Yamila Osorio sobre Majes Siguas II: “Hay intereses para paralizar el proyecto”

Destacados Noticias El Búho

La gobernadora de Arequipa, Yamila Osorio, decidió responder las críticas que ha recibido en las últimas semanas por el proyecto Majes Siguas II. Expresando su malestar por lo que considera informaciones malintencionadas, respondió las dudas y cuestionamientos sobre la obra, hoy paralizada. Dijo que hay un “ruido político para hacer ver cosas que no son”, dejando en claro que hay intereses en paralizar el proyecto.

proyecto MajesSus declaraciones se producen en un contexto en el que el Congreso ha aprobado designar una Comisión Investigadora del proyecto. No obstante, las palabras de la gobernadora estuvieron dirigidas a precisar tres aspectos importantes del proyecto que a continuación pasamos a detallar.

Costo y situación del proyecto

La primera autoridad de Arequipa rechazó que el proyecto haya elevado su costo durante su gestión. Explicó que la última actualización se hizo en diciembre de 2014, en la gestión regional anterior, manteniéndose el valor de 550 millones de dólares a la fecha. Esto en respuesta al informe de Contraloría que advierte un incremento del 74%, entre el 2010 y el 2015.

Añadió que este monto fue aprobado por el Consejo Regional, mientras ella se encontraba de licencia por su postulación. También dijo que la actualización de costos fue aprobada en el Congreso de la República, con el voto a favor de varios congresistas arequipeños. Entre ellos, Justiniano Apaza, quien hoy critica los costos del proyecto.

Asimismo, informó que el proyecto ha tenido optimizaciones “sin irrogar un sol al Estado”. Por tanto, se mantiene hasta el momento 12 adendas firmadas. Y solo una que tenía que ver con incremento de costos, la de diciembre de 2014. El resto fueron para ampliación de plazos, por el problema judicial que ocurrió con Cusco.

En este sentido, dijo que Majes Siguas II tiene un progreso total de 16%, desde noviembre hasta la fecha. Precisó que las obras preliminares tienen un 100% de avance.

En cuanto a la primera fase (túnel y bocatoma), se registra un adelanto del 35%. Y esperan la aprobación del cambio tecnológico para comenzar la segunda fase (construcción de represas).

No obstante, reconoció que el proyecto está paralizado, debido al surgimiento de “nuevos hechos circunstanciales”, pero añadió estar confiada en su pronta reanudación, porque las negociaciones están en marcha. Tras la asunción de un nuevo gobierno, contó que ya se ha nombrado a los nuevos representantes del Minagri, el Mef y Proinvesrión.

El cambio tecnológico: canal por tubería

Los nuevos hechos circunstanciales a los que hace referencia se relacionan a la época en que Arequipa y Cusco se encontraban en litigio. Recordemos que el Gobierno Regional de Cusco demandó a la Región sustentando que el represamiento del río Apurimac dejaría desabastecida al distrito de Espinar.

El Tribunal Constitucional le dio la razón a la región Arequipa, pero se presentaron algunas modificaciones sobre el uso de caudal del río.

“Cuando se firmó el contrato de concesión (antes de la sentencia) se establecía que la cantidad de agua que teníamos que darle al río Apurimac era de 1.14 metros cúbicos por segundo. Después de la sentencia y previo estudio de la UNOPS, esto sube a 2.40 metros cúbicos, con lo que perdemos 70 millones de m3 de agua anuales”, argumentó Osorio.

La variación del caudal llevó a debatir un cambio en el sistema de riego, afirmó Osorio. Vale precisar que, inicialmente, se planteó la distribución de agua mediante canal abierto. Sin embargo, el consorcio ha propuesto reemplazar este sistema por tubería cerrada. La aprobación de esta propuesta implicará la firma de la adenda número 13.

“Proyectándonos de aquí a muchos años atrás, es que decidimos dar este paso. El cambio tecnológico va permitir ahorra tiempo al momento de la producción. Eso solo como un plus…”, justificó Osorio, sin precisar el costo que demandará este cambio.

Solo mencionó que se viene negociando un incremento que tiene que ver con estas optimizaciones y que no deberá exceder los 90 millones de incremento para no perder la viabilidad económica. Este monto sería cubierto por el gobierno central, ya que el gobierno regional no asumirá mayores costos, señaló.

Cierre financiero del proyecto

Majes Siguas II se ejecutará con dinero del sector público y privado, mediante la modalidad de Asociación Público Privada (APP). El Gobierno Nacional y Gobierno Regional financiarán poco más de 282 millones, mientras que la concesionaria costeará con 268 millones.

La participación de Cosapi, investigada en el Club de la Construcción, ha generado preocupación en el Gobierno Regional. Esto ha generado que se ponga en tela de juicio su solvencia económica, por lo tanto, el proyecto podría peligrar.

“Cosapi dice que son una empresa muy sólida y hay las garantías. En los hechos, cuando hemos conversado y hemos hecho un sondeo financiero con la SBS, lo que nos dice es que basta que haya que un proceso para que el sistema financiero no se atreva a dar créditor. Esos riesgos mi gestión no los quiere corre”, agregó.

Por lo tanto, Yamila Osorio ha puesto de manifiesto que la empresa Cosapi debe quedar fuera del proyecto. Dijo confiar en que, este tiempo, mientras duran las negociaciones para la adenda 13, este tempa quede resuelto y , finalmente, se tenga el cierre financiero por parte del consorcio, integrado actualmente por la española Cobra y Cosapi.

Yamila Osorio: “Hay ruido político”

Yamila Osorio hizo hincapié en que su gestión se preocupó en entregar un proyecto competitivo y moderno. “Majes Siguas II es un proyecto que no tiene camiseta política. Nosotros como gestión estamos enfocados en darle a Arequipa y al país un proyecto competitivo y moderno. Esperamos que no se caiga y que no haya manoseo político”.

Señaló que por “este ruido político proyectos como Chinecas y Chincheros quedaron paralizados durante la gestión de Pedro Pablo Kuczynski. Con esto dio a entender que el fujimorismo estaría detrás de la intención de paralizar proyectos importantes como éste.

“Esta secuencia de cosas y el accionar político de los últimos años, nos puede llevar a una conclusión. No sé si probablemente muy atrevida de nuestra parte, pero parece que se trata de hacer mucho ruido político para hacer ver cosas que no son. Y probablemente querer que Majes Siguas II, que empezó a gatear, finalmente termine estancado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE