debe notificar con buenos argumentos legales. Tienen que demostrar que hubo abandono efectivo y deben ponerse de acuerdo con la empresa”.

Asimismo, señaló que un proceso de arbitraje, entre el GRA e ICCGSA tardará años en resolverse y nada asegura que el Tribunal Arbitral le dé la razón al Gobierno Regional. Por lo tanto, se podría generar un perjuicio económico.

Más congestión con el tramo II

A mediados de enero comenzará la construcción del tramo II. El trazo comprende desde el grifo Clements hasta la vía de Evitamiento.

Becerra Stock señala que, cuando se ideó el proyecto de la Variante de Uchumayo en partes, fue justamente para evitar la congestión vehicular. Actualmente, los autos tardan una hora para cruzar desde San José hasta el kilómetro 48, agregó. Con la ejecución de este tramo, el tránsito será más denso y caótico.

“Si hubiera un terremoto, estamos colapsados porque no hay salidas adecuadas en la ciudad. Arequipa parece un campo de guerra, que nuestras autoridades se han encargado de crearlo. Parece que la soberbia de algunas autoridades, por algún motivo, no permite que se involucren a los colegios profesionales y universidades”.

La recomendación que hace el experto a las autoridades es informar con claridad a la población e invitar a participar a los técnicos y especialistas de la Sociedad Civil. Pidió dejar de lado los intereses políticos y preocuparse más por el desarrollo de la ciudad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE